Mundial pista: Dinamarca arrasa en la madison; España, 10ª

Hansen y Morkov, impresionantes. Foto: UCI Track

1 MARZO – 5ª JORNADA

TrackPiste / Ciclo 21

Los Campeonatos del Mundo de pista de Berlín han terminado hoy con la madison como prueba protagonista de la quinta jornada, con victoria impresionante de Dinamarca, de Lasse Norman Hansen y Michael Morkov, y con la décima plaza para los españoles Sebastián Mora y Albert Torres, desgraciadamente lejos de su mejor momento. Y es que después de la ‘aventura’ del menorquín poco había que hacer.

A las once de la noche de ayer se despejaba la primera incógnita sobre la participación española al confirmase que Torres embarcaba camino de Berlín, vía Estambul. Y a las once de la mañana, la segunda y última, con un mensaje del menorquín desde dentro del velódromo certificando que podría competir al no haberse presentado ningún tipo de complicación logística o burocrática. Eso sí, apenas quedaba tiempo para un masaje de recuperación tras la larga noche y un ligero calentamiento en pista. Y desgraciadamente, no fue bastante, ya que los españoles no tuvieron el comportamiento de otras ocasiones: no puntuarían hasta el undécimo sprint y solo sumarían 5 puntos, muy lejos de los 62 de Dinamarca, los 33 de Nueva Zelanda y los 32 de Alemania.

El dominio de Dinamarca fue absoluto ya que apenas llevábamos un cuarto de carrera y ya habían sentenciado: tres de los cuatro primeros sprints ganados y vuelta para Morkov y Hansen, la única que se ganaría en una rapidísima madison. Ello les suponía 36 puntos, por 11 de Nueva Zelanda, con Campbell Stewart y Aaron Gate.

Pero los campeones de Europa seguirían sumando a lo largo de la carrera y controlando para impedir sustos de que otra pareja lograse vuelta, lo cual consiguieron. De esta forma, el podio fue decidiéndose a base de los sprints intermedios, con los neozelandeses como los más efectivos, con permiso de los neerlandeses Yoeri Havik y Jan Willem Van Schip, e incluso de los germanos Roger Kluge y Theo Reinhardt y de los belgas Kenny De Ketele y Robbe Ghys.

De esta forma, se llegaba al último sprint con estas cuatro selecciones en una horquilla de cuatro puntos. Los alemanes ganaron, lo que les permitió entrar en el podio, aunque la segunda plaza de los ‘kiwis’ les permitía a estos salvar la medalla de plata y dejar el acceso al podio de los ya ex campeones del mundo limitado a la tercera posición.

Para España un resultado lógico, marcado por el estado de Torres, al que se le vio que no iba en ningún momento y por el control de Dinamarca, que impidió algún ataque sorpresa que podría haber supuesto alguna ‘chance’ para los españoles en la segunda parte de la carrera, para mejorar alguna plaza, aunque en esta ocasión fue imposible, aunque perfectamente esperable.

Barker vuelve a reivindicarse

No dio ninguna opción la galesa. Foto: UCI Track

La puntuación femenina se presentaba, en cierto modo, como una revancha del ómnium, en especial para Kirsten Wild o Jennifer Valente, que se quedaron fuera del podio. Y neerlandesa y norteamericana ganaban pronto vuelta, junto a la mexicana Sofia Arreola -que rápidamente la perdería- y la noruega Anita Yvonne Stenberg, en el primer tercio de prueba. Pero en esta ocasión la prueba no se bloqueó, sino que otras corredoras peligrosas como Maria Giulia Confalonieri, Elinor Barker, Olga Zabelinskaya o Trine Schmitd también lo lograban pocos giros después.

La galesa -una ciclista cuya reivindicación va más allá de este Campeonato ante el estrellato de Laura Kenny y Kate Archibald- pasaba a liderar la prueba en la parte final, tras ganar a falta de quince giros un segundo bonus, mientras que las puntuaciones intermedias iban apretando esa lucha por los otros dos lugares del podio, aunque Wild perdía ese protagonismo que sí mantenía Valente para ser segunda (34), y con Stenberg, al ganar el último sprint, llegaba a los 33 para hacerse con el bronce, desplazando a Zabelinskaya (31) y Confalonieri (30).

Para Irene Usabiaga, ningún protagonismo en los sprints por lo que fue la posición del sprint final la que determinaría su vigésimo segundo lugar final.


Lavreysen, un lugar en la historia

Como era de esperar, la velocidad fue coto de los neerlandeses que se iban de Berlín con pleno de victorias en las pruebas cortas y con ese protagonismo del que ya es uno de los mejores velocistas de la historia, Harrie Lavreysen, vencedor de la velocidad por equipos, de la individual y del keirin en un mismo Campeonato. En la final no daba opción a Jeffrey Hoogland, que no obstante puede presumir del título por equipos y del subcampeonato individual en velocidad.

En semifinales tanto Lavreysen como Hoogland se deshacían en dos mangas de Azizulhasni Awang y de Mateusz Rudik, con lo que ambos se veían las caras en una final de consolación que fue de lo más interesante de la jornada. El malayo -subcampeón en el ya lejano 2009- se llevaba los dos asaltos y con bastante solvencia sorprendiendo a su rival, lo que le permitía el tercer lugar del podio, el primero después de los extraterrestres naranjas.

Celebrando con el caballito como es habitual en él,
Awang, bronce. Foto: UCI Track

Pleno también para Alemania

El Campeonato terminó con el keirin en el que las féminas alemanas ratificaban su pleno, el estrellato de esa nueva reina de la velocidad, Emma Hinze, que no dio opción y, como Lavreysen, se llevaba los tres oros: velocidad individual y por equipos y hoy el keirin.

Como había hecho en la velocidad, coger el pasillo significaba que no había ninguna opción para superarla. Y en la final de keirin lo hizo a falta de dos vueltas. La hongkonesa Sarah Lee Wai Sze lo intentó pero no sólo no pudo remontar a la germana, sino que al final se quedaría fuera del podio, superada por la coreana Hyejin Lee y la australiana Stephanie Morton.

Por su parte, Helena Casas comenzaba sin opciones en su serie clasificatoria, en la que era quinta, pero le quedaba la vía de la repesca en la que terminaba segunda, tras la canadiense Kelsey Mitchell y con ello pasaba a la ronda intermedia de cuartos. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, un escalón innecesario ya que de las 27 participantes iniciales se pasaba, tras dos enfrentamientos, a 18, aunque de altísimo nivel. Y en esa serie, sexto lugar, lo que le suponía el final de su actuación en el Mundial.

Clasificaciones

Web oficial

Impresionante Thomas. © UCI Track

29 FEBRERO – 4ª JORNADA

La cuarta y penúltima jornada de los Mundiales de Berlín ha tenido dos protagonistas claros en la persona del francés Benjamin Thomas, dominador absoluto del ómnium, de una forma que incluso da miedo de cara a Tokio, y de la estadounidense Chloe Dygert, autora del doble record de persecución, primero en la clasificatoria y luego en la final, donde lo dejaba en 3:16.937.

Thomas terminaba con 158 puntos por delante de Jan Willem Van Schip (Países Bajos) y Mathew Walls (Gran Bretaña), con 135 y 117 puntos, dejando fuera del podio en la parte final tanto al alemán Roger Kluge como al neozelandés Campbell Stewart.

El scratch servía para ver las ambiciones de Thomas, y sobre todo su fortaleza que le serviría para ganar vuelta seguido por un Walls que bastante hizo con seguirle. Por detrás Lasse Norman Hansen y Artyom Zakharov estaban a punto de hacerlo, siendo cuarto y quinto, con Christos Volikakis ganando el sprint del grupo.

El francés volvía a mostrar su poderío con un ataque de salida, quizá demasiado pronto, en la carrera tempo, donde se mantuvo en solitario las once primeras vueltas, pero sin ganar el ‘bonus’. Luego sería Van Schip, con doce puntuaciones, antes de llevarse la vuelta y por ende la victoria. Pero Thomas no había dicho la última palabra y se unía en un ataque a Kluge y Hansen para conseguir la vuelta y con ello el segundo puesto en la prueba, por delante del alemán y en danés.

De esta forma se llegaba a mitad del ómnium con dominio de Thomas (78 puntos), por 70 de Hansen, 68 de Van Schip y 66 de Walls. En esas dos primeras pruebas no se vio en las primeras posiciones ni a Campbell Stewart ni a Elia Viviani, pero más por mala suerte que por falta de fuerzas, a diferencia de un Cameron Mayer que no dio esas buenas sensaciones.

La eliminación suponía un alivio para Stewart, que ganaba por delante de Kluge, Van Schip y Thomas… y veía como Hansen decía adiós a sus aspiraciones al ser el segundo eliminado, sin que Viviani apareciese, aunque fuese sexto. De esta forma, el francés se presentaba con 112 puntos a la puntuación definitiva, ocho más que el neerlandés, dieciocho que el alemán y veinte que el neozelandés.

Y en la puntuación final, Thomas no permitió ninguna alegría, en una carrera en la que parecía que las posiciones iban a ser las mismas con las que se comenzó, con la lucha entre Stewart y Kluge por el bronce, aunque sin descartar a un Walls, que se encontró un aliado inesperado en la persona de Meyer que le llevaría a ganar vuelta poniéndose a dos puntos de la plata. Pero Van Schip reaccionó y se encontró con un compañero de aventura incluso mejor, el propio líder, con el que ganaría vuelta a falta de tres, consolidando la segunda plaza en el podio.

