Groenewegen desea hablar con Jakobsen

Groenewegen se expone a un largo y complicado proceso judicial

Nicolás Van Looy / Ciclo21

11 AGOSTO

Richard Plugge, máximo responsable del equipo Jumbo-Visma, ha explicado, en una entrevista concedida a Het Nieuwsblad que Dylan Groenewegen quiere contactar con Fabio Jakobsen lo antes posible para poder hablar sobre lo sucedido en la primera etapa del Tour de Polonia.

Fabio es su amigo. Él nunca hubiera deseado esto y eso es algo que quiere hacerle saber lo antes posible”, asegura Plugge. El dirigente neerlandés añade que su sprinter “está completamente roto y está deseando poder tener un contacto normal con Fabio porque, como he dicho, son amigos. Él sabe que se salió de su trazada, pero las consecuencias han sido terribles”.

Groenewegen, que ya se mostró abatido en las primeras y únicas declaraciones que ha realizado hasta el momento, sigue, según Plugge, completamente hundido. “Todo lo sucedido no lo deseaba nadie, pero tampoco nadie pudo anticiparlo. Esperemos, por favor, que todo salga bien con Fabio, pero como equipo también tenemos que preocuparnos de Dylan. Durante las próximas semanas vamos a trabajar con él para que, en primer lugar, sea capaz de superar esta situación a nivel personal y, si lo conseguimos, esperamos que también se pueda recuperar como ciclista y como sprinter”.

Plugge también aseguró que “tenemos que afrontar el debate de la seguridad en carrera. Quiero jugar un papel protagonista en esta cuestión y ya he comenzado a mover el asunto. Ya hemos tenido las primeras conversaciones. La base de todo es que tenemos que afrontar de otra manera la seguridad en las carreras. Lo sucedido en Polonia tiene que ser un punto de inflexión”.

Próximo traslado a los Países Bajos

El actual campeón de su país, Fabio Jakobsen abandonará este miércoles el hospital en Polonia donde está ingresado y volará a los Países Bajos en un avión medicalizado justo una semana después de su impactante accidente en la primera etapa de la ronda World Tour báltica.

«Hace una semana creíamos que iba a morir», dijo el mánager del equipo belga Deceuninck, Patrick Lefevere. «Es una fantástica noticia que ahora pueda ir a Holanda, para estar más cerca de su familia». En el hospital de Leiden le aguarda una larga recuperación y rehabilitación sin fecha de regreso al ciclismo de competición.

7 AGOSTO | ACTUALIZACIÓN 18:00 HORAS

El equipo Jumbo-Visma ha esperado 48 horas desde el accidente que ha focalizado toda la atención del mundo del ciclismo para emitir un escueto pero contundente comunicado en el que, además de desear lo mejor a Fabio Jakobsen y reiterar su compromiso con el juego limpio y el respeto a las normas, ha inforado de que Dylan Groenewegen será apartado de la competición hasta que se conozca el veredicto de la Comisión Disciplinaria de la UCI.

En el mismo comunicado (que reproducimos íntegra y literalmente a continuación), el equipo Jumbo-Visma informa que el corredor neerlandés reconoce que cometió una infracción reglamentaria al cambiar la trayectoria durante la disputa del sprint.

La decisión de apartar a Groenewegen de la competición hasta conocer el veredicto de la Comisión Disciplinaria se podría asemejar –salvando las evidentes diferencias– con el proceder en el caso de una sanción por dopaje, cuando el corredor afectado es suspendido cautelarmente hasta conocer un castigo definitivo. Por supuesto, esto debería suponer que, en caso de ser finalmente sancionado, el periodo de castigo al corredor comenzaría a contar desde el mismo momento en el que fue descalificado de la carrera.

COMUNICADO JUMBO-VISMA

  1. Estamos consternados por las consecuencias del accidente. Esperamos lo mejor para Fabio Jakobsen. Nuestros pensamientos están con Fabio y esperamos de todo corazón que se recupere. También esperamos y deseamos que las otras personas involucradas se recuperen pronto. Les deseamos todo lo mejor.
  2. Los últimos dos días nos tomamos el tiempo para discutir esta situación internamente y el Equipo Jumbo-Visma consideró importante discutirlo primero con Dylan también.
  3. Dylan está devastado por lo que ha sucedido y las graves consecuencias no intencionales para los demás involucrados en el accidente. Lo siente mucho.
  4. Dylan reconoce que hizo un movimiento incorrecto al desviarse de su línea y que ha sido correctamente descalificado.
  5. El equipo Jumbo-Visma es sinónimo de deportividad justa, dentro de las reglas. Con su movimiento, Dylan rompió una regla deportiva y eso es inaceptable.
  6. Hemos decidido que Dylan no tomará parte en ninguna hasta que se conozca la resolución del Comité Disciplinario de la UCI.
  7. Apoyaremos a Dylan y su familia como equipo para superar estos momentos (mentalmente) difíciles para ellos. Algunas de las formas en que se les aborda son censurables.
  8. Por ahora, prima la salud y recuperación de Fabio. Nuestros pensamientos están con Fabio Jakobsen y las otras personas involucradas en el terrible accidente del Tour de Polonia.

