Marque justifica el uso “permitido” de la betametasona

Comunicado oficial de Alejandro Marque tras anunciar El País su positivo en la Vuelta a Portugal.

“Ante la diversidad de informaciones aparecidas en los medios de comunicación, en el día de hoy, relativas a la detección en mí orina de la sustancia Betametasona, quiero hacer las siguientes matizaciones, aclaraciones:

En primer lugar informaros que la Betametasona, es un glucocorticoide que se utiliza en medicina por sus propiedades inmunosupresoras y antiinflamatorias, es una sustancia permitida, sólo se ve limitado su uso dentro de competición y así aparece recogido en las Lista de Sustancias Prohibidas de la AMA S9.

Como consecuencia del proceso patológico sufrido en mi rodilla derecha y después de habérseme administrado tratamiento fisioterapéutico y oral, sin resultados favorables, ante la proximidad de la prueba más importante del calendario portugués, la Volta a Portugal, y viéndose seriamente comprometida mi participación en la misma, fui infiltrado con este principio en dos ocasiones, tanto mi equipo, como la UCI tenían total conocimiento del uso de esta sustancia, tal y como aparece debidamente justificado en la correspondiente AUT, así mismo, cuando fui sometido a control antidopaje, se lo comuniqué oralmente al comisario competente, e incluso, yo mismo lo he reflejado de manera escrita en el formulario de control, por tanto no existió por parte de mi persona intención alguna de ocultación o reserva en el uso de la sustancia mencionada (betametasona).

Durante la celebración de la prueba he tenido que ser atendido como mínimo en dos ocasiones por los médicos de carrera. Mis allegados y la gente más cercana, eran conocedores de que la situación de mi rodilla era crítica, algo que oculté a los medios de comunicación para no despertar alarma ante mis rivales. Durante el transcurso de la última etapa el dolor era tal, que casi me veo obligado a bajarme de la bici (de eso existen documentos gráficos que lo acreditan). Una vez finalizada la Volta, tardé 10 días en poder salir a rodar un poco y, durante ese tiempo, incluso mis amigos bromeaban con mi cojera.

Hasta no hace mucho he sido tratado por esta lesión de cara a la próxima temporada.

Por todo ello y habiendo puesto la debida diligencia por mi parte, considero que la aparición de dicha sustancia en mi organismo está suficientemente acreditada, ya que no existió por mi parte ningún tipo de intención o engaño en el uso de la betametasona, que el uso de la misma ha sido siempre bajo prescripción médica, observando todos y cada uno de las disposiciones y mandatos de la Unión Ciclista Internacional, sin más propósito o intención que la cura de mis afecciones en la rodilla, asegurando mi participación en la Volta a Portugal”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*