Para Zuazubiskar, como era de esperar un protagonismo muy limitado que se saldó con la vigésima plaza en el scratch, la vigésimoprimera en la tempo, la vigésimo cuarta en la eliminación y la vigésimotercera final.

Dygert no deja pasar la ocasión

Por otro lado, Chloe Dygert no quiso dejar pasar la oportunidad de mejorar su record del mundo -que no pudo lograr en su primera ocasión con la cuarteta estadounidense- y en la clasificatoria matinal de la persecución establecía esa plusmarca con 3:17.283 (parciales de 1:08.462 y 2:11.726) que mejoraba en 2,7 segundos la marca que hizo en el Mundial de 2018 (3:20.060). Pero no fue la única, ya que la germana Lisa Brennauer también paraba el crono por debajo del antiguo record (3:18.320).

Dygert. Dos oros y un record. © UCI Track

La final fue distinta, ya que la estadounidense fue a tope para superar nuevamente su plusmarca, esta vez por tres décimas: 3.16.937 (1:08.213 y 2:11.632). Para Brennauer, 3:23.279.

Además, las otras dos alemanas que protagonizarían la final B se quedaban muy cerca del antiguo record, Franziska Brausse y Lisa Klein. Al final bronce para la primera de ellas, vigente campeona de Europa, con 3:24.284. Decepción, en cambio, de la hasta ayer ‘arco iris’, la australiana Ashlee Ankudinoff, que con 3:28.118, solo podía ser decimocuarta.

Mejor marca personal de Peralta

El torneo de velocidad no supuso ninguna sorpresa en lo referido a los tres ciclistas más fuertes, los neerlandeses Harrie Lavreysen y Jeffrey Hoogland y el polaco Mateusz Rydyk, que llegaron a las semifinales que viviremos mañana. Más sorpresa hubo en el cuarto semifinalista -el que se verá las caras con Lavreysen- que es el malayo Azizulashni Awang, que superaba en cuartos al japonés Tomohiro Fukaya. La temprana eliminación de Sebastien Vigier o de Jack Carlin, lo más destacado hasta ese momento.

En lo referido a Juan Peralta, notable registro de 9.668, su mejor marca personal a nivel del mar y a apenas 3 centésimas de ese record nacional –incomprensiblemente sin homologar- que logró en la altitud de Aguascalientes (México) con 9.633. Destacar que en la serie clasificatoria todos los corredores, menos unos, bajaron de los diez segundos, con un mejor tiempo impresionante de Lavreysen, 9.253, la mejor marca de la historia a nivel del mar, a 15 centésimas del record del mundo en altura de Nicholas Paul. También impresionaba su compatriota Jeffrey Hoogland, con un desarrollo de 66×12 que le serviría para hacer 9.322.

El navarro se medía en primera ronda con Fukaya y la verdad es que no tuvo opciones de derrotar al japonés, con lo que terminaba su participación en la velocidad.

Alemania sigue dominando con sus velocistas

Pasando a los 500 metros, nueva medalla de Alemania que se está mostrando tan sólida en las pruebas femeninas de velocidad como Países Bajos en la masculina. Lea Sophie Friedrich marcaba el mejor tiempo tanto en la clasificatoria matinal como en la final (33.121) para lograr su segundo oro, aunque las germanas no pudieron completar el doblete que apuntaban por la mañana ya que Pauline Grabosh pasaba del segundo lugar de la mañana al cuarto de la tarde, aunque mejorase su tiempo (33.179). Y es que tanto la mexicana Jessica Salazar (33.154) como la prometedora italiana Miriam Vece (33.171) lo hacían aún mejor que la alemana.

En la clasificatoria matinal, decimoquinto tiempo para Helena Casas (34.586), que lógicamente no le permitía acceder a la final vespertina.

Finalmente, una madison en la que Kirsten Wild y Amy Pieters dominaron como quisieron, sin estridencias, pero mostrando mucha solidez en las puntuaciones intermedias para totalizar 36 puntos, por delante de las francesas Clara Copponi y Marie Le Net, con 24, y las italianas Letizia Paternoster y Elisa Balsamo.

Las galas fueron una grata sorpresa, ya que fueron las únicas que realmente intentaron romper la carrera para ganar vuelta y aspirar a todo, aunque no les salió la jugada. Pero llegaron con opciones al último sprint que ganaron desbancando a las italianas. Las danesas Amalie Didericksen-Julie Leth lo intentaron, pero sin la contundencia de otras ocasiones, y decepción en distintos grados de Gran Bretaña, sexta, de la nueva pareja estadounidense, novena, y de Australia, que ni siquiera terminó.

Inscripciones y clasificaciones

Web oficial

Programa

28 FEBRERO – 3ª JORNADA

Sigue dando alegrías Sebastián Mora al ciclismo español, ya que al bronce de ayer en el scratch le ha unido esta tarde la plata en puntuación, el mismo resultado logrado hace un año. Y si ayer su compañero de aventura -con su racanería- le impidió un resultado mejor, hoy su aliado, el neozelandés Corbin Strong le llevaba en última instancia hasta la plata, aunque el ‘kiwi’ quedara como campeón del mundo.

Por otro lado, el segundo gran protagonista era el italiano Filippo Ganna, que con su triunfo en la persecución ya suma cuatro entorchados e iguala al británico Hugh Porter en lo más alto del medallero de todos los tiempos. Y además, con record del mundo en la clasificatoria matinal (4:01.934) que no pudo superar en la final.

La puntuación estuvo marcada por las vueltas que se ganaron en los primeros compases. Primero tres ciclistas, Strong, el polaco Wojciech Pszczolasrski y el bielorruso Raman Ramanau; muy poco después el neerlandés Roy Eefting, sin que luego lo pudiera lograr ninguno de los que lo intentaros, entre ellos un superactivo Sebastián Mora que tuvo hasta cinco ataques de entidad que no lograron el objetivo de ganar vuelta, pero sí sumar bastantes puntos hasta colocarse muy cerca de los cuatro ‘líderes’, siendo el mejor de los que no habían ganado vuelta. Por delante, poco a poco, Strong iba haciendo honor a su apellido, como el más fuerte.

Segunda medalla para Mora en estos campeonatos del Mundo © RFEC

Parecía que la lucha iba a estar entre estos ciclistas, con la plata y el bronce en lucha entre polaco y neerlandés. Pero un último ataque del español encontró el aliado más interesante, el propio líder -aparte del ruso Viktor Manakov-, que se entregó a tope para lograr ganar vuelta -la segunda del neozelandés, la primera del español y del ruso- a falta solo de dos giros. Para Strong, la ratificación del liderato con 58 puntos, para el español, subir de la quinta a la segunda plaza… y repetir la plata de Pruszkow. Y en el último sprint Eefting con el segundo lugar, lograba desbancar a Pszczolasrski (36 a 32) para completar el podio.

“He podido quitarme la espinita de ayer y sacar todo lo que llevaba dentro. Las últimas 20 vueltas han sido la clave y estoy muy contento de lo que he conseguido. Me falta ese maillot arcoíris, pero como siempre digo conseguir medalla en un Mundial es muy difícil”, ha comentado nada más bajarse de la bicicleta Sebastián Mora que ha dado ya dos medallas al combinado español, un bronce este jueves en el Scratch y el viernes en la plata en la Puntuación.

Record de Ganna, pero sin bajar de los 4 minutos

Que el record del mundo de la persecución iba a llegar era algo de lo que muy pocos tenían duda, visto el fenomenal comportamiento de Filippo Ganna tirando de su selección en la persecución por equipos. Y no hubo que esperar mucho ya que en la clasificatoria matinal marcaba un 4:01.994 que superaba claramente los 4:02.647 que había establecido a principios de noviembre en Minsk, con unos parciales de 1:06.072, 2:04.777 y 3:03.347.

Cuatro arco iris para Ganna, con record del mundo. Foto: UCI Track

Tan impresionante o más fue la actuación de Ashton Lambie, que llevó la delantera hasta el segundo kilómetro (1:05.127 y 2:04.227), para ceder en el tercer kilómetro (3:03.854) pero sin problemas para realizar un tiempazo de 4:03.640, su mejor marca personal y esta vez sin necesidad de altitud.

Por lo tanto, una final de auténtico lujo, con expectativa de un nuevo record, aunque el nivel fue inferior, si se puede decir eso del 4:03.875 con el que ganó el transalpino y que se dejó llevar cuando vio que todo estaba ganado, pero que la plusmarca universal era imposible. Para Lambie, 4:08.048 y su primer gran podio internacional.

En la lucha por el bronce, el prometedor transalpino Jonathan Milan no pudo con la experiencia del campeón europeo Corentin Ermenault: 4:09.921 a 4:13.167.

Kajihara, otra baza japonesa para Tokio

Aunque ya había ganado las Copas del Mundo de Hong Kong y Cambridge, la japonesa Yumi Kajihara no era una de las grandes favoritas del ómnium. Pero desde el principio dio muestras de su solidez y más cuando ganaba un scratch en el que Kristen Wild era descalificada por provocar una caída y Laura Kenny se veía afectada en la misma, quedándose ambas sin puntuar. De esta forma, las dos grandes favoritas quedaban ya prácticamente descartadas, y la estadounidense Jennifer Valente, segunda, parecía ser la gran rival.

Nadie hizo sombra a Kajihara. © UCI Track

La nipona demostraba que iba en serio en una tempo en la que ganaba vuelta junto con la bielorrusa Tatsiana Sharakova, vencedora, y la danesa Amelie Didericksen, con Valente cuarta y quinta, lo que le suponía llegar a mitad de prueba como líder, con 78 puntos por 72 de la norteamericana.

