La líder UCI Wiebes y Parkhotel firman la paz

Wiebes no está dispuesta a volver a vestir el maillot de su equipo / © Parkhotel

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Tras asombrar a todo el mundo encaramándose hasta el número uno del ciclismo mundial en su segundo año como profesional, la neerlandesa Lorena Wiebes (ParkHotel Valkenburg), de sólo 20 años, se ha convertido, junto a Andrey Amador, en la protagonista de las dos principales batallas extradeportivas del arranca de temporada.

Con las lógicas diferencias entre ambos –Wiebes no había llegado, al menos que se sepa, a un acuerdo con ningún otro equipo–, el costarricense y la neerlandesa compartían la misma incómoda situación: pese a tener contrato en vigor, ninguno de los dos sabía si iba a poder correr en 2020. Algo que, como poco, sería inexplicable en el caso de la mejor corredora del mundo en la actualidad.

Finalmente el Parkhotel Valkenburg, equipo de la protagonista, no iniciará proceso alguno contra ella después de que ambas partes hayan llegado a un acuerdo como comunicaron [ver al final] de forma oficial. «Hemos acordado que Lorena Wiebes continuará corriendo para el Parkhotel Valkenburg hasta el 1 de junio de 2020. A partir de esa fecha el equipo le dará a Lorena el espacio que quiera para posiblemente cambiar a otro equipo. Los procedimientos sumarios y las discusiones posteriores han desaparecido».

Cabe recordar que Wiebes tenía firmado un acuerdo con Parkhotel-Valkenburg hasta el final de la temporada 2021, por lo que, de no haber mediado un acuerdo previo entre ambas partes, la corredora habría tenido que afrontar todavía dos temporadas completas antes de poder cambiar de aires. Ahora ya solo son cinco meses.

El caso de Wiebes se remontó a finales del pasado mes de diciembre, cuando, en declaraciones realizadas a NOS, que “las relaciones con los responsables del Parkhotel-Valkenburg son tan malas que ya no quiero seguir corriendo en ese equipo”. La jovencísima corredora de Países Bajos explicaba que “quiero dar un paso adelante en mi carrera y es algo sobre lo que ya he hablado con el equipo, pero las conversaciones se han alargado demasiado”.

Estas declaraciones, realizadas el día 28 de enero, contenían también un ultimátum: “quiero saber algo antes del día 1 de enero, pero ya no quiero correr para este equipo”. La fecha indicada no sólo se refería al inicio del nuevo año sino que cobraba mucha más importancia ya que marca el final del periodo de fichajes en el ciclismo. Ahora, al menos si Wiebes mantiene su negativa de correr para el que ha sido su equipo los últimos dos años, deberá esperar, al menos, hasta el día 1 de junio para recalar en otro equipo.

Ya en esos últimos días de 2019 reconocía que “es una pena que las cosas vayan a terminar así, pero existe una gran posibilidad de que no siga corriendo y me dedique al kickboxing, una actividad que también me gusta. La idea sería siempre volver a competir el día 1 de junio. ¿Con qué equipo? Podría firmar por varios equipos, pero ya veremos dónde voy”.

Parkhotel-Valkenburg denunció a la corredora

El año terminó y las dos partes no acercaron posturas. Tanto es así que el equipo denunció a la corredora ante el juzgado por incumplimiento de contrato. En este caso, al contrario de lo que sucede con Amador, la UCI no hubiera actuado como entidad decisoria ya que Wiebes no tenía firmado ningún otro acuerdo y, por lo tanto, se trataba de una cuestión que se debía dirimir en el juzgado.

COMUNICADO OFICIAL

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*