Javier Romo, del triatlón al Astana: «No sé qué corredor soy»

Romo ganando el Campeonato España sub-23 © RFEC

Javier Romo (1999) debutó en una competición ciclista a finales de julio, ganó el Campeonato de España sub-23 poco después, y el próximo año debutará en el WorldTour con el Astana hasta 2023. Destacado triatleta -fue noveno en el Mundial júnior y cuarto en el Campeonato de España absoluto en 2018-, el salto del toledano a la élite ciclista «no ha sido casualidad» sino fruto del trabajo y de su calidad.

Su exhibición en el Nacional sub-23 en Jaén quedará para el recuerdo y confirmó sin duda sus excelentes cualidades que terminó de certificar en el final de la temporada con el Baqué, cuarto en la Volta a Valencia y tercero en la Vuelta a Cantabria. Ahora le esperan nuevos retos en el ciclismo profesional.

[BLACK FRIDAY POLAR]

-Ya es oficial, correrá en el Astana los tres próximos años, ¿se lo cree ya?

-Estoy muy contento y ahora lo estoy asimilando un poco más. El salto sí que es grande. Es verdad que hace unos meses no lo hubiera imaginado, pero ha surgido así.

-¿Cómo surgió esta oportunidad de alcanzar la élite y en tan poco tiempo?

-
Fue algo progresivo. Hicimos un test antes de empezar a correr y entonces no pensaba en llegar tan alto. En alguna salida coincidí con profesionales y me animaron a competir. Empecé a entrenar solo bici hace unos meses y el Café Baqué me dio la oportunidad. Entonces, gané el Campeonato de España, fue en poco tiempo, pero sí me lo creía. Parece que ha sido un poco de casualidad, como que he tenido suerte, y tampoco es así. Yo vengo de otro deporte en el que he trabajado mucho. Por eso digo que no es tan fácil y que no es una casualidad. He dado con buena gente que me ha ayudado, pero si no tienes nivel no te llaman, no puedes llegar hasta ahí.

-¿Por qué se decidió a dar el paso del triatlón al ciclismo?

-
Tampoco fue muy complicado. Por la pandemia, no había competiciones de triatlón. No tenía nada que perder, así que decidí centrarme cien por cien en la bici estos meses y por suerte salió bien. Quizá sin pandemia no me hubiese atrevido a dar el paso.

-¿Y se esperaba esa victoria en el Campeonato de España?

-
El nivel estaba; si no hubiera sido en el Nacional, habría sido en otra carrera. Pienso que si trabajas bien y tienes el nivel, al final sale. La suerte se busca. Soy de los que piensa que las cosas has haces o no las haces, no vale hacerlas a medias.

-¿Era el ciclismo su disciplina preferida en el triatlón?

-
En triatlón siempre había tenido un nivel alto en bici, era mi mejor disciplina. Los números sabía que eran buenos pero desconocía realmente el nivel de los que competían en ciclismo. La bici era lo que me gustaba, siempre estaba dispuesto a salir en bici; la piscina por ejemplo me costaba más.

-Es un corredor de complexión grande precisamente por haber competido en triatlón.

-
El problema que tenía en el triatlón era que para la natación me faltaba mucha fuerza y por eso hacía mucho gimnasio para trabajar el tren superior. Y al pasar a la bici me sobraba un poco de peso. El entrenamiento de la bici es mucho más sencillo, entreno menos horas, descanso mejor, el cambio ha sido mejor definitivamente. Antes, era piscina, pista de atletismo, coger la bici… Estás todo el día entrenando, el triatlón es más sacrificado que la bici. Ahora entrenas por la mañana y las tardes las tienes un poco libres.

-Y ha firmado un contrato por tres temporadas que le da margen para progresar.

-
El equipo sabe que vengo de otro deporte, que quizá me falta un poco de adaptación, y me han dado la oportunidad de estar más tranquilo. La presión se la pone uno mismo y yo quiero hacerlo bastante bien desde el primer año. Yo quiero trabajar y hacer lo mejor posible lo que me pida el equipo. Sobre todo, es con (Iván) Velasco con el que más hablo del equipo, y me está ayudando mucho. No conozco a ningún corredor, pero seguro que me ayuda que haya bastantes españoles.

-¿Confía en adaptarse rápido al ciclismo profesional? ¿Hasta dónde espera llegar?


-Los números son buenos… para amateur. Esto ahora es otro mundo y hay que mejorar. No sé qué corredor soy. El tiempo lo dirá. Seguro que tengo mucho que mejorar y aprender porque esto ya es ciclismo profesional. Los españoles tienen mucha experiencia y espero aprender mucho de ellos. Yo lo que quiero es encontrar mi sitio y ser el mejor en ello. No todo el mundo puede ganar carreras; pienso que el ciclismo es mucho más que eso… ¿Una carrera? Sin duda, me gustaría disputar una grande.

-Por último, ¿de dónde es y dónde entrena?


-Soy de un pueblo pequeño de Toledo, Villafranca de los Caballeros, pero vivo en Albacete con mi hermano desde hace un año y medio. Para entrenar estoy mejor aquí, estoy mucho más centrado. Casi todo es llano y con mucho aire. Es lo que hay. Si quiero hacer un poco de nivel, tengo la Sierra del Segura y Alcaraz, en la zona de Riópar, es la zona que más gusta para entrenar.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*