Superprestigio CX: Van der Poel y Cant mandan

van-der-poel_van-aert_sp_zonhoven_16

Mathieu van der Poel se impuso en la segunda puntuable del Súperprestigio en Zonhoven / © Photopress

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Aquellos que se asoman al mundillo del ciclocross por primera vez tieneden a pensar que son el frío y la lluvia los elementos que hacen duro un circuito. Que es el agua, que forma barro en contacto con la tierra, la que hace impracticable un recorrido y, por lo tanto, espectacular una prueba de alto nivel como la segunda puntuable del Súperprestigio. Pero ese es un error sólo atribuible a los aficionados noveles. Cuando, como hoy, se unen arena y tiempo seco, el trazado se hace duro. Durísimo. Tanto como para que papá Van der Poel, Adrie, estallara contra la organización en una de sus cada vez más habituales declaraciones beligerantes. “Es demasiado duro. No sé en qué están pensando. Estamos sólo a principios de la temporada y esto es demasiado”, se lamentaba.

Sea como fuere, el niño de sus ojos –y de los Países Bajos–, Mathieu van der Poel, todavía renqueante (al menos, en teoría), de su operación de rodilla, se ponía el mono de faena y tomaba unos interesantes metros de ventaja a las primeras de cambio. Su máximo rival y segundo en la general del Súperprestigio, Wout Van Aert, le seguía a una distancia que hizo dudar a muchos. Estaba cerca el belga, sí; pero daba la sensación de no estar rodando fino. De estar sufriendo un poco más d ela cuenta.

Pero a mitad de carrera el maillot arcoíris de Van Aert se soldaba al de campeón de Países Bajos de Van der Poel. El duelo, como soñaban los miles de aficionados que decidieron ver el segundo mundial de Sagan desde la incomodidad de un circuito de cross y no desde el sofá, estaba servido.

Se marchaban los dos. Se daban relevos. Se miraban. Se vigilaban. Se medían. Por detrás, Laurens Sweeck soñaba. Hacía, en la distancia, la goma. Incluso llegó el pobre Sweeck a dar caza a los dos grandes dominadores de la especialidad invernal en la última vuelta. Fueron sólo unos metros. Apenas tres segundos. Van Aert y Van der Poel, que se saben los reyes de la selva y que son conscientes de que el respetable lo que quiere es verles pelear entre ellos, sin interferencias, le dieron la puntilla. Sweeck cedió y Van Aert se preparó para el ataque que, sin duda, iba a llegar por parte del holandés.

Y Van der Poel no decepcionó. Justo antes del último y enorme tramo de subida enarenada lanzó un ataque seco y rotundo que Van Aert no pudo seguir. Abrió hueco el líder del Súperprestigio, pero en la terrible subida, como era normal, tuvo que bajarse de la bici y correr y ahí Van Aert es netamente superior y le dio, de nuevo, alcance.

La cosa se iba a decidir al sprint. Un sprint que comenzó a lanzarse con más de 300 metros por delante que en esto del ciclocross es un mundo. Los dos cometieron un error en la penúltima curva, pero Van Aert salió algo beneficiado. El belga lo dio todo entonces para abrir un hueco que fuera suficiente en la corta recta final. Parecía que lo había conseguido, pero ya en el sprint final, en ese tramo que debía de decidir el nombre del vencedor, Van Aert sencillamente explotó. Estaba vacío. No pudo dar ni una pedalada más y vio, impotente, cómo Van der Poel le superaba para sumar el dos de dos en la challenge que sigue liderando, claro, con 30 puntos, dos más que Van Aert, que ha sido dos veces segundo.

La representación española estvo a cargo de Javier Ruiz de Larrinaga y Kevin Suárez que terminaron en las 17ª y 18ª plazas, respectivamente, a 3:35 y 3:56 del vencedor de la prueba.

