Lefevere: “Si Jungels renueva, el equipo 2021 estará cerrado”

Jungels todavía no ha firmado su renovación / © Getty

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Ni un solo nuevo fichaje. Eso es lo que se ha propuesto Patrick Lefevere, mánager general del Deceuninck-Quick Step para la temporada de 2021. El máximo responsable del equipo más victorioso de los últimos años así lo ha confirmado en la columna semanal que escribe para el periódico Het Nieuwsblad en la que informa que la firma de Bob Jungels es la única que falta para que en la próxima temporada veamos a los mismos 28 corredores en su estructura.

Sin embargo, el apretón de manos entre Lefevere y Jungels no parece, al menos por el momento, un hecho seguro o cercano. El directivo belga es conocido en el pelotón por negociar con sus corredores unos fijos relativamente bajos y complementar esos ingresos con unos muy generosos incentivos por resultados. Esa táctica –entre otros muchos factores– ha sido clave para convertir al Deceuninck-Quick Step en un equipo con tantísimas victorias en los últimos años.

Sin embargo, tal y como explica el propio Lefevere, “el padre de Jungels cree que no gana lo suficiente”, algo que podría terminar quebrando una relación que arrancó en el año 2016, cuando el luxemburgués aterrizó en el equipo belga procedente del Trek.

Jungels, que cumplirá 28 años el próximo mes de septiembre, ha sumado un total de 22 triunfos en su carrera deportiva, de los que 13 han llegado vistiendo la elástica azul y blanca. Aunque es cierto que si obviamos sus títulos de campeón nacional de fondo (6) y de CRI (6), esa cifra se reduce enormemente y nos encontramos ante un corredor con una decena de triunfos entre los que destacan una etapa en el Giro de Italia (2017), una Kuurne-Bruselas-Kuurne (2019) y, por supuesto, una Lieja-Bastoña-Lieja (2018).

En ese sentido, y enfrentado a los deseos de subida salarial del padre del corredor, Patrick Lefevere explica en Wielerflits que «en 2018 ganó la Lieja-Bastoña-Lieja y se le pagó por eso. El año pasado estuvo genial hasta el E3 Harelbeke. Ganó una etapa en Colombia, se impuso en Kuurne y extendió la alfombra roja para Stybar en Harelbeke. Sin embargo, desde ese momento no volvió a estar en su pico de forma y no volvió a ser el mismo”.

Pese a todo, Lefevere sigue empeñado en contar con Jungels de cara a la próxima temporada y explica, en ese mismo medio, que los responsables del equipo han hablado ya con los representantes del corredor y que él mismo ha hablado con él por teléfono en más de una ocasión, pero “la próxima semana nos vamos a concentrar todos juntos en San Pellegrino. Bob lleva cinco años en el equipo y creo que eso permite que nos podamos sentar a hablar de hombre a hombre. Las cosas no siempre se tienen que hacer con los representantes de por medio”.

Aunque sí es algo verdaderamente curioso, en caso de que el luxemburgués acabe estampando su firma en una renovación con su actual equipo, esta no será la primera vez que una escuadra renueva a todos sus corredores de una campaña a otra ya que en el año 2003 el Lotto-Domo (también dirigido por Lefevere) ya lo hizo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*