Jakobsen: Carta abierta del campeón neerlandés

Jakobsen sigue en estado grave tras su caída

Nicolás Van Looy / Ciclo21

18 AGOSTO | ACTUALIZACIÓN 20:20 HORAS

Fabio Jakobsen ha reaccionado a su situación por primera vez desde su accidente. El campeón neerlandés de Deceuninck-Quick Step sufrió un grave accidente hace dos semanas durante el Tour de Polonia por el que incluso se llegó a temer por su vida. Ahora está de regreso a casa -fotos más abajo de su partida desde Pyrzowice-, donde le espera una larga recuperación. «Paso a paso puedo mirar lentamente hacia el futuro y lucharé para recuperarme«, comentaba en un blog personal publicado por su equipo.

«Han pasado dos semanas desde mi accidente en Polonia. Los médicos y las enfermeras de la línea de meta en Katowice me salvaron la vida, por lo que les estoy muy agradecido. Pasé una semana en la unidad de cuidados intensivos del Hospital St. Barbara en Sosnowiec. Aquí inmediatamente me operaron durante cinco horas y me dieron la oportunidad de vivir. Estoy muy agradecido con todos los empleados de este hospital.

Fue un período difícil y oscuro para mí en la UCI, donde tenía miedo de no sobrevivir. En parte gracias a la organización del Tour de Polonia y a mi equipo Deceuninck-Quick Step, mi familia pudo estar cerca de mí, lo que me dio mucha fuerza.

El miércoles pasado me trasladaron al Centro Médico de la Universidad de Leiden. Me admitieron en el departamento de ORL y me trataron más. Paso a paso puedo empezar a vivir de forma más independiente. Actualmente estoy en casa, donde las lesiones de mi rostro y el resto de heridas pueden seguir recuperándose. Además, tengo que descansar mucho en los próximos meses debido a una conmoción cerebral severa. En las próximas semanas y meses me someteré a múltiples cirugías y tratamientos para reparar las lesiones en mi cara.

De esta manera quiero que todos sepan que estoy muy agradecido de seguir vivo. Todos los mensajes y declaraciones de apoyo me han dado una fuerza tremenda. Paso a paso puedo mirar lentamente hacia el futuro y lucharé por recuperarme.

En particular, me gustaría agradecer al Dr. Rafael, que ha sido mi cirujano en Polonia, al Dr. Vanmol, que estuvo presente en Polonia como médico del equipo, a Patrick Lefevere que acercó a mi familia y a Agata Lang y a mi familia que, en nombre del Tour de Polonia, lo hicieron muy bien y se ocuparon de mi familia».

Comunicado de Fabio Jakobsen.

Fabio Jakobsen regresa finalmente a casa. En las imágenes inferiores se le ve abordar un avión por su propio pie para viajar a su hogar desde en el aeropuerto de Pyrzowice, al sur de Polonia. El neerlandés del Deceuninck-Quick Step fue gravemente herido en un accidente en la línea de meta de la primera etapa de la Vuelta a Polonia, en Katowice. Jakobsen ha estado en el hospital de Sosnowiec durante una semana, donde los médicos inicialmente lo mantuvieron en coma para cercionarse del estado neurológico del que no tuvo ninguna lesión grave, operado, eso sí, de las múltiples fracturas de su cara y tórax. Imágenes por © EPA/EFE.

Tres días después de la desagradable caída en el Tour de Polonia, el médico del equipo Yvan Vanmol (Deceuninck-Quick Step) hizo unos comentarios en una entrevista que dejan ver la luz al final del túnel sobre el estado de saludo de Fabio Jakobsen y su recuperación completa para regresar a la competición.

«No me atrevo a ponerle una fecha dada la gravedad del accidente», señalaba en una entrevista a Sporza. «Fabio Jakobsen lo está haciendo muy bien, está completamente consciente. No puede hablar todavía, pero comunicarte a través de mensajes de texto sí. A finales de la semana que viene estará listo para ser trasladado a Países Bajos. Lo que todavía nos preocupa es el daño facial y estético, y posiblemente el grupo de músculos alrededor de su boca. Dado que no se han afectado órganos vitales, esperamos lo mejor. Suponemos que Fabio volverá a ser ciclista. Le estamos comunicando mensajes positivos, de esa manera también aumentan las esperanzas de una mejor recuperación. Me comunico con un médico muy hábil que también habla inglés (del hospital donde está siendo atendido el corredor), el médico del equipo de intervención de meta también realizó su trabajo a la perfección. No resucitó a Fabio, sí lo intubó y permitió su rápido hospitalización. Fue crucial».

Deceunick-Quick Step ha expresado en un comunicado que la evolución de su corredor Fabio Jakobsen es favorable y desea que el desafío de regresar a la carreras del campeón neerlandés sea un incentivo para su completa rehabilitación.

El comunicado señala que el jueves por la noche se sometió a una cirugía maxilofacial de cinco horas, pudo mover sus piernas y brazos y comunicarse con los médicos, lo que inmediatamente descartó problemas neurológicos importantes, versión que también dieron desde el hospital donde atendieron al corredor. Debido a la cirugía, hablar y comer será un desafío en las próximas semnas, ya que se espera que el proceso de recuperación sea largo y arduo.

