ASO, organizadora del Tour, no pondrá trabas a Froome

christian-prudhomme_aso_recurso

Christian Prudhomme es la cara de ASO / © AFP

Nicolás Van Looy – Redacción / Ciclo21

¿Quién le pone el cascabel al ‘gato’ Froome? El Tour de Francia, desde luego que no. ASO, la empresa organizadora, no impedirá la participación del -por ahora- ganador del Giro de Italia 2018 en la ronda gala. Christian Prudhomme, director de carrera, ni quiere ni puede hacerlo, y se ha encargado de recalcarlo para derivar la presión hacia la UCI.



«David Lappartient -presidente de la UCI- ha dicho varias veces que esta decisión debe ser tomada por la UCI. Necesitamos una respuesta, o al menos alguna aclaración. Si no, será una derrota para todos «, indicó Prudhomme en declaraciones al canal de televisión australiano SBS. «Nosotros sólo nos encargamos de la organización. No ponemos las reglas; tenemos que seguir las de la UCI», ha añadido el gerente de ASO.

Por su parte, Romain Bardet (Ag2r), ha cargado duramente contra Froome: “En su lugar, no estaría considerando tomar la salida en el Tour”, dijo a Het Nieuwsblad y AFP. “No me siento cómodo comentando sobre un caso del que todos -Froome el primero- nos avergonzamos”, añadió.

“Si estuviera en sus zapatos, no partiría en el Tour y me sentiría muy incómodo, pero por otro lado, las reglas le permiten correr y respeto que él decida eso”, explicó Bardet, quien luego profundizó un poco más. “Coincido con Dumoulin en que no haríamos lo mismo, pero las normas lo avalan y, además, su equipo no está en el MPCC (NdR: Movimiento Por un Ciclismo Creíble) como el mío”, indicó.

“Allí adoptamos un principio fundamental de adoptar la suspensión provisoria hasta que el caso se resuelva”, apuntó el francés. “Lamento mucho que esto siga así justo para el Tour, que lo deportivo quede empañado por este caso. Se torna doloroso tener que responder sobre lo mismo”, zanjó el líder de Ag2r. Pablo Martín Palermo / CiclismoInternacional

11 abril.

Si hace 15 días el presidente de la UCI mostraba en la prensa italiana tener pocas esperanzas en que el caso Froome se resolviera antes del Giro, ahora David Lappartient ha expresado la misma incertidumbre en L’Equipe francés en que se consiga esclarecer antes del Tour. Han pasado casi cuatro meses desde que se anunció el resultado adverso del británico del Sky por una cantidad anormalmente elevada salbutamol en una muestra recogida durante la Vuelta a España 2017 y el proceso técnico-legal avanza muy lentamente, algo que, según Lappartient, no es beneficioso para nadie.

«No pensé que fuera a llevar tanto tiempo», admite, «Espero que se resuelva antes del Tour de Francia, porque esta situación es insostenible para los organizadores, para la UCI y para el corredor mismo«, subraya Lappartient. A 22 días para el comienzo de la ‘corsa rosa’ parece seguro que Froome tomará la salida en Jerusalén. Para el Tour restan 87 fechas, pero no está claro que el caso se pueda juzgar antes del 7 de julio: «Es un proceso complejo. Froome tiene muchos y buenos abogados. Considera que respetó las reglas y ha invertido muchos medios en la investigación para su defensa», afirma Lappartient.

20 marzo.

Aunque su esperanza y deseo es que el caso Froome “se resuelva lo antes posible, antes de que empiece el Giro”, lo cierto es que el presidente de la UCI, el francés David Lappartient, no las tiene todas consigo y, en declaraciones a La Gazetta dello Sport ha reconocido que “no creo que sea posible resolverlo antes del Giro”.

El máximo responsable de la UCI, que en una entrevista concedida en exclusiva a este medio ya reconoció que tiene las manos muy atadas en cuanto a poder de decisión en todo lo relativo al último gran affaire del ciclismo mundial, explica que “seguimos trabajando intensamente en este asunto, pero es una cuestión con muchas aristas técnicas. Es algo que requiere tiempo. Entiendo que los aficionados quieren una respuesta rápida, pero en la UCI tenemos unos procedimientos muy marcados que seguir para proteger la credibilidad de nuestro deporte”.

Lappartient, que en Ciclo 21 aseguró que uno de los principales motivos por el que el proceso se está alargando tanto es porque “un corredor como Chris Froome tiene más dinero, más apoyo económico y más oportunidades para rodearse de expertos que defiendan su casosigue ahora manteniendo esa misma tesis y explica que “sus abogados y los de la UCI están ahora confrontando sus puntos de vista. Las dos partes tienen abogados muy buenos. Este asunto es mucho más complicado que un caso normal”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*