ACTUALIZACIÓN 12:30 HORAS

La situación legal de Dylan Groenewegen podría haberse complicado seriamente en las últimas horas. Según la agencia de noticias polaca PAP, la fiscalía de Katowice abría abierto ya una investigación sobre lo sucedido en la disputa del sprint y, en el marco de la misma, ya habrían declarado ante la autoridad judicial tres testigos directos del inicidente.

Esta nueva vuelta de tuerca al caso podría complicar todavía mucho más la ya delicada situación de Groenewegen que, como explican expertos letrados (ver más abajo), podría enfrentarse a penas multimillonarias en un juicio realmente complicado.

9:00 HORAS

Con Lefevere pidiendo nada más y nada menos que penas de cárcel para Dylan Groenewegen por su acción en el sprint de la primera etapa del Tour de Polonia; con medio mundillo apuntando, además de  al neerlandés de Jumbo-Visma, a otras instancias como la UCI y la AICP y con todos pendientes del estado de salud de Fabio Jakobsen, la adrenalina de las primeras horas se va reposando y, poco a poco, la razón comienza a ocupar el espacio que siempre reclama en estas situaciones.

Y cuando las pasiones se calman y el cerebro toma el control, al menos en estos casos, es el turno de los abogados y de la justicia, ordinaria y/o deportiva, que son los que, finalmente, dictaminarán el castigo para todos aquellos que tengan algún tipo de responsabilidad en esta terrible situación.

El periódico belga Het Laatste Nieuws ha querido preguntarle al abogado Walter Van Steenbrugge, un letrado estrella en Bélgica que saltó a la fama en el año 2002 por su participación en el juicio por el asesinato del veterinario Karel Van Noppen, pieza central de una trama de tráfico ilegal de hormonas.

Tras aquel caso, Van Steenbrugge ha sido un habitual en programas de televisión en su país y ha sido el abogado defensor de Iljo Keisse (al que defendió en un caso de dopaje), Wout Van Aert (al que representó en su ruptura con su anterior equipo) y es, además, el letrado del Brujas C.F.

Así pues, estamos ante un buen conocedor de la maquinaria judicial deportiva y su testimonio puede servir como adelanto de lo que se le puede venir encima, principalmente, a Dylan Groenewegen si Lefevere y demás siguen adelante con sus anunciadas denuncias.

Lefevere usó palabras muy gruesas y duras contra el velocista de Jumbo-Visma y llegó a decir en algún momento que su acción fue un “intento de asesinato”. Van Steenbrugge es categórico: “la acción de Groenewegen no es un intento de asesinato, pero sí puede ser responsable de un delito por daños y lesiones ya que no estaba esprintando con los codos abiertos, algo que se podría justificar por estar en un momento de pleno esfuerzo, sino que se observa como abre el codo contra otro corredor de forma consciente. Desde mi punto de vista, es un error muy claro”.

Respecto a la anunciada denuncia de Lefevere ante la policía Polaca, Van Steenbrugge considera que “tiene una buena oportunidad de salir adelante ya que una demanda de este tipo puede tener recorrido en una doble vía. Por un lado, la vía penal, que debe determinar si realmente se cometió un delito y, por otro, la vía civil, que determinará quién es el responsable de los daños y si existió alguna negligencia”.

Pese a todo, el letrado belga explica que “no creo que Groenewegen pueda ser condenado a una pena de prisión, pero su acción sí requiere una fuerte sanción disciplinaria y, seguramente, una compensación económica por daños y perjuicios”. Una compensación que Van Steenbrugge tiene claro que “será millonaria”.

El abogado explica que “Jakobsen es un corredor joven, de 23 años, lleno de talento que, a causa de esta caída, puede no volver a correr en un año o más o, incluso, no volver a la competición nunca. Las pérdidas para el corredor y su equipo son enormes”.

Pero Van Steenbrugge avisa de que, quizás, esa responsabilidad deba ser compartida. “¿Era un final seguro? ¿Las vallas estaban colocadas conforme a los requisitos marcados? Creo que todo esto puede acabar en una responsabilidad compartida. Legalmente, esto se va a convertir en un verdadero lío”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*