Wild no perdía sus opciones, y con el quinto puesto de la tempo y la victoria de la eliminación -donde Valente cayó muy pronto, vigésima y decía adiós a sus opciones- podíamos pensar en que la neerlandesa se podía jugar el todo por el todo en la puntuación final. No para ganar ya que Kajihara gozaba de 20 puntos de diferencia sobre la segunda, Letizia Paternoster, pero sí con opciones de llegar al podio. Lo intentó muy rápido, pero fueron fuegos de artificio, ante el control de la japonesa e incluso de la italiana, en este caso por la plata.

La única duda era el bronce, con Maria Martins y Daria Pikulik como candidatas, aunque al final la polaca se metió en un corte que dejó sin capacidad de reacción, no sabemos si por falta de atención o por simple cansancio, a la portuguesa. Al final 100 a 92, con 109 para Paternoster y 121 para Kajihara, Wild ni siquiera mejoraba un puesto, terminando séptima, con Kenny en el puesto duodécima y con escaso protagonismo también de la australiana Georgia Baker, decimocuarta.

Con tres hombres por debajo del minuto y con un tiempo de corte de 1:00.311, la clasificatoria matinal del kilómetro demostraba el altísimo nivel de esta prueba en la que comenzaba dominando el vigente campeón mundial, el francés Quentin Lafargue, con 59-324, quedando fuera ilustres como el checo Tomas Babek, el alemán Joachim Eilers o el italiano Francesco Lamon, aparte del español Pepe Moreno que con 1:01.331 finalizaba en decimoséptimo lugar.

Por la tarde, en la final, hubo pocos cambios, pero significativos, ya que Ligtlee era el único en mejorar su registro matinal lo que le servía para ganar el oro (59.495) y dar el pleno en las pruebas cortas a los neerlandeses, a falta del casi seguro oro en la velocidad individual. Lafargue empeoraba ligeramente (59.749), perdiendo el ‘arco iris’ y D’Almeida, esta vez por encima del minuto (1:00.103), se mantenía como bronce.

La tarde se completó con la fase final del torneo de velocidad femenino donde Emma Hinze demostró ser una justísima vencedora: tanto en las semifinales ante Sarah Lee Wai Sze como en la final ante Anastasiia Voinova demostró ser intratable en el momento en que cogía el pasillo de sprinters, ganando ambas por 2-0. La de Hong Kong, gran favorita, quiso resolver por la vía rápida en la consolación ante la debutante Kelsey Mitchell, como así fue.

PREVIA TERCERA JORNADA

Ganna en Minsk © UCI

Sebastián Mora volverá a ser el foco de atención de los aficionados españoles, en la tercera jornada de los Mundiales de pista de Berlín, con su intervención en la puntuación, prueba en la que defiende el subcampeonato logrado en tierras polacas. A nivel general, destacar la persecución masculina donde, vistas las excelentes prestaciones de Filippo Ganna con la cuarteta italiana, podemos pensar en un nuevo record del mundo.

A pesar de no ser una prueba olímpica y de que el actual campeón, el neerlandés Jan Willem Van Schip, no será de la partida –Roy Eefting será quien corra-, el nivel será muy alto con corredores como el francés Bryan Coquard –actual campeón continental-, el belga Kenny de Ketele, el británico Mark Stewart, el griego Christos Volikakis, el italiano Michele Scartezini, el neozelandés Corbin Strong, el polaco Wojciech Pszczolarski, aunque tampoco estará el australiano Cameron Meyer, el dominador de los últimos años con sus cinco entorchados.

Por su parte, no cabe pensar en otra cosa que en el cuarto título de persecución Ganna, ganador en 2016, 2018 y 2019 y subcampeón en 2017, y sobre todo en el tiempo que es capaz de hacer, si realmente en la rápida pista berlinesa puede mejorar la plusmarca que estableció a principios de temporada en Minsk (4:02.647) y, sobre todo, si es factible bajar de los 4 minutos. Con su compañero y bronce Davide Plebani algo enfermo, la lucha por el podio estará liderada por Domenic Weinstein y Felix Gross (Alemania), Ashton Lambie (Estados Unidos), Corentin Ermenault (Francia), Lev Gonov (Rusia), Ivo Oliveira (Portugal) o Aleksander Evtushenko (Rusia) con la incógnita de ver las opciones reales del australiano Lucas Plapp o del joven transalpino Jonathan Milan.

No habrá representación española ni tampoco británica, danesa o neozelandesa, por lo que nos perderemos –sobre todo- la opción de ver a un Jordan Kerby que fue quien le derrotó en 2017, entonces con los colores de su Australia natal.

Moreno, en el kilómetro

La participación masculina se completa en el kilómetro, con la presencia de un Pepe Moreno que fue decimocuarto en Pruszkow, aunque su mejor resultado fue el undécimo de Londres 2016. El francés Quentin Lafargue defiende el título, en una prueba en la que estarán también sus compatriotas Michael D’Almeida –bronce en Pruszkov- y Melvin Landerneau, el neerlandés Theo Bos –subcampeón vigente- el checo Tomas Babek y el alemán Joachim Eilers, aunque con una buena nómina de persecucionistas cada vez más habituales en esta prueba como Alexander Porter y Cameron Scott (Australia), Vicent De Haitre (Canadá), Francesco Lamon (Italia) o Nicholas Kergozou (Nueva Zelanda).

Pasando a las féminas, turno del ómnium, donde Kirsten Wild aspira a su segundo oro de los Mundiales, y a su tercer título consecutivo en esta disciplina, en la que es la máxima favorita, con permiso de Laura Kenny, en su gran objetivo en Berlín tras sus ausencias en la cuarteta y en la madison.

La italiana Letizia Paternoster, la norteamericana Jennifer Valente –que le acompañaron en el podio de Pruszkow- la danesa Amelie Diedirecksen, la canadiense Alison Beveridge, la belga Jolien D’Hoore, la neozelandesa Holly Edmondston o la australiana Georgia Baker –que debuta como representante de su país- serán otras ciclistas a tener en cuenta, sin olvidarnos de la portuguesa Tata Martins. Como ya hemos informado, en esta ocasión no habrá ciclista española, algo que no sucedía desde que se añadió esta prueba al programa mundialista, en 2009.

La jornada se desarrollará de 15:00 a 17:18, con las clasificatorias del kilómetro -para dejar a los ocho mejores que competirán por la tarde- y la persecución -para determinar los cuatro finalistas- y las dos primeras pruebas del ómnium, el scratch y la carrera tempo, y de 18:30 a 22:15, con un programa en el que también se vivirá el desenlace de la velocidad femenina, con las semifinales y las finales tras el comienzo del torneo en la jornada de hoy.

Mora a la derecha con gesto de decepción © RFEC

27 FEBRERO – 2ª JORNADA

TrackPiste / Ciclo 21

Lasse Norman Hansen, Julius Johanssen, Frederik Madsen y Rasmus Pedersen han vuelto a hacer historia en estos Mundiales de pista de Berlín ya que en la final batían el record del mundo por tercera vez en dos días y con 3:44.672 Dinamarca ha establecido una plusmarca impensable unos días antes del comienzo de este evento, pero perfectamente batible en los Juegos de Tokio si los daneses siguen en este estado de forma.

Por otro lado, Sebastián Mora le daba a España su primera medalla de estos Campeonatos, un bronce que sabe a poco por la generosidad mostrada por el castellonense y su decisión ganadora, que se estrelló ante el ganador de la prueba, el bielorruso Yahueni Karaliok, pitado en el podio por su racanería.

Arrancando en 1:00.992, hacían el segundo kilómetro en 53.629, el tercero en 55.037 y el último en 55.014 para conseguir el oro en la persecución por segunda vez -el anterior databa de 2009- y sobre todo meter miedo a sus rivales en los Juegos. Nueva Zelanda bastante hizo con aguantar el chaparrón y no ser doblada, aunque el 3:49.713 hasta hace unos días era un tiempazo. Campbell Stewart, Aaaron Gate, Jordan Kerby y Corbin Strong eran los protagonistas de esta final, aunque al popdio también subía Regan Gough como quinto componente.

En la final B, Italia ratificaba su progresión y con un tiempo mejor que el de los ‘kiwis’ (3:47.511) se hacía con el bronce, con ese equipo formado por Filippo Ganna, Simone Consonni, Francesco Lamon y Jonathan Milan, Michele Scartezini como quinto corredor… y teniendo en cuenta que otros dos habituales de la cuarteta como Liam Bertazzo y Davide Plebani no han intervenido. Australia, que terminaba doblada, se quedaba fuera del podio cuando hace un año había logrado el oro y un record del mundo que ha quedado pero que muy, muy obsoleto (3:48.012) ante la exhibición danesa.

Los daneses de oro © UCI

Mora se topa con la racanería de Karaliok

El scratch fue madurando poco a poco, sin grandes ataques, pero con movimientos que terminaron haciendo daño al grupo hasta que de un grupo de cinco ciclistas emergió la figura de Sebastián Mora que junto a Yahueni Karaliok se iban por delante, a falta de diez giros. El español llevó todo el peso de la fuga sin que el bielorruso le diera un solo relevo, para desesperación de Mora que le pidió un par de veces que colaborase, sin éxito. A falta de dos giros ganaron vuelta, pero Karaliok -campeón del mundo en 2018- fue cuando sacó sus reservas, dejó a Mora y se hizo con el título para desesperación del español.

