Mundial 2025: Ruanda y Tánger, las dos candidatas

Lappartient junto a John Ntigengwa y Aimable Bayingana, presidente de la federación ruandesa / © Rwanda Cycling

Redacción  / Ciclo21

Utrecht (Países Bajos) se queda definitivamente fuera de la carrera por el Mundial de 2025. No se trata tanto de que la ciudad que ya ha sido sede de la Grande Partenza del Giro de Italia, que ha acogido la salida del Tour de Francia y que pronto hará lo propio con la Vuelta a España haya perdido el interés por acoger la pelea por el maillot arcoíris (de hecho, podría ser tan pronto como en 2027) como que el presidente de la UCI, David Lappartient, haya confirmado de forma oficial que el ciclismo coronará a sus campeones del mundo en África por primera vez en ese año 2025.

Aprovechando una visita al Tour de Ruanda (que se enmarca, precisamente, en el viaje que la UCI ha realizado al país para inspeccionar el posible trazado de ese campeonato del mundo), el máximo responsable de la UCI ha dejado claro que el Mundial de 2025 se organizará en ese continente y eso coloca, precisamente, a Ruanda (ver más abajo) como uno de los países más probables para albergar el evento.

Pero una cita global como esta tendrá más novios y la ciudad marroquí de Tánger también ha trasladado ya a la UCI su interés por convertirse en la capital mundial del ciclismo durante la puesta en juego de los arcoíris de 2025.

La decisión final se tomará el próximo día 24 de septiembre cuando el Comité Directivo de la UCI se reúna con motivo de la celebración del Mundial de 2021 en Flandes.


11 septiembre 2018

Ruanda es ya a todos los efectos oficialmente un candidato más para el Mundial 2025 en la carrera iniciada el 27 de febrero cuando realizó su propuesta al máximo organismo del ciclismo internacional. Después de que la propia UCI, a través de su presidente David Lappertient, enfatizara repetidamente la intención de reservar esta edición por primera vez en el continente africano parecía solo cuestión de tiempo que se hiciera oficial. La reunión y la entrega de la primera documentación tuvieron lugar este 12 de septiembre con una delegación compuesta por el presidente de la Federación de Ciclismo local y el Ministro de Deportes que se reunió con el ejecutivo francés en Aigle, sede en Suiza de la UCI. 

La asignación se llevará a cabo en un año, durante el desarrollo del Mundial de 2020 que tendrá lugar en Suiza, a tiro de piedra de la sede de la UCI. Un gran avance que permitirá que la inversión continúe en el trabajo de planificación necesario para cumplir con todos los criterios de selección y realización que requiere un evento de este tipo. El recorrido ya se ha presentado y, aunque no se ha revelado públicamente, el paso por la cota de Kigali, que con los años se ha convertido en una de las imágenes simbólicas de la expansión del ciclismo en el país y, en general, en el continente, parece prácticamente confirmada.

Albergó la salida del Giro de Italia en 2010, el Grand Départ del Tour de Francia en 2015 y aspira a ser el punto de partida de la Vuelta a España en 2020. La apuesta de Utrecht por la bicicleta, tanto en su vertiente competitiva como en todo lo relacionado con la movilidad urbana es un caso de estudio y éxito como se pueden encontrar pocos en el mundo. Los responsables de la cuarta ciudad más poblada de Países Bajos, con algo menos de 350.000 habitantes, han realizado grandes esfuerzos (en inversiones) en convertir esta población en un ejemplo de movilidad sostenible con la bicicleta como el eje central de su proyecto. Además, han considerado que llevar hasta allí las más importantes citas del calendario ciclista internacional es una de las formas más eficaces de hacer que la población se sienta atraída por los pedales. Ahora, tras convertirse (si se confirma, como parece, la visita de la Vuelta a España en 2020) en la primera ciudad del mundo en albergar la salida de las tres grandes vueltas por etapas, Utrecht aspira a unir el Mundial a esa colección de eventos y trabaja en un proyecto que debe llevarla a repartir los maillots arcoíris de 2025.

Desde Business Peloton Utrecht (BPU), la entidad que trabaja en la consecución de estos eventos, trabaja sus objetivos en planes que abarcan todo un lustro. Así, tras la Grande Partenza de 2010 llegó el Tour en 2015 y lo hará la Vuelta en 2020. Por ello, el final de la siguiente etapa se sitúa, necesariamente, cinco años más tarde y, tal y como explica Cor Jansen, máximo responsable de BPU que, en cualquier caso, explica que “habrá que esperar a hacer anuncios más concretos. Por el momento, todos nuestros esfuerzos se centran en la Vuelta. Será después cuando nos sentemos a analizar con detenimiento la opción del Mundial”.

Jansen, por cierto, da por hecha la visita de la Vuelta a España en 2020 cuando desliza, en relación a esa candidatura al Mundial 2025, que “somos la primera ciudad que ha organizado la salida de las tres grandes vueltas. Sumar el Mundial sería tomar una ventaja que ninguna otra ciudad podría superar”.

Este anuncio se une al recientemente realizado por Rotterdam para albergar el Grand Départ del Tour.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*