Pogaçar: «Atacar es mi objetivo en el Tour»

Pogačar, la gran revelación de la Vuelta / © Photo Gómez Sport

Roberto Tejedor / Ciclo21

El próximo 21 de septiembre Tadej Pogaçar cumplirá 22 años, tan solo un día después de la finalización del reubicado Tour de Francia (del 29 de agosto al 20-s). En la temporada pasada se convirtió en una de las revelaciones de la joven «camada» que ha desembarcado en el ciclismo profesional con la intención de ser uno de los nuevos dominadores, en su caso, de las grandes vueltas de 3 semanas.

El ganador del Tour del Porvenir en 2018 era podio en la Vuelta a España 2019 un año después. De los 19 a los 20, se convirtió en la gran sensación de la carrera española que le encumbró definitivamente al escaparate mundial, no solo por sus 3 victorias parciales y el tercer puesto en el Paseo de la Castellana, sino por la manera en que se confirmó como corredor dotado de una chispa que parecía perdida en el circuito World Tour. Destacando su agresividad, personalidad descarada y hambre por devorar etapas fue presentado como adalid de Fabio Aru en las Salinas de Torrevieja, a 23 días después, ser el líder indiscutible de los emiratís con la rúbrica de la exhibición final en la Sierra de Gredos acabando como el mejor joven de la carrera, sacando del podio a Nairo Quintana y convertido en un activo para el ciclismo ofensivo.

El gran salto en su proyección está dado, ya es parte de la élite y tal cota lo confirma que se va a colar en la quiniela como aspirante al próximo Tour y con toda seguridad en los del siguiente decenio. Por ello, UAE se ha asegurado en retenerle ofreciéndole un suculento contrato en el que ha estampado su firma hasta 2024 con el que completará un ciclo de seis temporadas que concluirá con 27 primaveras.

Su currículum brilla. Atesora a su temprana edad y con solo 3 campañas profesionales, esta 2020 será la cuarta, una progresión anómala en el mundo ciclista cuando la edad de maduración alcanza al corredor entorno a la treintena. Desde el inicio de la campaña pasada con el triunfo en la general de la Volta ao Algarve no ha estado por debajo del sexto puesto en la generales finales en ninguna competición que haya disputado hasta el momento. Y lo fue por una inesperada caída camino de Estíbaliz, en el tercer día de la Itzulia en la que perdería un minuto más de los 40″ que le distanciaban de Schachmann. En la última etapa de Eibar, Pogaçar acabaría del ganador final Ion Izagirre a 1’36». Tras los finales en Arrigorriaga, Arrate (5º) y el mencionado en Eibar siempre estuvo con los mejores. Pero repasemos más datos.

A saber, del sexto puesto final en la Vuelta al País Vasco victoria en el Tour de California, fue cuarto en «casa» durante el Tour de Eslovenia, donde ayudó a su compañero Ulissi ha afianzar la general, como preparación para la Vuelta. Así hasta finalizar el año en Madrid tercero conectando con este inicio de campaña en el que solo ha logrado pararle en seco la crisis por la pandemia de la Covid19: En el debut de la temporada en la Vuelta a la Comunitat Valenciana consiguió 2 etapas y la general final para en el UAE Tour (WT) pisar podio en el segundo puesto en la CG y en el bolsillo otra victoria de etapa del Jebel Hafeet, prematura final por el primer brote de la crisis en competición que precipitó el final. Es el nivel en escasos 6 meses con la interrupción de 3 por la inactividad invernal. 

Por tanto, se encuentra en la pole position para liderar a su equipo en el Tour otoñal, en coordenadas semejantes a su mejor rendimiento en los consumados Porvenir y Vuelta, y a su selección en un Mundial suizo que le va como anillo al dedo al igual que su compatriota Primoz Roglic con el que compartirá galones. Con una posible afluencia de contendientes que programaron el Giro de Italia como primer objetivo en un calendario sin virus, ahora prima la urgencia de obtener resultados lo antes posibles y en el horizonte la primera diana es la ronda gala lo que beneficia en parte al esloveno minimizando la expectativa puesta sobre sus hombros.

Chris Froome y Primoz Roglic y, por supuesto, el campeón defensor, Egan Bernal, componen la terna en las apuestas por ser los principales favoritos para ocupar el primer cajón el próximo 20 de septiembre en los Campos Elíseos de París. A los que se unen Thomas, Dumoulin, Kruiswijk, Mikel Landa, los hermanos Yates, López, Quintana, más Buchmann, Mollema, Porte, Bardet, Aru o los franceses Pinot o Alaphilippe.

Tadej Pogaçar también ha sido incluido en ese círculo pero el esloveno se lo toma con calma como destaca en una entrevista concedida a Cyclingnews.com, en la que toma el inteligente papel de outsider para no quemar sus opciones a las primeras de cambio. «No se espera mucho de mí. Tengo menos presión sobre mis hombros. Muchos de los mejores corredores que se habrían centrado en el Giro o la Vuelta ahora quieren optar a la victoria en el Tour. Es demasiado pronto para tener ambiciones de ganar o hacer una buena clasificación para mí en este momento«, pero no descuida sus ambiciones. «Por supuesto que me prepararé bien y lo haré lo mejor que pueda, pero no quiero hablar de resultados. Intentar atacar es mi objetivo».

Calendario modificado.

«Todavía no es 100% seguro, pero probablemente comenzaré en la Strade Bianche, seguido por Milán-SanRemo y Lombardia. Tal vez luego pasaré por Dauphine antes del Tour y el Mundial. Pero nada es seguro».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*