Mads Pedersen. «Quiero demostrar que merezco el arcoíris»

© JoostVH Photography

El campeón del Mundo Mads Pedersen reiniciará su temporada en la próxima Vuelta a Burgos. Así, el danés tendrá la oportunidad de exhibir nuevamente su maillot arcoíris conseguido en el Campeonato Mundial de Yorkshire 2019 en la ronda castellanoleonesa, programada del 28 de julio al 1 de agosto. El corredor del Trek-Segafredo no logró los resultados que muchos habrían esperado de él en la primera parte de 2020, previa a la crisis de la pandemia mundial de la Covid19, y espera revertir la tendencia en este comprimido final de año.

Su agenda será particularmente intensa con el Tour de Polonia (5-9 de agosto) y el Tour de Francia (29 de agosto al 20 de septiembre) antes de centrarse en las clásicas, su terreno. Desafortunadamente, el largo parón le ha privado de muchos meses de competición en los que podría haber sido gran protagonista. «No tengo que mostrarle a nadie que merezco este maillot. Gané ese día y me lo merecía«, según sus palabras a Cyclingnews. «La gente me pregunta si siento o no presión, pero, para ser sincero, sé que tengo mucha sobre los hombros. Para ser 100% claro si hay alguien que quiere mostrar más este arcoíris y su respeto, soy yo. Quiero mostrar lo hermosa que es, quiero honrarla. Quiero demostrar que la merezco«.

Sus principales objetivos siguen siendo las clásicas flamencas y, sobre todo, la París-Roubaix, por lo que no es sorprendente que en algunas carreras, como sucedió al comienzo de la temporada, veremos al campeón mundial comenzar a trabajar para sus compañeros de equipo. «Cuando la gente me critica porque trabajé para Richie Porte en el Tour Down Under o por no haber intentado hacer mis cosas en el estreno de las clásicas, en serio, me importa un comino, no es mi problema. Sé lo que estoy haciendo, quiero hacerlo a mi manera y si logro los objetivos que estoy persiguiendo, nadie puede decepcionarse».

Finalmente, el ciclista de 24 años está ansioso por señalar que no importa cuántos días pueda vestir la prestigiosa prenda antes del siguiente Mundial en Suiza el 27 de septiembre. «Le digo a la gente que en diez años no recordarán cuántos días de carrera corrí de arcoíris. Lo único que se recordará es que gané en Harrogate. Estoy feliz de haber ganado un campeonato mundial y lo disfruto cada vez que puedo, ya sea una sesión de entrenamiento de una hora o una carrera de seis horas, lo disfruto. Ciertamente no puedo cambiar lo que ha producido el coronavirus, pero estoy feliz de haber ganado un Mundial y disfrutaré de las carreras que todavía tengo que correr vistiéndolo».


Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*