Además, por detrás llegaron otros cuatro corredores ganando vuelta y uno de ellos, Simone Consonni, superaba a Mora, relegándole a un bronce que siempre debe dejarte satisfecho… salvo en ocasiones como ésta, en que te sabe a poco.

Las estadounidenses campeonas

No hay record femenino

También se vivió el desenlace de la persecución por equipos femenina en la que, pese a que los tiempos se acercaron al vigente record del mundo (4:10.236), al final no pudo ser superado. Estados Unidos, con 4:11.235, volvía a la senda del oro que cedió el año pasado, con Jennifer Valente, Chloe Dygert, Emma White y Lily Williams como nueva formación de la cuarteta. Gran Bretaña intentó plantar cara pero al final se descompuso (4:13.129), en un equipo formado por Elinor Barker, Katie Archibald, Eleanor Dickinson y Neah Evans, aunque ésta cedió su plaza en segunda ronda a Laura Kenny, que no tenía previsto competir en esta disciplina.

Alemania, que no tuvo el mejor comienzo, se rehacía en la primera ronda en la que marcaría el mejor tiempo de todo el torneo (4:11.039) que le llevaba a la final donde Lisa Klein, Franziska Brausse, Lisa Brenauer y Lisa Klein superaban claramente a una Canadá que, de tanto forzar, terminaría rompiéndose: 4:12.964 a 4:20.404. Por lo tanto, bronce para los locales.

Escasa presencia española

Paises Bajos sumaba un nuevo oro con su velocista estrella, Harrie Lavreysen, en el keirin que al estilo de Wild ayer se ponía por delante en las últimas vueltas y no permitía que ningún rival le remontase, quedando la lucha reducida a las otras dos plazas del podio, que serían el japonés Yuta Wakimoto y el malayo Azizulashni Awang.

Un keirin que se disputó con el nuevo sistema que, personalmente, no me convence ya que en la ronda que se incluye nueva, llamada cuartos, se produce una criba mínima, de 18 corredores a los 12 semifinalistas y no creo que se justifique en un programa tan cargado como el de los Mundiales. En todo caso, el español Juan Peralta no se vio afectado, desgraciadamente, ya que, tras ser sexto en la primera ronda, no podía superar la repesca, tercero, superado in extremis por el kazajo Sergey Ponomaryov, que llegaría a la final, cuando pasaban sólo los dos mejores, por lo que no accedía a cuartos.

Tampoco hubo presencia española demasiado amplia en el torneo de velocidad femenino, ya que Tania Calvo ni siquiera podía entrar en los enfrentamientos: los 10.959 de los 200 suponían la trigésima plaza y por lo tanto no poder superar el ‘corte’.

Emma Hinze marcaba el mejor tiempo (10.364), por delante de su compatriota Lea Sophie Friedrich (10.461), demostrando la rápida progresión de las germanas y que el oro de ayer no fue casualidad.

Hinze no tenía ningún problema en llegar a semifinales; no así Friedrich que caía en dos mangas ante el empuje de la recordwoman mundial Kelsey Mitchell, cada vez más sólida en los enfrentamientos. La alemana se medirá mañana en semifinales a la gran favorita, la hongkonesa Sarah Lee Wai Sze, autora del cuarto registro (10.464), mientras que la canadiense se verá las caras contra la rusa Anastasiia Voinova, que en octavos había dejado fuera a la autora del tercer mejor tiempo, la neerlandesa Shane Braspenninckx.

GALERÍA DE IMÁGENES ESPAÑA / INVERSE

Inscripciones y clasificaciones

Web oficial

Programa

CLASIFICACIÓN SCRATCH HOMBRES

1 KARALIOK Yauheni BLR
2 CONSONNI Simone ITA
3 MORA Sebastian ESP
4 WALLS Matthew GBR
5 EEFTING Roy NED
6 HEGYVARY Adrian USA
7 BEYER Maximilian GER -1 vuelta
8 PRADO JUAREZ Ignacio MEX -1
9 LEITAO Iuri POR -1
10 GUO Liang CHN -1
11 ENGLISH Felix IRL -1
12 WELSFORD Sam AUS -1
13 VOLIKAKIS Christos GRE -1
14 LOVASSY Krisztian HUN -1
15 BABOR Daniel CZE -1
16 GLADYSH Roman UKR -1
17 CHALEL Yacine ALG -1
18 PROKOPYSZYN Filip POL -1
19 MOW Ching Yin HKG -1
20 SCHMID Mauro SUI -1
21 ZHUMAKAN Alisher KAZ -1
22 MATZNER Stefan AUT -1
23 KERGOZOU Nicholas NZL -1
24 SAZANOV Andrei RUS -1

PERSECUCIÓN EQUIPOS HOMBRES

1 DINAMARCA 3:44,672 (64,093 km/h) RM
HANSEN Lasse Norman
JOHANSEN Julius
MADSEN Frederik Rodenberg
PEDERSEN Rasmus

2 NUEVA ZELANDA 3:49,713
STEWART Campbell
STRONG Corbin
GATE Aaron
KERBY Jordan

3 ITALIA 3:47,511
CONSONNI Simone
GANNA Filippo
LAMON Francesco
MILAN Jonathan

4 AUSTRALIA
HOWARD Leigh
PLAPP Lucas
PORTER Alexander
WELSFORD Sam

KEIRIN HOMBRES

1 LAVREYSEN Harrie NED
2 WAKIMOTO Yuta JPN
3 AWANG Mohd Azizulhasni MAS
4 CARLIN Jack GBR
5 BOTTICHER Stefan GER
6 PONOMARYOV Sergey KAZ
7 HOOGLAND Jeffrey NED
8 KENNY Jason GBR
9 HELAL Rayan FRA
10 VIGIER Sebastien FRA
11 BUCHLI Matthijs NED DNF
NITTA Yudai JPN DES

PERSECUCIÓN EQUIPOS FÉMINAS

1 ESTADOS UNIDOS 4:11,235
VALENTE Jennifer
DYGERT Chloe
WHITE Emma
WILLIAMS Lily

2 GRAN BRETAÑA 4:13,129
BARKER Elinor
ARCHIBALD Katie
DICKINSON Eleanor
EVANS Neah

3 ALEMANIA 4:12,964
BRAUSSE Franziska
BRENNAUER Lisa
KLEIN Lisa
STOCK Gudrun

4 CANADÁ 4:20,404
BEVERIDGE Allison
DUEHRING Jasmin
FOREMAN-MACKEY Annie
SIMMERLING Georgia

El imparable cuarteto danés © UCI

26 FEBRERO – 1ª JORNADA

TrackPiste / Ciclo 21

Dos records del mundo -y ambos batidos por partida doble– han marcado la primera jornada de los Campeonatos del Mundo de pista de Berlín. Por un lado, el del equipo de velocidad neerlandés -con Roy Van den Berg, Harrie Lavreysen y Jeffrey Hoogland- que rompía la antigua marca de Alemania (41.871), dejándola en 41.225 en la final. Por otro, la cuarteta danesa con Lasse Norman Hansen, Julius Johanssen, Frederik Madsen y Rasmus Pedersen, establecía en primera ronda un record de 3:46.203, tras haberlo ya batido en la clasificatoria.

Después de varios años dominando en velocidad por equipos, a Países Bajos le faltaba la guinda del record del mundo. En la clasificatoria, en la que intervino Matthijs Buchli en vez de Hoogland, se quedaban a apenas una décima (41.987), para batirlo con una superioridad insultante en primera ronda (41.275) y rematar su gesta en la final ante Gran Bretaña que bastante hizo con ser segunda, dado el coto privado que es el ‘arco iris’ ahora mismo para los neerlandeses. En todo caso, los 42.400 de Ryan Owens, Jack Carlin y Jason Kenny demuestra que, en esta disciplina, los británicos no van por mal camino, aunque tienen muy complicado -por no decir imposible- repetir lo de Londres y Río.

El bronce, para Australia, en el que la entrada del joven Thomas Cornish junto a Nathan Hart y Matthew Richardson cubrió perfectamente la baja de última hora de Matthew Glaetzer, derrotando en la final B a una Francia (42.829 a 43.213) que se descompuso completamente, con los habituales Gregory Baugé, Sebastien Vigier y Quentin Lafargue, que cedió su plaza a Melvin Landerneau en la ronda intermedia.

Para España (Alejandro Martínez, Juan Peralta y Pepe Moreno), la duodécima plaza, con un tiempo de 44.630, mientras que Polonia debe ser la octava selección que esté en Tokio, en perjuicio de Rusia.

Dinamarca se sale; Italia asombra

La mañana de la primera jornada estuvo marcada por ese fantástico record del mundo que establecía Dinamarca con Lasse Norman Hansen, Julius Johanssen, Frederik Madsen y Rasmus Pedersen (3:46.579), superando en más de un segundo y medio la plusmarca establecida por Australia hace un año en este mismo evento (3:48.012). Los daneses, que en el Europeo ya habían avisado de su potencial con la entonces, segunda mejor marca de todos los tiempos (3.48.762) hicieron un último kilómetro prodigioso para bajar no sólo de 3:48, sino de 3:47, y dar un golpe psicológico a todos sus rivales en esta disciplina de cara a Tokio, entre ellos una Australia que no lograba meterse entre las cinco primeras (3:50.015) y que perdería sus opciones de luchar por el oro.

