Omar Fraile: “No tiramos la toalla”

El vasco vive su segunda temporada en el equipo kazajo © Astana

Omar Fraile (Astana) afronta con ganas y optimismo la segunda mitad del Tour de Francia. El todoterreno vasco confía en la remontada de su líder Jakob Fuglsang después de la pérdida de tiempo de la décima etapa y tras la contrarreloj. “Estamos convencidos”, asegura, y promete que su motivación no se ha menoscabado, al contrario.

Fraile celebró el pasado miércoles sus 29 años en el Tour en plena madurez deportiva y un año después de su triunfo en Mende: “No hay nada que supere eso”, afirma. Con la “motivación extra” de los Pirineos buscará su oportunidad, aunque la antepone a las órdenes del Astana.

¿Qué balance hace del primer tercio del Tour de Francia? El Tour va bien, salvo por la pérdida de tiempo del lunes, pero tenemos muchas ganas de afrontar la segunda mitad. Esa es la diferencia del Tour respecto a otras carreras. En un descuido se lía todo y te cae un minuto o dos. No nos hemos escondido, hemos dado la cara. Sin embargo, tenemos una nueva situación. En cualquier caso, estamos convencidos al cien por cien de darle la vuelta y que salgan bien las cosas.

Así que el equipo afronta con optimismo la segunda parte del Tour. En lugar de venirnos abajo estamos más unidos que nunca. El día de descanso tomamos café todos juntos, echamos unas risas. Ahora tenemos una nueva motivación, tenemos más ganas de recuperar tiempo. No tiramos la toalla. Llegan etapas que nos pueden venir muy bien, de alta montaña y también de media montaña en las que puede llegar un grupo reducido. Hay que estar motivados y optimistas hasta que termine la carrera el día 28.

Personalmente, ¿cómo se encuentra? El Tour te va minando mental y físicamente. La verdad es que me costó entrar en carrera, aunque me he ido encontrando mejor con el paso de los días. Me empiezo a encontrar bien y ya estoy donde quería estar. Así que afronto la segunda parte del Tour con ganas de terminar lo mejor posible. Todos los días se va rápido. No hay más que mirar la velocidad media de todas las etapas. Es espectacular. Por eso hay que tomárselo día a día, correr con cabeza y ya veremos lo que pasa.

El Tour ha llegado a los Pirineos. Nos espera mucha gente. No veía llegar el día de descanso. Es una motivación extra saber que van a estar amigos, la peña, la familia… Es algo que siempre se agradece.

El año pasado ganó una etapa en el Tour, ¿qué recuerdo tiene? No hay nada que supere eso por la grandeza que supone esa victoria, ganar en el Tour. Quizá hay otras más especiales, como la victoria en la Itzulia con mi familia en la meta. Pero lo que viví en el Tour por lo grande que es y la repercusión que tiene supera todo lo vivido.

Tras el Tour, ¿disputará la Vuelta a España? La Vuelta está en los planes. Es una carrera que me encanta y me motiva. Espero aprovechar el golpe de pedal del Tour y rendir y alcanzar el nivel del año pasado. La misma motivación especial tengo para Donostia.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*