Mundial CX: Van Aert, Van der Poel y el resto del mundo

Mundial Bieles 2017

El ciclocross llega este fin de semana a su competición más importante del año: el mundial / © Ciclo21

Mundial Heusden-Zolder 2016: De motores y campeones, el CX es maravilloso

Pascual Momparler: En Bieles podemos soñar con algo grande

Opinión Samuel Sánchez: ¿Mundial a dos? Bi-eles lo dictaminará




Nicolás Van Looy / Ciclo21

Richie Porte ya ha ganado el Tour Down Under, primera carrera World Tour del año en la carretera y eso, claro, quiere decir que el tiempo del barro se acerca a su fin. No hace tanto tiempo las cosas estaban un poco más ordenadas y los routiers no compartían protagonismo con los crosser, pero esto de la globalización ha traído –y lo que nos queda– temporadas cada vez más largas que obligan a la UCI a sacarse fechas de la manga para que el flujo de francos suizos no se detenga nunca en Aigle. Temporadas que hacen que incluso la cita más importante para la propia UCI –para los ciclistas también, pero quizás eso carezca de toda importancia en los despachos de la sede suiza– de todo el invierno, el mundial (su mundial) hay quedado fagocitado por una temporada de carretera que, evidentemente, recibe muchísima más atención de la que jamás recibirán los especialistas del barro y los circuitos. El año pasado Femke van den Driessche se encargó de que el ciclocross viviera sus tres días de gloria en todos los medios (no sólo los especializados), pero eso es mejor olvidarlo. Ahora, tras una temporada preciosa que se ha torcido un tanto en las últimas semanas a causa de caídas y lesiones, llega el momento de repartir los maillots arcoíris que, junto a las tres grandes challenges conforman el premio gordo de las ruedas gordas.

España llegaba el año pasado con el sueño mundialista de Felipe Orts como motivo de desvelo. El de La Vila Joiosa había sido sexto pocas semanas antes en el ese mismo circuito de Heusden-Zolder y los metales, aunque complicadísimos, dejaron de parecer una quimera inalcanzable por unos días. Despertó España al barro con Orts y doce meses más tarde el corredor alicantino vuelve a ser una de las grandes esperanzas del combinado español, aunque en Bieles son Jofre Cullell (que ya sabe lo que es subirse al podio en una prueba internacional este año) e Iván Feijoo los que más motivos tienen para mostrarse ambiciosos.

Cullell y Feijoo contra Pidcock

Feijoo es una de las bazas españolas / © UCI

Decíamos que Orts lo tenía complicadísimo en 2016, pero pensar que España podría volverse de Luxemburgo con alguna medalla en el avión no es una locura ni un postureo periodístico para llenar algunas líneas sobre nuestra selección. Cullell y Feijoo se han ganado el derecho a ser considerados como parte importante de la terna de aspirantes a las medallas en la prueba júnior masculina, carrera que abrirá el programa competitivo el sábado a las 11:00 horas.

Frente a ellos, además de los siempre, estará un Thomas Pidcock que está maravillando a todos y del que Sven Nys no ha dudado en asegurar que “es el próximo Peter Sagan”, unas palabras cuyo impacto no calculó bien el Caníbal de Baal ya que se complicó a sí mismo un fichaje que tenía casi cerrado al poner al británico en el radar de todos los grandes equipos del World Tour.

Felipe Orts volverá a ser el puntal español en la prueba Sub23. El campeón de España se ha visto lastrado por la mala fortuna en las últimas citas internacionales en las que ha tomado parte, pero si atendemos al detalle es fácil comprobar que el alicantino no ha perdido su golpe de pedal. Sirva como ejemplo que la pasada semana, en Hoogerheide, rozó la vuelta más rápida de carrera y sólo la caída de Quinten Hermans en la salida le privó de mantenerse en el grupo de los mejores.

El seleccionador español, Pascual Momparler, también se mostró muy optimista en cuanto a las opciones españolas en la prueba Sub23 femenina en la que no dudó en apuntar a Alicia González como una aspirante a “hacer un papel similar al de Felipe en la prueba masculina”, es decir, optar a meterse entre las cinco mejores y, por qué no, estar peleando las medallas.