Pero por la tarde, los daneses dieron una nueva vuelta de tuerca y desde el primer kilómetro ya se vio que estaban en disposición de batir su propia plusmarca, como así sucedería: 3:46.203. Tan impresionante o más resultaba la actuación de su rival en primera ronda, Italia, que con un fenomenal Filippo Ganna en las últimas vueltas llevaba a los ‘azzurri’ a obtener la segunda mejor marca de la historia (3:46.513), aunque por aquello del reglamento, solamente le valdría para luchar mañana por el bronce. Simone Consonni, Francesco Lamon, Michele Scartezzini -por la mañana- y Jonathan Milan -por la tarde- fueron los autores de este tiempazo.

Ganando su serie con el cuarto tiempo de la historia (3:47.501), Nueva Zelanda certificaba su pase a la final absoluta y Campbell Stewart, Aaaron Gate, Regan Gough y Jordan Kerby -si no entra Corbin Strong- serán los rivales de los daneses, en una final que huele a nuevo record. Australia, con otro tiempo más que notable (3:48.625), compensaba su fallo matinal y se hacía con el otro hueco en la final B, frente a los transalpinos. Alexander Porter, Leigh Howard, Sam Welsford, Cameron Scott y Lucas Plapp fueron los protagonistas.

Alemania, profeta en su tierra

Con actuaciones decepcionantes en las persecuciones donde tenían bastantes esperanzas, las jóvenes velocistas Emma Hinze y Pauline Grabosch -Lea Sophia Friedrich intervino en la ronda inicial- daban a Alemania la primera medalla del Mundial, al ganar la final a las vigentes campeonas, las australianas Stephanie Morton y Karlee McCulloch (32.163 a 32.384).

Rusia parecía demostrar con el mejor tiempo en la clasificatoria (32.461) la recuperación de la lesionada Daria Shmeleva. Pero ella y Anastasiia Voinova no lograban el pase a la final absoluta, sino a la de consolación y en esta lucha por el bronce caían ante China (Feifel Chen y Tianshi Zhong): 32-371 a 32.466. Para la dupla española, 33.816, una undécima plaza con sabor de despedida para Helena Casas y Tania Calvo en la última competición que disputarán juntas con el formato de dos corredoras, ya que no estarán en los Juegos, donde parece ser que Polonia y Lituania han asegurado sus plazas.

Ana Usabiaga © RFEC

Wild no perdona

El primer título de estos Mundiales se lo llevaba Kirsten Wild en el scratch, que ya había ganado en 2015 y 2018. Y con autoridad ya que a falta de cuatro vueltas cogió la cabeza, impuso un fuerte ritmo y no dejó que nadie le plantase cara. Hasta ese momento, mucho control, ningún intento de romper la carrera y movimientos finales de Laura Kenny, buscando sus opciones, y de Martina Fidanza, intentando imponer su punta de velocidad.

Pero nadie pudo con ese ritmo -en ningún momento se puede hablar de sprint- y para Jennifer Valente, muy sólida, y Maria Martins, aprovechando muy bien los huecos, la recompensa del podio. Ana Usabiaga, muy bien colocada en la parte final, perdió algunos puestos, aunque al final terminaría en un meritorio octavo lugar.

Finalmente, la persecución femenina solamente vivió las clasificatorias, dejando para mañana la primera ronda y las finales. Un torneo con un altísimo nivel ya que Estados Unidos, con 4:11.229 se quedaba a menos de un segundo del record del mundo –la segunda mejor marca de todos los tiempos-, pero con Gran Bretaña muy cerca (4:11.871) y con Canadá –record nacional con 4:12.728- y Nueva Zelanda aún con opciones de luchar por el oro. No así la vigente campeona, Australia, que con 4:14.934 no podrá meterse en esa pelea y lo máximo a lo que aspira, dependiendo de los tiempos de mañana, será al bronce. Italia (4:15.255) e Irlanda (4:21.268) también establecieron sendas nuevas plusmarcas nacionales.

En cuanto a la clasificación olímpica, la novena plaza de Francia por delante de Bélgica les da a las galas el pasaporte para Tokio.

PREVIA SEGUNDA JORNADA

Mora, en una prueba anterior © Fed. Española

Aparte del desenlace de las persecuciones por equipos, que hoy viven la clasificatoria en el caso de las féminas y las dos primeras rondas, en el de los hombres, la segunda jornada de los Campeonato del Mundo de pista que se celebran en Berlín hasta el próximo domingo nos servirá para conocer a dos nuevos campeones del mundo más, ambos hombres: en scratch y keirin. Igualmente viviremos el primer día del torneo femenino de velocidad. Todo ello de 14:30 a 17:09 y de 18:30 a 21:27, con la retransmisión de Eurosport 2 de la sesión de tarde.

Hablar de scratch es hablar de las opciones de Sebastián Mora, campeón del mundo en 2016 y vigente campeón continental –título que ya había logrado en 2015-. Como nos contaba esta semana, si la carrera se hace dura, el castellonense tiene bastantes opciones, en una prueba en la que el australiano Sam Welsford se impuso en 201 , menos de media hora después de haber obtenido el título de persecución por equipos, y que entonces no contó con presencia española.

El ‘aussie’ defenderá su arco iris ante rivales como el neerlandés Roy Eefting –plata en Pruszkow-, el bielorruso Yahueni Karaliok –campeón en 2018-, el británico Matthew Walls, el alemán Maximilian Beyer, el irlandés Felix English, el italiano Simone Consonni, el mexicano Ignacio Prado, el ucraniano Roman Gladysh, campeón continental en 2018, el polaco Filip Prokopyszyn o el siempre peligroso Christos Volikakis.

Por su parte, el keirin estará marcado por disputarse según el sistema olímpico con lo cual un corredor puede llegar a tomar parte en cinco enfrentamientos (primera ronda, repescas, cuartos de final, semifinales y final). Con el vigente campeón mundial (Matthijs Buchli) y el continental (Harrie Lavreysen) los neerlandeses podrán alinear hasta un cuarto corredor más, que serán el sólido Jeffrey Hoogland el veteranísmo Theo Bos.

Ni que decir tiene que los naranjas serán los grandes favoritos, en una prueba en la que Juan Peralta será el representante español intentando estar en semifinales, como sucedió hace dos años en Apeldoorn; en la que los japoneses como Yudai Nitta y Yuta Wakimioto estarán muy mentalizados, lo mismo que los locales Stefan Botticher y Max Levy, el malayo Azisulashni Awang, el colombiano Kevin Quintero, el tailandés de origen australiano Jai Angsuthasawit, ganador de la Copa del Mundo, o los veteranos rusos Denis Dmitriev y Shane Perkins.

El programa del segundo día en Berlín se completará con la velocidad femenina, que vivirá por la mañana los 200 metros, dieciseisavos y octavos –a una ronda-, y los cuartos de final –ya a dos enfrentamientos- por la tarde, para dejar semifinales y finales para el viernes.

La hongkonesa Sarah Lee Wai Sze es la clara favorita, y con el objetivo de repetir el doblete logrado el año pasado en Pruszkow, cuando ganó también el keirin. La australiana Stephanie Morton, las rusas Anastasiia Voinova y Daria Shmeleva, las alemanas Emma Hinze y Lea Sophie Friedrich, la canadiense Kelsey Mitchell, la ucraniana Olena Starikova, la china Tianshi Zhong, la británica Katy Marchant o la francesa Mathilde Gros parecen ser el resto de candidatas al podio, en una competición en la que Tania Calvo será la representante española, que intentará plantarse en cuartos de final como el año pasado.

Inscripciones y clasificaciones

Web oficial

Programa

SCRATCH FÉMINAS

1 WILD Kirsten NED
2 VALENTE Jennifer USA
3 MARTINS Maria POR
4 KENNY Laura GBR
5 FIDANZA Martina ITA
6 BALEISYTE Olivija LTU
7 STENBERG Anita Yvonne NOR
8 USABIAGA Ana ESP
9 BERTEAU Victoire FRA
10 BACIKOVA Alzbeta SVK
11 MANLY Alexandra AUS
12 PIVAVARAVA Palina BLR
13 PIETRZAK Lucja POL
14 SEITZ Aline SUI
15 JOSEPH Amber BAR
16 REISSNER Lena Charlotte GER
17 KOHOUTKOVA Katerina CZE
18 SULTANOVA Rinata KAZ
19 CHULKOVA Anastasia RUS
20 HUANG Zhilin CHN
21 GURLEY Lydia IRL
22 FURUYAMA Kie JPN
23 EBERHARDT Verena AUT

VELOCIDAD EQUIPOS FÉMINAS

1 ALEMANIA 32,163 (55,965 km/h) GRABOSCH Pauline Sophie HINZE Emma
2 AUSTRALIA 32,384 McCULLOCH Kaarle MORTON Stephanie
3 CHINA 32,371 CHEN Feifei ZHONG Tianshi
4 RUSIA 32,466 SHMELEVA Daria VOINOVA Anastasiia

11 ESPAÑA 33,816 CALVO Tania CASAS Helena

VELOCIDAD EQUIPOS HOMBRES

1 PAÍSES BAJOS 41,225 (65,494 km/h) RM van den BERG Roy LAVREYSEN Harrie HOOGLAND Jeffrey
2 GRN BRETAÑA 42,400 OWENS Ryan CARLIN Jack KENNY Jason
3 AUSTRALIA 42,829 CORNISH Thomas HART Nathan RICHARDSON Matthew
4 FRANCIA 43,213 BAUGE Gregory LAFARGUE Quentin VIGIER Sebastien

12 ESPAÑA 44,630 MARTÍNEZ Alejandro PERALTA Juan MORENO José

TrackPiste / Ciclo 21

El scratch femenino y las velocidades por equipos son los tres primeros títulos en juego que se pondrán en liza mañana, en la primera jornada de los Campeonatos del Mundo de pista que se celebrarán hasta el domingo en Berlín, en un día en el que también se iniciarán las persecuciones por equipos.

