Mattia Gavazzi: “La cocaína, la bicicleta, mi historia”

GAVAZZI SAN LUIS

A sus 30 años Mattia Gavazzi, ciclista profesional y velocista del equipo Androni Giocattoli Venezuela, dirigido por Gianni Savio, se reunió con 120 muchachos y muchachas huéspedes de la comunidad de San Patrignano, cerca de San Vito de Pergine Valsugana (Torino). El evento, promovido por Aroldo Linari, director de la comunidad -con la inestimable colaboración de Gianni Savio y Giovanni Ellena- se transformó desde los primeros minutos en un diálogo ameno y sincero sobre la enseñanza de la amistad.

Para empezar Mattia, acompañado por algunos muchachos del taller de construcción de cuadros, pudo ver la realidad educativa-laboral presente en el interior de la comunidad. A continuación, el taller de los herreros y para concluir la visita guiada el taller de construcción de cuadros, que desde 1992 es uno de los puntos de referencia en Italia para la realización artesanal de cuadros de carretera y BTT, que son distribuidos por todo el territorio nacional y fuera de él. Gracias a la disponibilidad de los chicos, Mattia pudo examinar todas las fases de construcción y realización de un cuadro de carbono de alta gama, aprendiendo nuevas e interesantes informaciones a nivel técnico para la temporada 2014.

A las seis de la tarde, en el teatro comunitario se abrió el debate en el que Mattia contó su historia como un hombre, antes de que el ciclista, en compañía de todos los chicos y chicas de la comunidad dedicados al reciclaje.

“Yo no soy nadie y no estoy aquí para deciros cuál es el camino correcto para superar el problema de la adicción a las drogas que ha condicionado varias veces mi vida y mi carrera como ciclista – declaró Mattia – Hoy continúo mi camino, aunque ya no dentro de una comunidad. Empecé con la cocaína a los 17 años, Era el mes de julio y todos los chicos de mi pueblo estaban de vacaciones. No podía permitírmelo porque corría. Una noche, un amigo mayor que yo, sacó una bolsita y colocó el polvo sobre el espejo de la moto, preguntándome si quería probar y así empezó todo. Para mí, entonces, era un juego porque muchos otros chicos lo hacían, pero no era ninguna broma: se convierte en un hábito, acabas dentro y antes o después tienes que rendirte cuentas a ti mismo”.

La bicicleta ha sido para mi una suerte, pero a la vez una desgracia. Iba a las carreras y era el Mattia Gavazzi que ganaba. Luego llegaba a casa, tenía dinero en el bolsillo y siempre acababa con el mismo problema habitual que olvidaba enseguida porque la ocasión de salir a correr me hacía dejar a un lado todo, cuando en realidad no había resuelto nada. Después de ocho años vividos al límite, tres positivos en controles antidopaje y una sanción que no iba a permitirme volver a subirme en la bici, tuve la oportunidad de conocer a Giovanni Mazzi, uno de los coordinadores de la comunidad Exodus y, de esta forma entré en la comunidad, pero no fue fácil. Luché conmigo mismo y un día incluso me escapé con una bicicleta”.

“En la comunidad de Cavriana, durante la fiesta de fin de año, me tocó perseguir a un chico que quería escapar. Intenté razonar con él y, por primera vez en mi vida, entendí el valor de ayudar a otros, pero al mismo tiempo me di cuenta que acababa de ayudarme a mí mismo. La comunidad pone a la persona frente a pruebas notables y es el lugar idóneo para encontrar la paz y comenzar a trabajar sobre sí mismos. Yo estaba acostumbrado a obtener todo enseguida: teléfono, ordenador, internet. Cuando me decían que esperara para poder hacer una llamada el sábado, para ponerme a prueba, las primeras veces era muy difícil. Luego aprendí a refrenarme los límites y el carácter: es un entrenamiento, un paso tras otro para poder salir del túnel”.

“Hoy hace más de dos años que he salido. Gianni Savio, manager del Androni Giocattoli-Venezuela me ha regalado una nueva oportunidad y he vuelto a ganar. Cierto es que el peligro siempre acecha tras la esquina, pero hacer un determinado recorrido ayuda a las personas a razonar y a comprender qué es lo que vale la pena. Aprecio cualquier persona que decide entrar y permanecer en la comunidad porque quiere decir que desea luchar y retomar su vida. La motivación es un elemento fundamental para conquistar cualquier cosa”.

Fuente Tuttobiciweb

2 comentarios

  1. Asociaciòn Sureña de Ciclismo

    Siempre el testimonio de alguien que habla desde la experiencia es positivo para todas aquellas personas que necesitan un consejo, una reflecciòn para entender que se puede solo hace falta proponerselo a uno mismo y haci podra lograr lo que se desea.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*