Por otro lado, según ha anunciado de forma muy escueta la organización del Tour de Polonia, Fabio Jakobsen ha despertado del coma inducido en el que se encontraba desde el pasado miércoles y su estado de salud es “bueno”.

Ahora serán los médicos que lo atienden en el hospital en el que está ingresado los que tendrán que informar, con un nuevo parte médico, de los detalles del estado general del sprinter.

El anuncio, no ha llegado exento de polémica ya que ni la familia ni el equipo del corredor habían autorizado al hospital o a la organización a hacer públicos los detalles del estado del paciente –cabe recordar aquí que, pese al evidente interés público, en estos casos priman, sobre todas las cosas, el secreto profesional entre médico y paciente–.

Pese a que el equipo todavía no ha emitido ni una sola palabra sobre la situación actual del corredor, el subdirector del hospital polaco, incluso conociendo ya el enfado que su política de comunicación ha causado en la familia y el equipo de Jakobsen, ha comparecido para dar algún detalle más de su estado actual.

Paweł Gruenpeter ha dicho que “estamos muy satisfechos de cómo van las cosas. El paciente está consciente, respira de forma independiente, mueve todas las extremidades y se comunica. Aunque todavía no es capaz de hablar”. Según la AD, los médicos polacos contradicen los rumores de que Jakobsen tuvo que ser resucitado después de su grave caída.

El director de carrera del Tour de Polonia, Czesław Lang, entrevistado por Cyclingnews, ha defendido la seguridad del final de la primera etapa en Katowice, una recta cuesta abajo que registró altas velocidades récord en la lucha por la victoria el miércoles. «Comienza en un lado de la carretera (referido al sprint), se pone un poco cuesta arriba, el grupo se estira y luego tenemos un rodaje hasta la meta, un poco cuesta abajo. Van bastante rápido allí, pero ¿alguna vez has visto un pelotón completo al final? Siempre está estirado, no es un sprint lleno de gente. Está bien preparado, los ciclistas pasan por este tramo tres o cuatro veces para que puedan verlo con antelación. Esto sucedió no por un final mal preparado o porque faltaba algo… esto fue un error (de los corredores n.d.a). Puedo entender que los velocistas se interpongan en el camino de los demás, a veces sucede. Pero aquí [Groenewegen] lanzó un codazo y empujó (a Jakobsen) hacia las vallas».

Lang, en la previa. © Getty

Y amplia. «Los velocistas tienen una mentalidad específica. Necesitan ganar, tienen visión de túnel. Así es como funciona, toman riesgos y los aceptan, de lo contrario no ganarán, no apostarán todo a una sola carta. No hay forma de asegurar completamente la carrera. Este es un final selectivo, pero no está mal diseñado. Las barreras están colocadas en ángulo, para que sus patas no sobresalgan. Se fijan y se sujetan juntas. También usamos tableros, no pancartas, ya que hubo casos en los que se metieron en las ruedas y causaron choques. Todo se preparó de la forma más segura posible», explicó.

Lang, quien temió lo peor al ver el choque, piensa que el accidente podría haber sido mucho peor con los espectadores presentes. «Creo que el miembro del jurado, que estaba en la meta, disminuyó mucho su golpe. Jakobsen primero lo golpeó y luego cayó. Tuvimos suerte de que no hubiera aficionados allí, podría haber sido peor. Las barreras cedieron y suavizaron un poco el golpe, si no lo hicieran podría haber sido peor, sería como chocar contra un árbol», finalizaba.

Respecto a su todavía grave estado y que apenas lleva unas horas despierto tras ser sacado del coma inducido en el que se encontraba desde el miércoles, Gruenpeter se ha aventurado a asegurar que “si eres capaz de sobrevivir a una caída así, seguro que podrá volver a competir en el futuro”, aunque tampoco ha dado más explicación de en qué basa esta afirmación.

ACTUALIZACIÓN 8:00 HORAS

Lo avisaron los médicos que atienden a Fabio Jakobsen (Deceuninck-Quick Step) tras la dura caída sufrida el pasado miércoles en la disputa del sprint de la primera etapa del Tour de Polonia: “hasta que Fabio no esté completamente despierto no podremos dar más novedades sobre su estado de salud”.

Aunque inicialmente habían pensado en tratar de despertar en el día de ayer al corredor neerlandés del coma inducido en el que se encuentra, finalmente desecharon esa opción y decidieron esperar hasta el día de hoy para retirar ese tratamiento y comprobar cómo responde su organismo no sólo tras la caída, sino también tras la operación de cinco horas a la que fue sometido esa misma noche para tratar sus múltiples fracturas.

De todas ellas, las que más preocupan son las que sufrió a nivel craneal y las que afectaron a su sistema respiratorio. Los médicos, que ya han descartado daños cerebrales o en la columna, explican que “lo que no tenemos claro es hasta que punto se habrá visto afectado el sistema nervioso de su cara”.