Un scratch que no tendrá a la campeona vigente, la británica Elinor Barker, aunque sí a Laura Kenny, en ese ajuste de pruebas que ha hecho su selección debido a la lesión de esta última. Kirsten Wild volverá a ser la gran favorita, con permiso de la australiana Alexandra Manly –vigente campeona del mundo de puntuación-, la italiana Martina Fidanza, la estadounidense Jennifer Valente o incluso la portuguesa Maria Martins, junto a la española Ana Usabiaga, en su única participación, en la que intentará estar al nivel del Europeo de Apeldoorn, donde fue cuarta. Su hermana Irene fue undécima en el último Mundial.

Barker no defenderá su título © UCI Track

Stephanie Morton y Karlee McCulloch (Australia) defienden el título en la velocidad femenina, que como la masculina, se disputará en sus tres fases en el transcurso de la sesión vespertina (18:30 a 21:59), que será ofrecida por Eurosport 2, con comentarios de Antonio Alix y Román Mendoza.

Rusia podría ser la máxima rival, aunque no parece que, después de su grave caída en Cambridge, Daria Shmeleva pueda tener el nivel suficiente para acompañar a Anastasiia Voinova, y con la duda si Ekaterna Rogovaya intervendrá en las primeras fases, ya que no está en la prmera lista de partida. Alemania puede ratificar con una medalla la pujanza de sus jóvenes Sophia Lee Friedrich y Emma Hinze -con Pauline Grabosh como tercera inregrante-, mientras que China debe volver en este año olímpico a sus niveles habituales en estas citas. En este caso la veterana Tianshi Zhong estará acompañada de Wei Zhuang y de Feifel Chen. Recordemos en este caso que hay cuatro candidatas a las dos últimas plazas olímpicas: Lituania, Polonia, Nueva Zelanda y Ucrania.

todo lo que no sea un triunfo de Países Bajos en la masculina será un auténtico sorpresón y un desastre para los ‘oranje’ cuya máxima preocupación –aunque la hayan pospuesto para después de Berlín, es ver como encajan a Roy Van den Berg, Harrie Lavreysen, Jeffrey Hoogland y Matthijs Buchli para Tokio. Francia (Gregory Baugé, Sebastien Vigier, Quentin Lafarge y ahora con Melvin Landerneau como cuarto hombre, válido en dos posiciones) se presume como máxima candidata para la platacon la duda del rendimiento británico, donde veremos si el campeón olímpico Philip Hindes puede ser un refuerzo para Ryan Owens, Jack Carlin y Jason Kenny. Recordemos que, en este caso, hay un duelo directo entre Rusia y Polonia por la última plaza para Tokioy lógicamente el interés de ver si Alemania (Eric Engler, Stefan Botticher y Max Levy) es capaz de meterse en las finales.

El cuarteto de Países Bajos © UCI Track

En ambos casos, habrá presencia española, con Tania Calvo y Helena Casas en el primero, Alejandro Martínez, Juan Peralta y Pepe Moreno, en el segundo, si bien las opciones son muy similares: quedar lo más posible del corte, ya que superarlo es muy complicado en las circunstancias actuales, pero sería un enorme éxito. Las féminas quedaron novenas en los dos últimos Mundiales, y los hombres, décimos en las tres anteriores ocasiones.

¿Records del mundo en la persecución?

La jornada se completará con las persecuciones por equipos, con las clasificatorias en la sesión matinal (13:00 a 16:46) y sólo en el caso de los hombres, la primera ronda en la vespertina. En cualquier caso, tras el incremento de nivel visto esta temporada, puede pensarse incluso en batir el record del mundo (3:48.012) en este primer día mundialista.

Australia, al completo, sería la máxima candidata, aunque le falta por lesión Kellend O’Brien, por lo que habrá que ver si Cameron Scott y el joven Lucas Plapp están al mismo nivel junto a Leigh Howard, Sam Welsford y Alexander Porter. Pero Dinamarca ya dio muestras de su ambición y Lasse Norman Hansen, Julius Johanssen y Frederik Madsen y Rasmus Pedersen establecían la –entonces- segunda mejor marca de todos los tiempos en el Europeo (3:48.762), que era superada por Nueva Zelanda en Cambridge, con 3:48.244. En Berlín, los ‘kiwi’ alinearán a un equipo que asusta con Campbell Stewart, Aaron Gate, Corbin Strong, Regan Gough y el ya plenamente nacionalizado Jordan Kerby.

Las neozelandesas, favoritas © WC Cambridge

Italia y Suiza también han bajado esta temporada de 3:50, por lo que también pueden ser candidatas a las medallas, algo que no ha logrado una Gran Bretaña que no termina de encontrar esa senda que le ha dado un absoluto dominio en Juegos anteriores, por lo que el habrá que analizar el rendimiento de los Ed Clancy, Kian Emadi, Ethan Hayter, Charlie Tanfield y Oliver Wood. Y no nos olvidemos de una Alemania que también va a más.

No le va a la zaga la femenina, en la que cuatro selecciones tendrán el máximo protagonismo y en la que tampoco se debe descartar una nueva plusmarca mundial (4:10.236). La primera de ellas es Australia, vigente campeona y que en Berlín presenta un equipo muy similar al de Pruszkow (Ashlee Ankudinoff, Geiorgia Baker, Amy Cure y Nettie Edmondson, con la debutante Maeve Plouffe). La segunda es Estados Unidos, campeona siempre que ha contado con Chloe Dygert, como sucede ahora, y que tendrá el acompañamiento de Jennifer Valente, Emma White, Lily Williams y Kendall Ryan. La tercera es la sorprendente Nueva Zelanda (Bryony Botha, Rushlee Buchanan, Holly Edmondston, Kirstie James y Jaime Nielsen) que en la Copa del Mundo de Cambridge marcaban la segunda marca de todos los tiempos (4:10.705). Y la cuarta, la poseedora del record, Gran Bretaña, que, debido a la lesión de Kenny, dejará fuera a la múltiple campeona olímpica, por lo que presentará a Katie Archibald, Ellinor Barker, Eleanor Dickinson, Neah Evans y Josie Knight. Alemania e Italia se presentan como ‘outsiders’.

España no estará en ninguna de estas dos pruebas que, en lo que se refiere a la clasificación olímpica, presenta pocas dudas: solamente un resultado extraordinario –es decir, fuera de lo ordinario- daría plaza a Francia en la versión masculina- mientras que galas y belgas se juegan el último lugar de clasificación en la femenina.

Inscripciones y clasificaciones

Web oficial

Programa

24 febrero

Cerrando el ciclo de clasificación para los Juegos Olímpicos, el Campeonato del Mundo de Berlín, que comienza el miércoles 26 y se prolongará hasta el domingo 1, se presenta como una última oportunidad para aquellos pistards que quieran estar en Tokio, pero también es una cita sin presión para aquellos que se han clasificado: de ellos dependerá si quieren ya comenzar a exhibir músculo o simplemente dejan lo mejor para agosto.

46 equipos con 397 corredores -169 mujeres y 228 hombres- figuran en la preinscripción UCI, si bien se trata de una cifra ‘inflada’ ya que incluye a muchos suplentes que finalmente no se desplazarán a tierras alemanas. Entre ellos los diez españoles: los velocistas Tania Calvo, Helena Casas, Alejandro Martínez, Pepe Moreno y Juan Peralta y los fondistas Ana e Irene Usabiaga, Sebastián Mora, Albert Torres e Illart Zuazubiskar, que competirán en 14 de las 20 pruebas del programa.

Hombres

  • Velocidad por equipos: Martínez, Peralta y Moreno
  • Velocidad: Peralta
  • Keirin: Peralta
  • Kilómetro: Moreno
  • Scratch: Mora
  • Puntuación: Mora
  • Omnium: Zuazubiskar
  • Madison: Mora y Torres

Mujeres

  • Velocidad por equipos: Calvo y Casas
  • Velocidad: Calvo
  • Keirin: Casas
  • 500 metros: Calvo y Casas
  • Scratch: Ana Usabiaga
  • Puntuación: Irene Usabiaga

Ni que decir tiene que la madison congregará la máxima atención de los aficionados españoles, aunque Mora ha demostrado, tanto a nivel continental como universal, sus opciones en las otras dos pruebas de fondo en las que se alinea: actual subcampeón mundial en puntos y vigente campeón europeo en scratch. Por otro lado, la decisión de Torres de centrarse exclusivamente en la americana, nos deja sin opciones en un ómnium en el que el siempre abnegado Zuazubiskar intentará competir dignamente.

En los próximos días iremos desglosando la participación y los protagonistas, pero en principio habrá que prestar atención al potente y extenso equipo neerlandés en las pruebas cortas, donde finalmente Mathew Glaetzer será baja pero no por su cáncer de tiroides sino por una lesión en una pierna; a ver si la hongkonesa Sarah Lee Wai Sze se confirma como reina de la velocidad, con permiso entre otras de las rusas Anastasiia Voinova y Daria Shmeleva, que regresa tras su grave caída en Cambridge, aunque lógicamente no estará al cien por cien; al duelo en las persecuciones por equipos con posibilidad de record del mundo, tanto en la masculina –sobre todo- como en la femenina, o en la individual con Filippo Ganna y Chloe Dygert-Owen; y a las pruebas de fondo donde ciclistas como Campbell Stewart, Benjamin Thomas, Roger Kluge, Kirsten Wild o Jennifer Valente aspiran a lo más alto. Curiosamente las dos grandes estrellas británicas, Laura Kenny y Katie Archibald, estarán en este Mundial en un segundo plano, la inglesa por salir de una lesión; la escocesa, por razones tácticas. Y el rendimiento de British Cycling a poco más de cinco meses de Tokio será una de las grandes incógnitas.

