Superprestigio CX: Van der Poel, Van Aert y la nada

van-der-poel_van-aert_ruddervoorde_2016

Van der Poel y Van Aert © Belga

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Un espejismo. Una ilusión. Un imposible. Una utopía. Llámenlo como quieran, pero pensar, hoy por hoy, que una carrera de ciclocross del más alto nivel puede dar como resultado cualquier otra cosa que no sea una pelea con sólo dos invitados de excepción es, cuanto menos, muy optimista. Sí, es verdad que Tom Meeusen ganó ayer en Waasland y que su moral se disparó por ello. También es cierto que Toon Aerts fue, sin lugar a dudas, el mejor en el europeo disputado en Pontchâteau, pero nada de todo eso puede hacer que nos engañemos pensando que alguien en todo este mundillo del ciclismo invernal puede tener el nivel para acercarse siquiera a esos dos auténticos titanes como son Wout Van Aert y Mathieu van der Poel.

El belga y el holandés se llevan mutuamente al límite. No se dan tregua. Se respetan y se admiran. Son conscientes ambos de que cada uno de sus triunfos está labrando la que dentro de unos años será recordada como una de las grandes rivalidades no sólo de la historia del ciclocross, sino del deporte. Saben, y por eso se esfuerzan tanto en hacerse la puñeta el uno al otro, que cada los triunfos de un deportista son tan grandes como el nivel del rival ante quien se consiguen. Ellos, como nosotros, disfrutan de esta rivalidad. A su manera, pero la disfrutan. Y nos hacen disfrutar.

Lo intentaron Lars van der Haar y Michael Vanthourenthout, pero la realidad es tozuda y pronto vimos, volvimos a ver, a Van Aert y Van der Poel peleando en solitario por el triunfo. El holandés, al que el pasado martes le saltaron todas las alarmas y se hundió sin remisión ni explicación en Oudenaarde, mostró muy pronto que tenía la intención de dar un golpe de autoridad y procuró, ya en el segundo giro, dejar a Van Aert descolgado.

El campeón del mundo no se puso nervioso y dando absolutamente todo lo que tenía dentro consiguió dar alcance a su némesis que decidió entonces mantenerse a rueda de Van Aert durante dos vueltas enteras, justo hasta que este tuvo que entrar a cambiar de bicicleta. Fue ese el momento, criticado pero completamente lícito, que eligió Van der Poel para volver a cambiar el ritmo y poner tierra de por medio.

Quedaban algo más de tres vueltas para el final y el holandés construyó una ventaja de poco menos de diez segundos que para nada era suficiente o tranquilizadora. Se trataba ahora, para ambos, de llevar las pulsaciones al límite más absoluto y, como decía hace un par de semanas Van Aert, intentar cometer la menor cantidad de errores posibles porque, con este nivel de exigencia y presión del uno al otro, completar una carrera impoluta de fallos y caídas es, sencillamente, imposible.

Van der Poel demostró, una vez más, que su motor es capaz de sacar un par de vatios más que el de Van Aert, pero este, por su parte, evidenció que su manejo de la bicicleta es sensiblemente mejor que el del holandés, que amagó en un par de ocasiones con irse al suelo antes de sufrir una caída ya dentro del penúltimo giro.

Se acercó entonces Van Aert hasta los cuatro segundos con los que parecía que el reagrupamiento de este dúo mágico era inevitable, pero Van der Poel, herido en su orgullo desde el martes, acompañaba cada pedalada con un más que evidente cabezazo que dejaba claro que no estaba dejándose ni un solo gramo de fuerza en la reserva. Y se marchó. Se fue de nuevo. Abrió, una vez más, hueco el holandés. Diez segundos tenía en el penúltimo paso por la línea de meta. Diez segundos justos para afrontar la última vuelta. Diez segundos con los que defender una victoria, la tercera, que debía de afianzarle todavía más en el liderato del Superprestigio. Pero nada era seguro. Había que apretar los dientes hasta el mismísimo final. Hasta la línea de meta.

Pero a Van der Poel, que ya había tenido su ración de mala fortuna, el destino le tenía que sonreír alguna vez y lo hizo cuando a Wout Van Aert se le atascó la cadena en el cambio en una avería que ya sufrió en Ronse perdiendo definitivamente todas sus opciones de triunfo y teniendo que conformarse, por lo tanto, con su tercer segundo puesto en otras tantas carreras en esta challenge en un final en el que esa avería supuso un gran anticlímax para una carrera que, por lo demás, fue realmente emocionante.