Mathieu van der Poel se mostró muy satisfecho por haber conseguido esta segunda victoria y aseguraba que “ha sido muy duro porque ha hecho muchísimo calor para un esfuerzo de estas características. El recorrido era súperduro. No ha sido nada fácil”. En caunto al desarrollo de la prueba, analizaba que “Van Aert y yo siempre hemos tenido la carrera bajo control ya que hemos impuesto nuestro ritmo y eso ha hecho que haya sido emocionante hasta el final”.

En cuanto a su proceso de recuperación y sus sensaciones, reconoce que “estamos en la línea de lo esperado. He ganado dos veces y él ha sido dos veces segundo en el Súperprestigio, que es una clasificación que siempre se decide en la última carrera y creo que este año no va a ser distinto”.

En cuanto a las duras críticas de su padre, Adrie van der Poel, al circuito, se mostró sorprendido y reaccionó diciendo que “le tengo que llevar la contraria. Es uno de mis favoritos. Es muy duro, pero los corredores lo disfrutamos mucho”.

Por su parte, el campeón del mundo, Wout Van Aert, entraba en el box de entrevistas de Zonhoven visiblemente enfadado. Tirando las gafas de sol al suelo, estrellando una botella de agua contra la pared y maldiciendo sonoramente. “En la última vuelta estuve muy cerca”, se lamentaba. “Estoy muy enfadado. Salí de la última curva el primero, pero luego no pude hacer nada cuando Mathieu me pasó. Creo que he cometido un error lanzándome demasiado pronto. Es un cross que me encanta y esperaba poder ganar. No ha salido como esperaba”.

Van Aert reconoció sentirse frustrado por el desarrollo de ese duelo final ya que “[Van der Poel] siempre me supera en este tipo de duelos cuando llegamos a la última vuelta. Me gustaría poder ganarle alguna vez en estas circunstancias. Llegará el día en que lo conseguiré”.

larrinaga_sp_16_zonhoven

‘Larri’ hoy en Zonhoven

Por su parte, Javier Ruiz de Larrinaga aseguraba que  es”difícil marcharse más contento de esta prueba. Seguramente sea, junto con Middelkerke el año pasado y las dos Copas del Mundo navideñas de 2014 en Namur y Zolder, mi mejor carrera en Bélgica. Incluso me queda algo de pena por no haber tenido ese puntito final para estar más cerca de hombres como Ian Field o Adams, de entrar por delante de Walsleben… y acceder a top-15, que en lo personal tendría tanto valor”.

En cuanto a sus propias prestanciones, Larri añadía que “noto que el cuerpo tiene fuerzas en los tramos exigentes y que, aunque venía de una semana complicada con muchos entrenamientos exigentes de cara a alcanzar un nivel óptimo pronto este invierno, la recuperación ha sido buena. Por supuesto, muchos de los ‘top’ que corrían hoy o mismamente el propio Kevin habían estado ayer en Kruibeke… pero no creo que haya sido un factor decisivo; de hecho, a los mejores del mundo no les suele afectar mucho en su nivel. Yo por mi parte sí intentaré tomarme estos tres días que vienen con calma antes de Ardooie”.

Cant, firme líder tras su segundo triunfo

sanne-cant_sp_zonhoven_16

Sanne Cant fue la mejor en Zonhoven / © Photopress

No quiso esperar Sanne Cant (Enerthem-BKCP), que ha comenzado la temporada de la especialidad invernal del ciclismo un tanto irregular, para dejar claro a todas sus rivales que hoy, en Zonhoven, el circuito con esa terrible pared de arena, no iba a echar mano de la calculadora y medir sus fuerzas para poder llegar con opciones al final. Hoy, la corredora belga quiso dar un golpe de autoridad y construir su triunfo con un ataque lejano al que nadie pudo responder.

La corredora de Amberes no quiso esperar y atacó en los primeros compases de la prueba, algo que le sirvió para sacar de rueda a todas sus rivales y, finalmente, plantarse en la línea de meta con una ventaja más que suficiente para poder disfrutar de un triunfo que, por la manera en la que se ha producido, dos semanas después de vencer en la primera puntuable de Gieten y siete días después de la segunda plaza de Ronse, hace pensar que la campeona europea ha vuelto a encontrarse con su mejor versión y las buenas sensaciones.

