Óscar Pelegrí, al Europeo de pista sin equipo 2020

Pelegrí, en Minsk

TrackPiste / Ciclo 21

Las buenas y las malas noticias vuelven a juntarse en la persona de Oscar Pelegrí. A la alegría de su convocatoria con la selección española de pista para acudir al Europeo de Apeldoorn se le unía la desdicha de saber que su equipo, el Vito-Feirense portugués, no continuará en 2020, al menos con los actuales patrocinadores.

Por ello quisimos hablar con el de Betxí, en plena concentración en Valencia. Una presencia que “sinceramente no esperaba. Mi idea era desconectar después del Campeonato de España de pista, porque la Vuelta a Portugal se me había hecho muy pesada, mentalmente hablando, y pensaba ya en descansar. Pero el último día un compañero me dejó entrever que mi nombre estaba ahí, aunque no fue hasta unos días después que me llamó Raúl (Mena) y me dijo que contaba conmigo. Naturalmente ni me lo pensé: ya habrá tiempo para las vacaciones”.

Allí estará hasta el viernes, antes de volar el domingo hacia los Países Bajos donde afrontará “en principio la eliminación y la puntuación, aunque todo depende de las pruebas que hagan los capos”, es decir, Albert Torres y Sebastián Mora, aunque es de suponer que, siendo sólo un día antes los puntos que la madison, su paisano renuncie a la primera prueba y que haga el scratch, el jueves.

La llamada de Mena le ha supuesto un aliciente. “Como te decía, pensaba que el cansancio mental de Portugal me podía afectar. En los Campeonatos de España me costó un poco más de lo habitual centrarme. Me hubiera gustado llegar un poco mejor, pero me va bien la competición y pienso que no anduve mal. Y estos días estoy encontrándome mejor de lo que esperaba, haciendo el programa que me manda mi entrenador. Tenía la duda de que con la rutina de los entrenamientos esto se me hiciera largo. Pero estoy motivado con ganas. Y es que poder participar en un Campeonato de Europa en un año olímpico es casi como un sueño”.

En el velódromo de Cambridge. Twitter Oscar Pelegrí

En todo caso, es la consolidación de un pistard que debutó este invierno en las Copas del Mundo de Hong Kong y de Cambridge, y que obtuvo una sensacional cuarta plaza en la puntuación de los Juegos de Minsk, en su espaldarazo internacional ante hombres del calibre del campeón del mundo, Jan Willem Van Schip, o de Christos Volikakis, segundo y primero en aquella cita… y con los que coincidirá el sábado próximo en Apeldoorn.

“Para mi este año ha sido muy importante. Estoy dando pequeños pasos a nivel internacional, pero lo cierto es que veo que no desentono. Sigo teniendo un hándicap en la madison, donde tengo mucho que aprender. No es un problema de rendimiento, sino de tener una técnica, de ir compenetrado con la pareja. Y es ahí donde debo mejorar, donde más tengo que trabajar”.

Lo que sí parece seguro es que, tras el Europeo, llegará el descanso. “Al seleccionador se lo he dicho, que necesito descansar después, pero no hemos hablado más de calendario. Otra cosa sería que hubiera un percance y tuvieran que contar conmigo. Pero la idea que tengo es no volver hasta diciembre o enero”.

Un corredor que puede adaptarse a muchos equipos

Pelegrí, en el podio del GP Abimota portugués 2018

Pero, como decíamos, las noticias para el castellonense no son del todo positivas estos días, al menos desde la vertiente de la carretera. “La desaparición del equipo no es segura al cien por cien, pero la continuidad es muy complicada porque los principales patrocinadores no van a seguir. La gente del equipo siempre se ha mostrado muy sincera en este sentido”.

Y a comienzos de octubre, no tener nada firmado para el próximo año es algo que siempre puede ‘comerte el coco’. “A veces sí influye, se te pasa por la cabeza pensar en qué vas a hacer. Pero tengo representante y me consta que está trabajando. Y si no me han llamado nadie directamente es que ya conocen los equipos mi situación. Es cierto que esta situación no te ayuda a preparar, pero al mismo tiempo te da fuerzas, ya que piensas que no todo va mal. No tengo la tranquilidad de un contrato, pero si la suerte de estar con la selección y la oportunidad de demostrar mi valía”.

En cuanto al balance de la temporada “lo doy como bueno. Como a todo el mundo me hubiera gustado tener algún resultado más. Pero tal y como me he sentido en competición, pienso que he dado un paso más en mi formación ciclista, me veo mucho más seguro”.

De hecho, el de Betxi hacía un buen tándem con Joao Matias, otro destacado pistard. “En el equipo la función que hacía era disputar yo o ser el hombre para lanzarle y pienso que nos compenetrábamos bien. Pero creo que soy un corredor que, por mis características, puedo adaptarme a muchos tipos de equipo”.

Ya el año pasado Pelegrí no se aseguró un hueco hasta bien entrado el otoño, aunque no es una experiencia que pretenda repetir. “Lo ideal sería tener equipo ya, pero lo cierto es que a última hora siempre queda algún hueco. No obstante, la situación es peor que otros años porque han aparecido equipos, pero también han desaparecido otros. Y en Portugal hay algunos que van a reducir plantilla. Pero de momento no quiero quebraderos de cabeza. Ahora mismo mi prioridad es hacerlo lo mejor posible en el Europeo”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*