Van der Poel: “Sé que muchos dirán que no es fair play

Mucho se hablará de ese movimiento, quizás decisivo, por parte de Van der Poel de acelerar mientras su rival, Wout Van Aert, entraba en la zona técnica para cambiar de bicicleta. “Sé que muchos no lo van a interpretar como fair play”, reconocía el propio Van der Poel al terminar la carrera. En su defensa, si es que hace falta defenderse de aprovechar las circunstancias que te da la carrera, el vencedor explicó que “en un primer momento, no tenía la intención de abrir hueco. En un momento dado, miré atrás y vi que sí lo había conseguido y fue ese el momento en el que decidí dar gas. Sé que muchos no lo van a interpretar como fair play, pero marcharme en ese momento no fue mi intención inicial. Sí quise acelerar después de la zona técnica… pero cambiar de bicicleta fue su decisión”.

En cuanto al resto de la carrera, el líder del Superprestigio reconocía que “he cometido bastantes errores. Demasiados para mi gusto. No he tenido un súper día. En cualquier caso, han sido todo cosas de las que he tenido yo mismo la culpa. Esto ocurre porque tengo que correr constantemente al límite. En ocasiones, lo cruzo y es cuando vienen las caídas”.

Todo ello, después de ese fiasco de Oudenaarde tras el que aseguró que se dedicó a dar descanso al cuerpo. “Nunca he dormido tantas horas entre un cross y otro y parece que ha sido la decisión adecuada”, explicaba.

Van Aert: “Nunca debí cambiar de bicicleta”

Wout Van Aert, al que hoy le ha tocado marcharse a casa como el derrotado del día, no quiso buscar excusas en ese movimiento de Van der Poel y aseguraba que la derrota “ha sido mi culpa”. Sobre ese movimiento explicó que “fue un fallo mío. Fue mi culpa. Quise coger una bicicleta limpia, pero perdí más tiempo del esperado en ese cambio. No debería de haberlo hecho. Mathieu [Van der Poel] es algo mejor en ese tramo de montañitas y ha sabido aprovecharse de ello”.

También asumió Van Aert toda la responsabilidad del fallo mecánico sufrido en la última vuelta. “Enganché el pedal en una de las cintas que delimitan el circuito y eso provocó que se atascara la cadena entre el cuadro y el plato. Son cosas que pueden ocurrir, pero no fue un fallo mecánico. Sencillamente, fue mala suerte. De todas formas, a esas alturas la carrera estaba decidida. En ese momento, ya me había rendido porque era incapaz de recuperar ni un solo segundo”.

Sophie de Boer no quiere despertar de su sueño

Sophie De Boer_Ruddervoorde_2016

Sophie De Boer fue la mejor en Ruddervoorde / © Superprestige

Está completando la que, por el momento, es su mejor temporada y, pese que no fue tan aburrida como la prueba júnior, la carrera femenina no fue más que una clara muestra de la superioridad actual de la holandesa cuando encuentra su mejor golpe de pedal.

Fue en la tercera de las cinco vueltas a las que se fue finalmente la carrera cuando De Boer, que ya había dado sobradas muestras de superioridad, puso tierra de por medio y abrió un bonito hueco de doce segundos que ni Ellen Van Loy ni Sanne Cant pudieron poner en cuestión.

Con la victoria completamente decidida, lo más interesante de la carrera ocurría por detrás. Cant parecía la más fuerte, pero en el cuarto giro sufrió una caída que Van Loy no dudó en aprovechar para abrir un hueco que, después, se dedicaría a administrar para asegurarse la segunda plaza final.

Pese a ese contratiempo, Sanne Cant sigue manteniendo el liderato del superprestigio gracias a sus triunfos en Gieten y Zonhoven.

Al finalizar la prueba, De Boer comentó que “me encontraba muy bien, pero no quería coger la iniciativa tan pronto en la carrera, pero de repente me vi en cabeza y me dije ¿por qué no ir adelante?”. En cuanto a su dulce momento de forma, la holandesa reconoció que “es la primera temporada en la que gano tres pruebas de esta importancia tan pronto y estoy muy contenta por esta racha” y respecto a lo que resta de temporada asegura que “estoy líder en la Copa del Mundo y esa es mi gran prioridad. Es verdad que tengo buenas opciones en el Superprestigio también y, por ello, a partir de ahora correré pensando en la general, pero sin que eso me aparte de mi meta en la Copa del Mundo”.