Evidentemente, tras imponerse en las dos primeras carreras puntuables para el Superprestigio, Sanne Cant sigue al frente de la clasificación general de este trofeo con 30 puntos. Por detrás se sitúa ahora la británica Nikki Brammeier (Boels-Dolmans) que, tras su tercera plaza de hoy suma 24 puntos y la belga Laura Verdonschot (KDL), que con 21 puntos supera en uno a Eley Van Loy (Telenet-Fidea) mientras que el top 5 lo completan, empatadas a 14 puntos, Lucinda Brand y Jolien Verschueren (Telenet-Fidea).

CLASIFICACIÓN MASCULINA

1 Mathieu VAN DER POEL NED 22 1:01:15
2 Wout VAN AERT BEL 23 1:01:15
3 Laurens SWEECK BEL 24 1:01:43
4 Lars VAN DER HAAR NED 26 1:02:01
5 Klaas VANTORNOUT BEL 35 1:02:25
6 Jens ADAMS BEL 25 1:02:36
7 Rob PEETERS BEL 32 1:02:51
8 Michael BOROS CZE 25 1:03:03
9 David VAN DER POEL NED 25 1:03:15
10 Kevin PAUWELS BEL 33 1:03:21
11 Vincent BAESTAENS BEL 28 1:03:40
12 Tom MEEUSEN BEL 29 1:04:06
13 Twan VAN DEN BRAND NED 28 1:04:28
14 Ian FIELD GBR 31 1:04:30
15 Joeri ADAMS BEL 28 1:04:32
16 Philipp WALSLEBEN GER 30 1:04:45
17 Javier RUIZ DE LARRINAGA
ESP 38 1:04:50
18 Kevin SUAREZ
ESP 23 1:05:11
19 Daan HOEYBERGHS BEL 23 1:05:35
20 Jens VANDEKINDEREN BEL 24
21 Niels WUBBEN NED 29
22 Yu TAKENOUCHI JPN 29
23 Tobin ORTENBLAD USA 23
24 Yelle LEARTS BEL 23
25 Sander ELEN BEL 28

 

GENERAL SP MASCULINO

general_sp_2016_zonhoven

CLASIFICACIÓN PRUEBA FEMENINA

1 Sanne CANT BEL 27 45:58
2 Jolien VERSCHUEREN BEL 27 46:19
3 Nikki BRAMMEIER GBR 31 46:36
4 Kaitlin ANTONNEAU USA 25 46:52
5 Ellen VAN LOY BEL 37 47:31
6 Maud KAPTHEIJNS NED 23 48:01
7 Laura VERDONSCHOT BEL 21 48:27
8 Alice Maria ARZUFFI ITA 23 49:14
9 Annemarie WORST NED 22 49:27
10 Ceylin DEL CARMEN ALVARADO NED 19 50:00
11 Rebecca FAHRINGER USA 28 50:12
12 Inge VAN DER HEIJDEN NED 18 50:27
13 Bianca VAN DEN HOEK NED 41 50:28
14 Lindy VAN ANROOIJ NED 21 50:54
15 Elle ANDERSON USA 29 51:15
16 Denise BETSEMA NED 24 51:40
17 Alicia FRANCK BEL 23 52:43
18 Shana MAES BEL 22
19 Julia BOSCHKER NED 18
20 Veerle GOOSSENS NED 24
21 Pauline DELHAYE FRA 28
22 Birgit MASSAGÉ BEL 27
23 Gertie WILLEMS BEL 40
24 Maaike DE HEIJ NED 19
25 Esther VAN DER BURG NED 19
26 Rozemarijn AMMERLAAN NED 17
27 Irene GERRITSEN NED 21
28 Yenthe BOONS BEL 20
29 Sophie THACKRAY GBR 18
30 Anke VAN ROMPAY BEL 18

GENERAL SP FEMENINO

general_sp_2016_zonhoven_fem

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*