Durante las últimas horas la familia de Jakobsen ya ha llegado a Polonia en un vuelo privado fletado por Patrick Lefevere, en el que también viajaba el psicólogo del equipo Deceuninck-Quick Step que, además de ayudar a los allegados del sprinter neerlandés, tratará de ayudar al resto de los componentes del conjunto belga, muy afectados por lo ocurrido a su compañero.

6 AGOSTO

ACTUALIZACIÓN 15:00 HORAS

Finalmente, los médicos del centro hospitalario en el que se encuentra Fabio Jakobsen han decidido que no intentarán despertar al corredor de Deceuninck-Quick Step del coma artificial, al menos, hasta mañana viernes, tal y como ha informado Sporza.

Esto ha provocado, además, que apenas haya novedades significativas en el parte médico que se iba a anunciar esta tarde y que se ha saldado con la ya comentada noticia y con la afirmación, por parte de los galenos, de que “hasta que Fabio no esté completamente despierto no podremos dar más novedades sobre su estado de salud”.

Groenewegen, fractura de clavícula

Por otro lado, Dylan Groenewegen sufre una fractura de clavícula, también a consecuencia de la caída sufrida ayer y también ha tenido que pasar hoy por el quirófano por este motivo. El mánager general de Jumbo-Visma, Richard Plugge, explicaba que “he visitado a Dylan esta mañana en el hospital. Hemos dejado que nos cuente su versión de lo ocurrido. Encuentra lo ocurrido terrible y está claramente afectado”.

11:00 HORAS

La primera actualización que nos deja el día sobre el estado de salud de Fabio Jakobsen es más que esperanzadora ya que los médicos han informado de que su vida ya no corre peligro. Después de haber sido sometido a una operación quirúrgica de cinco horas de duración en la noche de ayer, el corredor de Deceuninck-Quick Step.

La situación, eso sí, sigue siendo grave y ahora la lesión que más preocupa a los médicos es la conmoción cerebral sufrida así como los problemas respiratorios a causa del tremendo impacto.

Los galenos del centro hospitalario polaco en el que se encuentra Jakobsen han informado de que tratarán de despertar al corredor del coma inducido a lo largo del día de hoy así como que facilitarán un nuevo parte médico en torno a las 14:00 horas.

Poco después de que se conociera esta noticia Dylan Groenewegen realizó sus primeras declaraciones después del accidente. El corredor utilizó su cuenta de Twitter para lanzar un mensaje en el que dice lo siguiente:

«Me parece terrible lo sucedido ayer. No encuentro las palabras para describir lo mucho que lo siento por Fabio y por el resto de los implicados en la caída. En este momento, lo más importante es la salud de Fabio. Pienso en él constantemente«.

Tras la terrible caída sufrida ayer durante la disputa del sprint de la primera etapa del Tour de Polonia ante un Dylan Groenewegen al que todo el ciclismo señala como el responsable de lo sucedido, Fabio Jakobsen, que fue puesto en coma inducido por los médicos que le atendieron, fue operado durante cinco horas en la noche de ayer.

Ya durante la intervención quirúrgica fueron llegando noticias más o menos esperanzadoras pese a la extrema gravedad de la situación. El portavoz del centro hospitalario –el adjunto al director del centro– adelantó que, si bien la vida de Jakobsen corría peligro, las primeras exploraciones habían descartado daños cerebrales y en la médula espinal, algo que siempre hace respirar con algo más de tranquilidad ante golpes tan terribles.

Lo que sí se evidenció en esa exploración fueron diversas fracturas. De ellas, las más preocupantes –y por las que fue operado– incluían una fractura del paladar y otras, las más serias, a lo largo de su sistema respiratorio, así como daños craneales que, a esas horas, todavía no se habían especificado.

Fue ya bien entrada la madrugada cuando la organización del Tour de Polonia, a la que también se ha señalado por la peligrosidad de la meta y el montaje de las vallas, daba algo más de información a través del director de carrera, Czeslaw Lang. “Acabo de volver del centro hospitalario”, decía cerca de la una de la madrugada, “y tras hablar con el director del complejo puedo decir que he respirado más tranquilo”.

El propio Lang aseguraba que “al ver la caída me temí lo peor, pero ahora ya sabemos que la situación es grave, pero que el corredor se encuentra estable”.

Ahora mismo, Jakobsen permanece en estado de coma inducido ya que una de las cosas que más preocupa a los médicos que le atienden es la dificultad respiratoria que sigue presentando el sprinter de Deceuninck-Quick Step.

Por otro lado, Edu Prades, el único corredor español que se vio involucrado en la carrera, viajará hoy rumbo a Pamplona después de haber sido confirmada una fractura vertebral. El corredor de Movistar será sometido, ya en la capital navarra, a más pruebas para determinar tanto el alcance de la lesión como el tratamiento a seguir en los próximos días.

También se encuentra fuera de peligro el juez árbitro contra el que chocó Jakobsen durante su caída. Aunque inicialmente se había informado de que los médicos de carrera habían tenido que realizar maniobras de reanimación para mantenerle con vida, finalmente la situación no fue tan grave y, aunque sufrió una lesión en la cabeza, ya se encuentra consciente y estable ingresado en el mismo hospital que el corredor neerlandés”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*