Hermans estrena su maillot de campeón de Europa

quinten-hermans_ruddervoorde_2016

Quinten Hermans se reencontró con el triunfo / © Superprestige

Después de la afrenta sufrida el pasado martes en el Koppenbergcross, donde volvimos a encontrarnos con la mejor versión de Eli Iserbyt, todo el mundo deseaba que el campeón del mundo se las tuviera que ver, sin mala suerte ni averías de por medio, con un Quinten Hermans, flamante campeón continental, también en su mejor estado posible y eso, precisamente una pelea de tú a tú, es lo que nos regaló en el día de hoy la tercera manga del Superprestigio en Ruddervoorde.

El holandés Joris Nieuwenhuis, sabedor de que los dos belgas iban a estar vigilándose muy de cerca, intentó jugar la carta de la sorpresa y abrió un pequeño hueco que dejó algo descolocados a sus rivales, pero pronto quedó patente que tanto Iserbyt como Hermans no tenían en sus planes dejarse sorprender por un hombre que, por otra parte, también evidenció haber sobrevalorado sus fuerzas en esas primeras pedaladas.

Así las cosas, el corredor holandés recibió la compañía de Iserbyt y Hermans para comenzar, desde ese momento, una nueva fase de la carrera con un trío muy potente en cabeza que, evidentemente, ya no iba a dejar que por detrás nadie se les acercara.

Fue a mitad de carrera cuando Hermans decidió poner tierra de por medio y protagonizó el cambio de ritmo definitivo. Iserbyt fue el primero en ceder, pero ya en el último tercio de carrera el campeón del mundo supo encontrar un buen golpe de pedal que le permitió, primero, alcanzar y dar cuenta de Nieuwenhuis y, después, acercarse tanto el campeón de Europa que dio toda la impresión de que si la carrera hubiese durado una vuelta más, el final podría haber sido muy distinto.

Hermans se convierte, gracias a este triunfo, en el nuevo líder del Superprestigio en la categoría sub23 en sustitución de Nieuwenhuis, con quien compartía liderato hasta ahora.

 

Vandebosch, sin ninguna oposición entre los júnior

Vandebosch, ganador en Ruddervoorde / © Superprestige

Vandebosch, ganador en Ruddervoorde / © Superprestige

Quizás fue una de las carreras más aburridas del programa que había preparado hoy en Ruddevoorde y es que el belga Toon Vandebosch se impuso en una carrera que dominó de principio a fin y en la que absolutamente ninguno de sus rivales pudo siquiera aspirar a poner en duda su aplastante dominio.

Tal fue su superioridad, que Vandebosch no quiso ni tan siquiera esperar para comprobar el estado de gracia de sus rivales y decidió marcharse en solitario ya en las primeras pedaladas. Lo hizo, además, de la manera más desmoralizante para sus rivales. No optó por un cambio de ritmo o un ataque seco de esos que dejan calvados o dudando a los demás, sino que sencillamente se colocó en cabeza e impuso un ritmo en el que se le veía cómodo mientras que todos los demás iban perdiendo su rueda sin que nada pudieran hacer por evitarlo.

Ya en el primer paso por la línea de meta su ventaja era de diez segundos sobre untrío en el que sólo aguantaban Yentl Bekaert, Jelle Camps y Florian Vermeersch. Después de esto, la carrera quedó reducida a un tanteo por comprobar cuántos segundos era capaz de aumentar su renta a cada paso por meta el corredor belga.

Por detrás, fue Camps el primero en intentar hacer un movimiento por asegurarse el segundo puesto, una posición que finalmente le ha servido para mantener el liderato en la general de la categoría.

El vencedor reconocía que “necesitaba un buen resultado porque las últimas semanas han sido complicadas. Tampoco estuve bien en el europeo y lo cierto es que este circuito, con partes tan técnicas, se adapta muy bien a mis características”. En cuanto a la carrera, Vandebosch recapituló que “he podido conseguir una buena ventaja muy pronto y me empleé a fondo en la parte técnica para aumentarla un poco más. Luego, fue cuestión de encontrar mi propio ritmo y mantener la ventaja”.

