Sergio Henao (Sky): “No tengo nada que ocultar”

Sergio Luis Henao del equipo Sky se encuentra en Colombia, adelantando el plan de trabajo previsto hace ya un mes por su equipo, en función de los aspectos que influyen en un deportista –en este caso en un ciclista- por el factor altura, como consecuencia de nacer, vivir, entrenar y competir en alturas superiores a los 800 metros sobre el nivel del mar y que en el caso de los pedalistas colombianos superan fácilmente los 1.000, 2000, 3.000 y más metros de altitud, como publica revistamundociclistico.com, único medio que ha hablado con el pupilo de Brailsford.

El colombiano se encuentra sin competir debido a unos valores anómalos tras los primeros análisis de sangre fuera de competición de la historia en Colombia por parte de la UCI –como publicó en exclusiva Ciclo 21– y no por unos controles internos como informó en su día el conjunto británico.

Henao fue “invitado” por su equipo para colaborar en una serie de exámenes y experimentos que sirvan a su equipo para conocer más profundamente , desde el punto de vista médico y científico los efectos de la altura en el organismo de un deportista del alto rendimiento y de qué manera este factor contribuye a la alteración de los valores y niveles dentro de los cuales se enmarca el pasaporte biológico y el control que la AMA, el COI, la UCI ejerce sobre los ciclistas de primera y segunda división, en plena competencia, antes o después de la misma y a sorpresa en cualquier hora y lugar.

Para estos experimentos y exámenes, Sergio Luis está en su natal Rionegro, – donde habita-, acompañado de Oliver Cookson, quien trabaja hace 4 años con el equipo Sky,  trabajando como coordinador de rendimiento y como puente entre los ciclistas no angloparlantes, por su dominio de varios idiomas, entre ellos el español, además de sus conocimientos y experiencia en el ciclismo.

Según ha podido saber este portal, la UCI volverá a hacer de nuevo controles sanguíneos por sorpresa en Colombia y, entre ellos, los pasará el ahora suspendido Sergio Luis Henao.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*