Marianne Vos, a agrandar su leyenda

Marianne Vos_Baal_DVV_2017

Marianne Vos se acostumbró a ganar / © DVV Trofee

Pese a ese optimismo del técnico valenciano, parece poco realista, al menos si miramos los resultados obtenidos por nuestras corredoras en las pruebas de la Copa del Mundo, que puedan estar cerca de nombres como los de Laura Verdonschot, Ellen Noble o Evie Richards, las tres grandes favoritas al oro en la categoría de acceso a una elite en la que Marianne Vos aparece como la absoluta y casi única favorita.

La holandesa, que regresó a la competición hace poco más de un mes –justo antes de Navidad– no ha perdido el tiempo y ha demostrado que el tiempo que ha pasado lejos de los circuitos no ha hecho mella en la que ya ha vestido en siete ocasiones el maillot arcoíris y a la que en Bieles parece que sólo una catástrofe inesperada puede alejar de su octavo título.

Vos ha ganado las tres pruebas de la Copa del Mundo en las que ha tomado parte esta temporada, pero al contrario de lo que sucede entre los chicos, la prueba elite femenina no será una pelea entre dos o tres corredoras, sino que, si nos fijamos en lo que ha venido pasando todo este invierno, serán muhcas –y muy buenas– las aspirantes a todo.

Frente a Vos formará la siempre temible selección belga con Sanne Cant a la cabeza, pero con una lugarteniente de auténtico lujo y contrastada solvencia como Ellen Van Loy, que podría tirar de veteranía para, por fin, llevarse un título que hasta el momento siempre le ha sido esquivo. Frente a las belgas –y quién sabe si junto o frente a Vos– estará la holandesa Sophie De Boer, que tras la baja de Thalita De Jong, será la mujer con más opciones en Países Bajos si falla Vos. Tras ellas, Maud Kaptheijns o Lucinda Brand serán esas siempre peligrosas outsiders a la espera de poder aprovechar que las circunstancias les sean propicias.

Pero las ya mencionadas corredoras son las integrantes de las dos grandes selecciones de este mundial, pero ni mucho menos son las únicas aspirantes a todo. Enroladas en combinados menos potentes encontramos a gente como Katerina Nash, Eva Lechner o Katherine Compton, a las que no parece buena idea darles la espalda.

Van Aert, Van der Poel… ¿y alguien más?

Van der Haar amenaza al dúo de favoritos / © UCI

Pero el momento más esperado de todo el fin de semana llegará, sin duda alguna, el domingo a las 15:00 horas, cuando Wout Van Aert y Mathieu van der Poel se enzarcen en la que se espera que sea la madre de todas las batallas en esto del ciclocross. Después de un invierno en el que se han llevado al límite semana tras semana, llega el día que ambos han estado esperando desde hace meses. Desde hace, seguramente, doce meses.

La última vez que ambos se vieron las caras de manera directa fue el día 9 de enero con motivo de una suerte de kermiss cross en Otegem. Allí, justo el día después de la disputa de los distintos campeonatos nacionales, ganó Van der Poel ante un Van Aert desconectado y, seguramente, algo resacoso tras su increíble triunfo en Oostende. Eso hace que desde aquel 29 de diciembre en Loenhout en el que todo se torció, sea casi imposible hablar con propiedad de una comparativa entre uno y otro.

Van der Poel se lo ha tomado con calma. Dejó pasar la prueba de la Copa del Mundo en Fiuggi para poder completar una concentración de dos semanas en Benicàssim. Tras ello, regresó en Hoogerheide, pero no dio buenas sensaciones, aunque ahora la parroquia se divide entre los que piensan que ese día jugó de farol escondiendo sus cartas y los que piensan que jamás haría tal cosa en su circuito y que lo visto allí es un claro ejemplo de su mal estado.

Por su parte, Van Aert tampoco ha llegado tranquilo al mundial. Una lesión de rodilla le dejó fuera de Hoogerheide. El belga no necesitaba viajar a Países Bajos para la celebración de la última prueba de la Copa del Mundo ya que su triunfo en Fiuggi le había asegurado, de manera matemática, el triunfo final en la challenge de la UCI. Al igual que en el caso de su rival holandés, no hay quien opina que esa lesión jamás existió y que no fue más que una excusa para permanecer lejos de los focos y de la competición preparando con tranquilidad el mundial.