Y un dato significativo: de todos los campeones de 2019, solamente faltará, por lesión, Kellend O’Brien, como integrante de la cuarteta australiana que en Pruszkow estableció el record del mundo vigente.

El escenario de este evento será el Velodrom Berlín, un recinto inaugurado en 1997, que acogió el Mundial en 1999, y cuya madera fue completamente remozada en 2017 para albergar el Campeonato de Europa, de grato recuerdo para el ciclismo nacional ya que Albert Torres lograba el oro en el ómnium al ganar el último sprint. Tiene una cuerda de 250 metros, con inclinaciones mínima de 13º en las rectas y de 45,1º en los virajes. Para los más curiosos, estos son los records vigentes en el velódromo.

Último Mundial invernal

Por lo demás, ninguna novedad en el programa del último Mundial que se disputará en invierno, ya que en 2021 nos veremos del 13 al 17 de octubre, en la exótica Ashgabat (Turkmenistán). Veinte títulos en juego, en las cinco jornadas –repartidas en dos sesiones- con absoluta paridad entre hombres y mujeres: velocidad individual y por equipos, keirin, 500 metros/kilómetros, persecución individual y por equipos, scratch, puntuación, omnium y madison.

El miércoles (13:00 a 16:46 y 18:00 a 21:59) conoceremos los primeros campeones, en las dos velocidades por equipos y el scratch femenino; el jueves (14:30 a 17:09 y 18:30 a 21:27) se completarán las competiciones de persecución por equipos masculina y femenina, que empezaron el día anterior, y el scratch y el kerin, ambos para hombres.

La velocidad, iniciada el jueves, terminará el viernes (15:00 a 17:18 y 18:30 a 22:15), día que se disputan el kilómetro, la persecución y la puntuación para ellos y el omnium para ellas.

El sábado (11:00 a 14:48 y 16:30 a 19:50) será el turno del omnium masculino y del comienzo de la velocidad, así como tres pruebas femeninas, 500 metros, persecución y madison, para terminar la velocidad masculina y el Campeonato el domingo (11:00 a 12:11 y 14:00 a 17:08), también con la madison masculina y la puntuación y el keirin femenino.

Todas las jornadas vespertinas serán ofrecidas por Eurosport, con comentarios de Antonio Alix y Román Mendoza, los tres primeros días desde las 18:30, el sábado a partir de las 16:40 y el domingo, en diferido, a partir de las 18:00.

Web oficial

Preinscripción masculina

Preinscripción femenina

Programa

23 FEBRERO

La mayor parte de las plazas olímpicas están ya prácticamente decididas, pero aún quedan los Mundiales de Berlín de esta próxima semana, última prueba clasificatoria, para terminar de determinar los pasaportes para Tokio. Ayer analizábamos el estado de las pruebas de fondo y hoy continuamos con las de velocidad.

Velocidad por equipos masculina

Separadas por solamente 160 puntos, una de estas dos selecciones, Polonia o Rusia, debe ser la que complete la participación olímpica en esta disciplina en Tokio. Una diferencia que viene a ser de dos posiciones en la clasificación de Berlín, si bien los últimos resultados han sido mucho más favorables al trío polaco que al ruso.

De todas formas, el análisis se puede complicar más: por arriba, países como Alemania, Australia o Japón tienen una diferencia de menos de 200 puntos sobre los polacos, por lo que cualquier fallo en Berlín puede tener consecuencias catastróficas. Por abajo, China aún tiene posibilidades matemáticas, pero necesitaría una notable actuación … y los referidos fallos. En cuanto a Trinidad y Tobago, ha renunciado a jugar sus escasas opciones, quizá por ese caso nada aclarado de unos posibles positivos de Njisane Phillip y Kerron Bramble.

Países Bajos, Francia, Gran Bretaña y Nueva Zelanda ocupan las cuatro primeras plazas, lo que les significa que no deben tener problemas en sus objetivos olímpicos.

Velocidad masculina

Los equipos clasificados en velocidad podrán alinear a dos de sus corredores ya inscritos. Junto a ellos, las siete mejores naciones en el ranking de la velocidad individual podrán presentar a un corredor. En este caso, las descartadas de la lucha anterior, Rusia o Polonia, junto a las mencionadas China y Trinidad y Tobago no tendrían problemas para estar en esta disciplina, lo mismo que Malasia.

Más complicadas son las otras tres plazas, ya que Sudáfrica, si utiliza el derecho que tiene en base a la cuota continental tendría un lugar en Tokio, a pesar de tener menos puntos que Canadá, Chequia y Surinam, que lucharían por las dos últimas plazas, con una situación de partida muy igualada: se encuentran en una horquilla de 13 puntos.

La participación máxima de 30 ciclistas se completa con los siete inscritos en virtud del ranking olímpico de keirin, al que nos referiremos a continuación.

Keirin masculino

Aparte de la participación determinada por los ocho equipos de velocidad, las siete mejores en el ranking olímpico de keirin -distintas a las ya mencionadas- podrán presentar un corredor, sin que en este caso se tenga que hacer hueco a los continentes no representados.

Como en el caso de la velocidad, la descartada por equipos –Rusia o Polonia- no debería tener problemas para entran en el keirin por este criterio, en una participación que completarían Malasia, Colombia, Canadá, Chequia, Trinidad y Tobago y Sudáfrica, en este caso por méritos propios. Solamente una actuación sensacional de Kazajstán, unida a un ‘desastre’ de Sudáfrica o Rusia podría cambiar el pronóstico.

La participación máxima de 30 ciclistas se completa con los siete inscritos en virtud del ranking olímpico de velocidad, antes mencionado.

Velocidad por equipos femenina

Rusia, Alemania, China, Australia, Países Bajos e incluso México son las naciones que se pueden permitir una cierta tranquilidad en el Mundial ya que, salvo un resultado muy por debajo de lo esperado, pueda complicar su presencia en Tokio.

De esta forma, la lucha por la clasificación olímpica estará entre Lituania (3.890), Polonia (3.875), Nueva Zelanda (3.690) y Ucrania (3.515), de las que solamente las dos mejores tendrán el premio de la clasificación. Por hacer unos números, las ‘kiwis’ –que ganaron la Copa del Mundo de Cambridge- podrían clasificarse si terminan quintas y polacas o lituanas no pasan de la octava plaza, mientras que, para las ucranianas, con la misma clasificación, deberían tener a sus rivales en la décima plaza, como poco.

Por eso no debemos engañarnos con la posición de la dupla española, pese a ser undécima, con 3.230 puntos: un hipotético quinto lugar –jamás logrado en este ciclo de clasificación- se solventaría con un lugar entre las quince primeras de lituanas o polacas.

Velocidad femenina

Con los mismos criterios que los hombres, se trata de añadir las siete mejores naciones del ranking de velocidad a los ocho equipos clasificados aparte de las que llegan por el ranking de keirin.

Solamente que en este caso hay muchas conjeturas, y muchas dudas… salvo que Sudáfrica tendría plaza por la cuota continental.

Si son Lituania y Polonia las que entran por equipos, Nueva Zelanda y Ucrania no deberían tener problemas por esta vía, junto a Hong Kong y Canadá. Las dos últimas plazas saldrían del trío Estados Unidos-Francia-Gran Bretaña. Las norteamericanas sacan 300 puntos a las europeas, pero entre galas y británicas apenas hay 129 puntos.

Por el contrario, si entrasen Nueva Zelanda y Ucrania, el decorado sería radicalmente distinto, ya que las polacas perderían toda opción al estar muy atrás en este ranking. Junto a Hong Kong y Canadá, Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña podrían competir más tranquilas y sólo Lituania debería preocuparse de no fallar y que Colombia, a la que le saca 720 puntos, no se ‘salga’. Por cierto, este escenario es el único en el que España podría tener una remota opción, pero pasa por el ‘desastre’ de Lituania y quedar entre las cuatro mejores. Así que…

Finalmente, si tenemos a Polonia ‘dentro’, acompañada de Nueva Zelanda o Ucrania, la selección no clasificada no tendría problemas para estar junto a Hong Kong, Canadá y Estados Unidos. Lituania debería contrarrestar los 140 puntos que le saca Gran Bretaña o los 270 de Francia para dejar fuera a una de estas dos selecciones.

Keirin femenino

Y terminamos este análisis –antes de que me empiecen a salir números por las orejas- con los siete países que entrarán por el ranking de keirin con una corredora, tanto para esta prueba como para la velocidad, en este caso sin cuotas continentales que valgan.

En este caso de los países implicados en las últimas plazas de la velocidad por equipos, solamente Nueva Zelanda se clasificaría sin problemas –salvo actuaciones desastrosas que no estamos barajando- por este criterio. Por lo tanto, si las ‘kiwis’ no entran, acompañarían a Hong Kong, Francia, Corea, Canadá, Colombia y Estados Unidos. Para Gran Bretaña y Bélgica la opción pasa por restar 400 o 500 puntos –respectivamente- en relación a las norteamericanas o 50 más respecto a las sudamericanas.

