Las preguntas de Wiggins tras el archivo de la UKAD

Bradley Wiggins podrá descansar tranquilo tras conocerse la noticia

Nicolás Van LooyRafa Mora / Ciclo21

Sir Bradley Wiggins, el hoy remero pero antaño ganador de un Tour, respira tranquilo. Así lo ha dejado claro en las cuentas de las diferentes redes sociales que gestiona y en las que, habitualmente, lo vemos evolucionar en un cambio físico espeluznante de cara a su sueño de los Juegos Olímpicos dándole al remo. El hoy fornido ex-ciclista ha expresado, sin embargo, su decepción con la UK Anti-Doping (UKAD), porque, según explica, “no son capaces de determinar mi inocencia en un 100%”. Y se hace preguntas. Muchas y directas, como preguntarse quién dijo qué para acusarle y por qué se le dio credibilidad.

“No hay evidencia alguna en mi contra. Estoy desilusionado por el comunicado de la UKAD, que tardó tanto tiempo con la investigación, causándome un duro daño, y aún así, no son capaces de determinar mi inocencia en un 100%”. Contundente el británico en sus palabras ante una situación que le ha generado un peso que él considera injusto por unas acusaciones que cree fuera de lugar y que han generado una situación dramática en su entorno: “Este periodo ha sido un infierno, para mí y mi familia, lleno de especulaciones”. Considera que contra él se ha llevado a cabo “una caza de brujas”.

En todo caso, Wiggins se plantea dudas: “Sólo ahora, después de 14 meses de espera, puedo hablar y hacer algunas preguntas”. Estas: “¿De dónde vino la información para iniciar la investigación? ¿Quién fue la fuente? ¿Qué dijo exactamente esa persona y a quién? ¿Por qué la UKAD consideró apropiado tratarlo como una acusación creíble? ¿Es ahora de interés público revelar esta fuente? ¿Por qué se ha tardado tanto en sacar estas conclusiones? ¿Cuánto dinero de los contribuyentes se ha gastado hasta ahora en esta investigación?”.

Dicho esto, Wiggo, que se prepara hoy en día a conciencia por llegar a los Juegos Olímpicos como remero, asegura en su escrito que declaró durante 90 minutos el 28 de noviembre de 2016 ante la UKAD solícito y “asistiéndolos en todo lo que me pidieron”. Asimismo, explica que puede ir más allá ahora, porque quiere saber “el origen de las acusaciones que empezaron este calvario”.

El hoy remero cierra su mensaje dejando clara su máxima confianza al trabajo del doctor Freeman, y solicita a los medios de comunicación que le dejen tranquilo un tiempo a la espera de que, en todo caso, se pronuncie en cualquier otro sentido. Porque Wiggins, en silencio, sigue remando.

15 noviembre

El equipo Sky ha anunciado hoy, a través de un comunicado en su página web, la decisión de UK Anti-Doping (UKAD), la agencia contra el dopaje del Reino Unido, de archivar el caso que venía investigando sobre el sospechoso paquete que le fue entregado a Sir Bradley Wiggins en el Criterium du Dauphine de 2011.

La investigación, como cabe recordar, se inició después de que se acusara al equipo Sky de haber entregado un paquete con sustancias prohibidas a su entonces corredor, Sir Bradley Wiggins, durante la disputa del Criterium du Dauphine de 2011, cuando ya era uno de los grandes aspirantes al triunfo del Tour de Francia, algo que conseguiría finalmente en 2012.

“Nos complace anunciar que la UKAD ha concluido su investigación y que no tomarán ninguna medida adicional. Siempre hemos mantenido que no hubo infracciones y hemos cooperado completamente con este organismo durante el último año”, indica una nota del Sky.

El archivo de la investigación llega después de doce meses en los que los responsables de la UKAD se han entrevistado con 37 personas relacionadas de una u otra manera con el caso sin poder encontrar pruebas suficientes sobre el contenido de ese famoso paquete y que tanto British Cycling como Sky siempre han defendido que contenía el descongestionante legal Fluimucil, si bien esa aclaración tardó semanas en llegar una vez se desató la polémica, algo que no hizo más que aumentar las sospechas, algo por lo que el propio Sir Dave Brailsford reconoció una mala gestión por parte del equipo.

Por su parte, la UKAD ha asegurado, también a través de un comunicado, que “no se presentarán cargos por dopaje como resultado de esa investigación y todas las partes interesadas han sido informadas de ello” aunque deja la puerta abierta a futuras acciones ya que esta decisión “seguirá siendo así a menos que salgan a la luz pruebas nuevas”.

El caso, que llegó a salpicar a Chris Froome, supuso un antes y un después en la relación del cuatro veces ganador del Tour de Francia con Brailsford, con quien llegó a mostrar importantes desacuerdos en relación a los polémicos TUE.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*