Sea como fuere, lo que parece muy complicado es que pueda surgir un hombre capaz de hacer sombra a estos dos auténticos monstruos del ciclocross en su Día D. Sin embargo, el genial fin de semana completado por Lars van der Haar ha vuelto a despertar las esperanzas de aquellos que esperan que el mundial no sea una carrera a dos.

Hace ya mucho tiempo que el holandés del Telenet-Fidea Lions es señalado como el único hombre capaz de estar al nivel de la dupla Van Aert-Van der Poel, aunque también es cierto que parece el menos regular de los tres y que su verdadero peligro radica en aquellas fechas que pueda preparar casi en exclusiva. No cabe duda de que el mundial de Bieles es una de esas fechas, pero su larguísima baja por lesión y las circunstancias de su triunfo en Hoogerheide siguen colocando a Van der Haar un escalón por debajo de los dos máximos favoritos.

Un escalón que comparte con otros hombres como Kevin Pauwels, Michael Vanthourenhout, Corné van Kessel y, si el circuito se le pone de cara, Tom Meeusen. La gran ventaja –que a la vez es su gran problema– es que se encuentran integrados en los potentísimos combinados belga y holandés donde hay dos capitanes muy claros y donde todos los demás sólo tienen dos alternativas posibles: ganar y ser héroes o jugar sus cartas, no ganar y ser, automáticamente, tachados de traidores por perjudicar los intereses de su país.

Es, por lo tanto, una complicadísima elección para cualquiera de ellos. Una apuesta de todo o nada donde el que más cómodo se siente es un Tom Meeusen que lleva toda la temporada nadando a contracorriente en su equipo, pero que sabe que cuenta con el favor incondicional de los aficionados.

Será, en cualquier caso, la madre de todas las batallas. Será un enfrentamiento directo entre dos de los grandes generales de la historia de este deporte o una guerra de guerrillas entre soldados de fortuna que buscarán la gloria personal o, incluso, una confrontación con dos frentes claramente definidos. Sea como fuere y tal y como ya dejó escrito en Ciclo 21 el campeón olímpico Samuel Sánchez: el espectáculo está servido porque… el ciclocross es lo que tiene.

Programa oficial Bieles 2017

Fecha Horario Evento
Jueves, 26 de enero 09:00 a 11:00 Inspección del circuito por parte de la UCI
14:00 a 16:00 Entrenamiento oficial
Viernes, 27 de enero 09:00 a 12:00 Confirmación de participantes
10:00 a 12:00 Entrenamiento oficial
14:00 a 16:00 Entrenamiento oficial
17:00 a 17:30 Reunión de seleccionadores
Presentación del Mundial 2018
Sábado, 28 de enero 09:00 a 10:30 Entrenamiento oficial
11:00 Mundial Júnior Masculino

Iván Feijoo

Jofre Cullell

Xabier Murias

11:45 a 12:30 Entrenamiento oficial
13:00 Mundial Sub23 Femenino
Alicia GonzálezAlba Teruel
14:00 a 14:30 Entrenamiento oficial
15:00 Mundial Elite Femenino

Aída Nuño

Lucía González

Domingo, 29 de enero 09:00 a 10:30 Entrenamiento oficial
11:00 Mundial Sub23 Masculino

Felipe Orts

Jokin Alberdi

12:15 a 14:30 Entrenamiento oficial
15:00 Mundial Elite Masculino

Ismael Esteban

Aitor Hernández

Javier Ruiz de Larrinaga

Kevin Suárez

 

DESCARGAR Y MATERIAL ADICIONAL

Guía técnica oficial UCI (En inglés)

Palmarés Mundial 1996-2016 (© RFEC)

Inscritos prueba Júnior Masculina

Inscritas prueba Sub 23 Femenina

Inscritos prueba Sub 23 Masculina

Inscritas prueba Elite femenina

Inscritos prueba Elite Masculina

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*