CLASIFICACIÓN ELITE MASCULINA

1
VAN DER POEL Mathieu
NED
21
01:05:18
2
VAN AERT Wout
BEL
22
01:05:47
00:29
3
SWEECK Laurens
BEL
23
01:06:12
00:54
4
PAUWELS Kevin
BEL
32
01:06:27
01:09
5
ADAMS Jens
BEL
24
01:06:40
01:22
6
AERTS Toon
BEL
23
01:07:10
01:52
7
VAN DER POEL David
NED
24
01:07:18
02:00
8
MERLIER Tim
BEL
24
01:07:25
02:07
9
VANTORNOUT Klaas
BEL
34
01:07:29
02:11
10
VANTHOURENHOUT Dieter
BEL
31
01:07:31
02:13
11
ADAMS Joeri
BEL
27
01:07:34
02:16
12
BOROS Michael
CZE
24
01:07:45
02:27
13
VANTHOURENHOUT Michael
BEL
23
01:07:50
02:32
14
BAESTAENS Vincent
BEL
27
01:07:52
02:34
15
AERNOUTS Jim
BEL
27
01:07:54
02:36
16
VERMEERSCH Gianni
BEL
24
01:07:58
02:40
17
GODRIE Stan
NED
23
01:08:32
03:14
18
HOEYBERGHS Daan
BEL
22
01:08:47
03:29
19
VANDEKINDEREN Jens
BEL
23
01:09:09
03:51
20
VAN LEEUWEN Patrick
NED
31
01:10:02
04:44
21
MERLIER Braam
BEL
22
01:10:04
04:46
22
HUYS Stijn
BEL
30
01:10:51
05:33
23
PEETERS Rob
BEL
31
01:11:07
05:49
24
VAN COMPERNOLLE Kenneth
BEL
28
01:11:28
06:10
25
BRAET Vinnie
BEL
25
01:12:17
06:59
26
WUBBEN Niels
NED
28
01:12:29
07:11

GENERAL ELITE MASCULINA TRAS LA 3ª PRUEBA

sp_general_elite_ruddervoorde

CLASIFICACIÓN ELITE FEMENINA

1
DE BOER Sophie
NED
26
43:29
2
CANT Sanne
BEL
26
44:26
00:57
3
VAN LOY Ellen
BEL
30
44:33
01:04
4
ARZUFFI Alice Maria
ITA
22
44:51
01:22
5
MAJERUS Christine
LUX
29
45:05
01:36
6
VERDONSCHOT Laura
BEL
20
45:13
01:44
7
ANDERSON Elle
USA
28
45:19
01:50
8
FRANCK Alicia
BEL
22
45:38
02:09
9
VANDERBEKEN Joyce
BEL
32
46:14
02:45
10
SELS Loes
BEL
31
46:31
03:02
11
VERSCHUEREN Jolien
BEL
26
46:46
03:17
12
VAN DEN HOECK Bianca
NED
40
46:47
03:18
13
VAN DE STEENE Kim
BEL
30
46:59
03:30
14
DELHAYE Pauline
FRA
27
47:00
03:31
15
VAN DER HEIJDEN Inge
NED
17
47:16
03:47
16
VAN ANROOIJ Lindy
NED
20
47:20
03:51
17
NAGENGAST Fleur
NED
18
48:01
04:32
18
PALM Eva Maria
BEL
19
48:57
05:28
19
BOSCHKER Julia
NED
17
48:59
05:30
20
BELLAERT Axelle
BEL
19
49:15
05:46
21
VERMEIR Aurelie
BEL
24
49:36
06:07
22
TRUYEN Marthe
BEL
17
50:21
06:52
23
VAN DE REE Monique
NED
28
50:37
07:08
24
GERRITSEN Irene
NED
20
50:56
07:27
25
WILLEMS Gertie
BEL
39
50:59
07:30
26
MICHIELS Laurent
BEL
31
51:41
08:12
27
DEROO Mieke
BEL
44
51:43
08:14
28
MASSAGE Birgit
BEL
26
52:25
08:56