Por el contrario, si las oceánicas se clasifican por la velocidad, Gran Bretaña y Bélgica dirimirían entre ellas la última plaza, separadas por 80 puntos. En este caso, Lituania, Polonia e incluso Ucrania, nuestras viejas conocidas, tendrían alguna mínima opción que pasa por restar entre 500 y 700 puntos. Como ayer, os dejo la tabla para que analicéis opciones.

22 FEBRERO

La mayor parte de las plazas olímpicas están ya prácticamente decididas, pero aún quedan los Mundiales de Berlín de esta próxima semana, última prueba clasificatoria, para terminar de determinar los pasaportes para Tokio. Hoy vamos a analizar el estado de las pruebas de fondo –persecución por equipos, madison y ómnium- para continuar mañana con las de velocidad.

Persecución por equipos masculina

A día de hoy se puede decir que ya están virtualmente clasificados los ocho equipos de persecución masculina: Australia, Dinamarca, Canadá, Nueva Zelanda, Italia, Gran Bretaña, Suiza y Alemania. A todos ellos les vale, hablando en plata, con ‘no cagarla’, ya que el noveno clasificado, Francia está situado a más de 1.300 puntos del corte, lo que supone, para entendernos, que una cuarta plaza de los galos en Berlín –pensar en posiciones superiores es utópico- la contrarrestarían los locales con quedar entre los 14 mejores. Estados Unidos, décimo, ha renunciado a competir al no tener ya opciones.

Madison masculina

Los ocho equipos clasificados en persecución podrán alinear un equipo de madison; los otros ocho se determinarán en base al ranking olímpico de madison, cuyas primeras plazas ocupan Francia, España, Bélgica, Estados Unidos, Polonia, Países Bajos, Austria y Hong Kong. Portugal está a algo más de 400 puntos de los asiáticos, lo mismo que Irlanda, aunque éstos no se han clasificado para el Mundial, por lo que los lusos tienen claro el rival.

Hong Kong ha corrido todas las Copas del Mundo y ha terminado todas ellas entre el puesto sexto y el decimotercero, lo que supone que los lusos deberían quedar aproximadamente cuatro puestos por encima de ellos.

Omnium masculino

El ómnium también tiene una doble vía clasificatoria: por un lado, las ocho mejores naciones en el ranking olímpico de madison podrán presentar un corredor (ocho); por otro, las doce mejores en el ranking olímpico de omnium –distintas a las anteriores- podrán presentar otro corredor (doce), aunque en este caso si un continente no tiene ninguna representación en las pruebas de fondo podrá presentar a un corredor, que tomaría la plaza asignada por dicho ranking.

Según el primer criterio, Australia, Alemania, Dinamarca, Gran Bretaña, Francia, España, Bélgica y Nueva Zelanda ocupan las posiciones. En cuanto al segundo, tenemos a Italia, Japón, Países Bajos, Grecia, Suiza, Bielorrusia, México, Estados Unidos, Polonia, Canadá, Kazakstán y Portugal, aunque nuestros vecinos perderían la plaza para dársela a Sudáfrica como representante africano.

Lo más relevante es que si Italia o Estados Unidos, a poco más de 100 puntos del ‘corte’, entrasen por el primer criterio, ninguno de los países desplazados tendría problemas para entrar por el segundo. Por lo tanto, la única duda está en si Portugal, o incluso Hong Kong, pueden desplazar a Kazakstán, a apenas 200 puntos, o Canadá, a 245, lo que vienen a ser unas cuatro o seis posiciones en Berlín, dependiendo del lugar más o menos alto ocupado.

Persecución por equipos femenina

En el caso de la persecución femenina, se puede asegurar que salvo debacle de alguna de estas siete primeras cuartetas –Australia, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Canadá, Italia, Estados Unidos y Alemania-, tan sólo queda por decidir la octava y última plaza, entre Bélgica y Francia, con 30 puntos de ventaja para las primeras. La resolución se puede simplificar: la cuarteta del país de los dos que quede por delante será la que participe en persecución femenina de los Juegos Olímpicos.

Estos ocho países, además, tendrán plaza para la madison femenina.

Madison femenina

Pase lo que pase, la selección descartada disputará la madison olímpica en virtud del segundo criterio antes aludido, junto a Dinamarca, Países Bajos, Rusia, Polonia, Japón e Irlanda, que tienen la clasificación prácticamente asegurada.

Ucrania (5.530 puntos), Suiza (5.270), China (5.150) y Hong Kong (4.964) son quienes se jugarán la última plaza, con muchas opciones que resulta bastante complicado desmenuzar, por lo que el cuadro adjunto de posiciones puede servir de ayuda para los más interesados.

Omnium femenino

Australia, Gran Bretaña, Dinamarca, Países Bajos, Italia, Bélgica, Rusia y Francia o Polonia estarán en el ómnium de Tokio por su clasificación en el ranking de madison, aunque esta incógnita no tiene mayor trascendencia ya que la descartada entrará por el ranking olímpico de ómnium completa junto a otros doce países más.

Se puede dar casi como fijos a Estados Unidos, Japón, Canadá, Nueva Zelanda, México, Portugal, Irlanda, China y Noruega, mientras que las otras tres plazas las dilucidarán Bielorrusia, Suiza, Lituania, Hong Kong, China y Uzbekistan, siempre que Egipto no haga uso de la que le correspondería por la cuota africana, en una horquilla de poco más de 300 puntos. También en este caso, hacer cábalas resultaría demasiado extenso y complicado, por lo que nos remitimos a la tabla de puntuaciones.

21 FEBRERO

Albert Torres solamente competirá en la madison en el Campeonato del Mundo de pista, que se celebrará en Berlín entre el 26 de febrero y el 1 de marzo. El hecho de que el gran objetivo de la temporada sean los Juegos Olímpicos, ya clasificados, y que el estado físico del menorquín no sea el óptimo, tras su caída en Hong Kong y que le ha retrasado mucho los entrenamientos, ha originado que se centre exclusivamente en la americana con Sebastián Mora y siempre de cara a preparación la cita olímpica.

Si no hay cambio de planes, el balear estará disputando el UAE Tour desde el próximo domingo con Movistar Team en los Emiratos Árabes, para desplazarse a Berlín en los días anteriores a la madison.

Torres, la temporada pasada © UCI

Por su parte, el castellonense, que corre en estos días la Vuelta a Andalucía, competirá también en la puntuación, prueba en la que es el actual subcampeón del mundo, y en el scratch, donde ganó el último Europeo,mientras que Illart Zuazubiskar será el que afronte el ómnium, ya que Mora no tiene los puntos UCI suficientes.

En las pruebas de velocidad, sin sorpresas. Con los dos equipos clasificados, Juan Peralta hará keirin y velocidad, mientras que Pepe Moreno, kilómetro, y Alejandro Martínez solamente la prueba colectiva. En féminas, velocidad para Tania Calvo, keirin para Helena Casas y 500 metros para ambas.

Por último, todo parece indicar que Ana Usabiaga será quien compita en scratch y su hermana Irene, en la puntuación,a tenor de la inscripción UCI realizada por la Federación Española y publicitada por el máximo organismo ciclista.

Con excepción de Torres y Mora, cuyo plan de viaje será personalizado según sus competiciones, el resto de la selección volará a Berlín el próximo domingo, 23 de febrero, con los auxiliares que viajan por carretera saliendo el sábado desde la concentración de Valencia.

4 febrero

Después de haberse publicado la semana pasada los rankings UCI de las distintas disciplinas de pista tras la Copa del Mundo de Milton, que determinan la participación en el próximo Campeonato del Mundo de pista, tras la realización de los correspondientes ajustes –y en algunos casos correcciones-, la UCI ha oficializado hoy –con un día de retraso sobre la fecha prevista- las cuotas de participación por naciones en dicho evento, que se celebrará en Berlín del 26 de febrero al 1 de marzo.

Desgraciadamente, la selección nacional no tendrá la plaza en el ómnium femenino que habíamos adelantado la semana pasada, aunque con las lógicas reservas. A pesar de que en el ranking por naciones España figuraba decimosexta y con ello entraba en el Mundial, la UCI volvía a ajustar la clasificación, lo que suponía bajar a la decimoctava, quedarse sin plaza por naciones y también fuera por las posiciones en el ranking individual. España estará como tercera reserva en el omnium, pero en este año olímpico no se prevé que pueda haber tantas bajas.

De esta forma, España podrá estar presente en 14 de las 20 pruebas del programa mundialista, una participación similar a la del año pasado en Pruszkow: en esta ocasión se suma el scratch masculino, que se quedó fuera por un exceso de confianza, pero se pierde el ómnium femenino ya mencionado.

En el caso de los hombres, habrá presencia española en ocho de las diez competiciones: velocidad individual y por equipos, keirin, kilómetro, ómnium, scratch, puntuación y madison, sin tenerla ni en persecución individual, ni por equipos. En todas las pruebas individuales, con un solo ciclista, a pesar de que en velocidad, keirin, kilómetro y persecución se pueden presentar hasta dos por país.

Pasando a las féminas, España estará representada en otras seis: velocidad individual y por equipos, keirin, 500 metros –ésta es la única prueba en la que se podrán alinear a dos ciclistas nacionales-, scratch y puntuación. Como los hombres, las dos persecuciones, no tendrán corredoras nacionales, así como la madison y el mencionado omnium. También en la velocidad habrá una plaza como reserva, en este caso la cuarta.

Hay que destacar que ningún país contará con ciclistas en todas y cada una de las pruebas, en una participación de 46 naciones.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*