GENERAL ELITE FEMENINA TRAS LA 3ª PRUEBA

general_femenina_ruddervoorde

CLASIFICACIÓN SUB23

1
HERMANS Quinten
BEL
21
51:20
2
ISERBYT Eli
BEL
19
51:35
00:15
3
NIEUWENHUIS Joris
NED
20
52:21
01:01
4
PEETERS Yannick
BEL
20
52:44
01:24
5
CLEPPE Nicolas
BEL
21
52:57
01:37
6
VAN DER HEIJDEN Maik
NED
19
53:11
01:51
7
AERTS Thijs
BEL
20
53:26
02:06
8
DEKKER Jens
NED
18
53:40
02:20
9
SCHUERMANS Jelle
BEL
20
53:49
02:29
10
WOUTERS Sieben
NED
20
53:57
02:37
11
JOSEPH Thomas
BEL
20
53:57
02:37
12
GOOSSENS Kobe
BEL
20
54:05
02:45
13
VAN DER MEER Gosse
NED
21
54:22
03:02
14
CALUWE Stijn
BEL
20
54:33
03:13
15
DUBAU Lucas
FRA
20
54:39
03:19
16
BONNE Jenko
BEL
19
54:59
03:39
17
DUBAU Joshua
FRA
20
55:03
03:43
18
JASPERS Jappe
BEL
18
55:13
03:53
19
DERVEAUX Niels
BEL
19
55:14
03:54
20
BAKX Kelvin
NED
20
55:17
03:57
21
JANSEN Richard
NED
21
55:19
03:59
22
BAUTERS Reno
BEL
18
55:32
04:12
23
FLOREN Wesley
NED
19
55:50
04:30
24
LIESSENS Jarno
BEL
18
55:52
04:32
25
DE MEYER Senne
BEL
20
55:55
04:35
26
VAN DIJKE Koen
NED
20
55:56
04:36
27
VAN ROOSBROECK Pieter
BEL
20
56:07
04:47
28
VANDEBOSCH Victor
BEL
18
56:14
04:54
29
ROMBOUTS Seppe
BEL
18
56:22
05:02
30
BOER Erik
NED
19
56:28
05:08
31
SIEBENS Gianni
BEL
18
56:30
05:10
32
VAN DER STEGEN Roel
NED
19
56:30
05:10
33
TIELEMANS Jente
BEL
18
57:07
05:47
34
VAN DEN BOS Perry
NED
19
57:18
05:58
35
MUSEEUW Stefano
BEL
19
58:05
06:45
36
WUYTS Mathijs
BEL
19
58:40
07:20

GENERAL SUB23 TRAS LA 3ª PRUEBA

general_sub23_junior_ruddervoorde

CLASIFICACIÓN JÚNIOR

1
VANDEBOSCH Toon
BEL
17
36:50
2
CAMPS Jelle
BEL
17
37:29
00:39
3
VANDEPUTTE Niels
BEL
16
37:44
00:54
4
TURNER Ben
GBR
17
37:52
01:02
5
BEKAERT Yentl
BEL
17
37:55
01:05
6
GOEMAN Andreas
BEL
17
38:06
01:16
7
DEBEIR Arno
BEL
17
38:13
01:23
8
KOPECKY Tomas
CZE
16
38:13
01:23
9
VAN DEN BROECK Arno
BEL
16
38:23
01:33
10
KUYPERS Gerben
BEL
16
38:24
01:34
11
VERMEERSCH Florian
BEL
17
38:31
01:41
12
ARTZ Bart
NED
16
38:33
01:43
13
VRACHTEN Arne
BEL
17
38:36
01:46
14
HENDRIKX Mees
NED
16
38:44
01:54
15
VAN HELVOIRT Koen
NED
17
38:59
02:09
16
GUILLEMIN Nicolas
FRA
17
39:06
02:16
17
DEWULF Maxim
BEL
16
39:19
02:29
18
VAN GILS Maxim
BEL
17
39:39
02:49
19
CLYNHENS Jens
BEL
16
39:45
02:55
20
VANDERMEULEN Niels
BEL
17
39:46
02:56
21
VERDONCK Andres
BEL
16
39:48
02:58
22
HAZEKAMP Bart
NED
16
39:48
02:58
23
GEURTS Kyro
NED
17
39:48
02:58
24
JORDENS Jarno
BEL
16
39:52
03:02
25
YATES Harry
GBR
17
39:53
03:03
26
VAN DEN AARSSEN Jurgen
NED
16
40:05
03:15
27
DE VET Sander
BEL
16
40:13
03:23
28
DESCHEPPER Ward
BEL
17
40:53
04:03
29
LOOHUIS Lars
NED
16
40:53
04:03
30
DECOSTER Louis
BEL
16
41:04
04:14
31
VAN DEN BERGHEN Lars
BEL
17
41:07
04:17
32
VAN DEN BERG Carlo
NED
17
41:20
04:30
33
HOUSSIN Bavo
BEL
16
41:24
04:34
34
BEKAERT Seppe
BEL
17
41:26
04:36
35
ANANIE Leo
FRA
16
42:29
05:39
36
COCKX Maxime
BEL
16
42:44
05:54
37
SANTY Arne
BEL
16
42:44
05:54
38
LEWIS Harry
GBR
17
43:45
06:55
39
KALVENHAAR Stijn
NED
17
44:09
07:19
40
NOLIN Jordan
FRA
17
44:15
07:25
41
SLABBINCK Sietse
BEL
17
44:51
08:01

GENERAL JÚNIOR TRAS LA 3ª PRUEBA

general_sp_junior_ruddervoorde

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*