Thomas calma las aguas del Ineos

Thomas felicita a su compañero Bernal en el último Tour © ASO/Alex Broadway

Pablo Zaballa / Ciclo 21

La guerra abierta por el liderato del Team INEOS en el próximo Tour de Francia sigue dando que hablar. El galés Geraint Thomas, sorprendente ganador de la Grande Boucle en 2018 (Chris Froome fue tercero después de un Giro agotador) y segundo en 2019 por detrás de Egan Bernal, ha sido el último en hablar públicamente sobre la controvertida tricefalia que tantos titulares ha acaparado y acaparará. ¿Hasta cuándo? «La carretera decidirá», resume Thomas, que calma las aguas y no renunciará a trabajar para uno de sus dos compañeros si la situación lo requiere.

«Para mí, es lo mismo de siempre. Intentaré llegar de la mejor forma posible y, si uno de los chicos es mejor que yo, haré lo que tenga que hacer para ayudarle, o viceversa», opina el galés en unas declaraciones para la BBC. «Lo hemos hecho muchas veces en el Tour y, aunque no es un buen ejemplo, la primera vez fue entre Brad (Wiggins) y Froomey (en 2012). Podría haberse manejado mejor, pero después de eso todos hemos sido profesionales al respecto y creo que puede seguir sucediendo», añade el ciclista de 34 años.

Thomas se ha acostumbrado a los rumores y las especulaciones: «Contratos, quién va y dónde, la dinámica del equipo… son cosas que han estado burbujeando los últimos meses», analiza. Algo más que un rumor es la posible salida de Froome con destino al Israel Start-Up Nation, ya sea el 1 de agosto o la próxima temporada. «Me afecta indirectamente, pero no me siento en cama durante la noche para pensar en ello», opina el galés, compañero del cuádruple vencedor del Tour desde 2008.

«Nos llevamos y trabajamos bien juntos, somo honestos el uno con el otro, a veces brutalmente, pero lo que será, será, y es una decisión suya. Yo me preocupo por subir la próxima montaña lo más rápido que pueda», zanja Thomas, que celebra la recuperación de Froome tras su caída en el reconocimiento de la contrarreloj del Dauphiné el año pasado: «Es genial verlo de regreso encima de la bicicleta y hacer esos esfuerzos porque el accidente que sufrió fue horrible».

GT calma las aguas del INEOS, pero insiste en que «el Tour sigue siendo el objetivo principal para mí». Antes estará en el Tour de l’Ain y en el Criterium del Dauphiné: «Son solo cinco días en lugar de ocho y está un poco más cerca del Tour que de costumbre, pero tenemos una carrera de tres días antes que termina con el mismo final de etapa que en el Tour, lo cual es positivo», comenta al respecto un Thomas que se dice «ansioso» por volver a correr.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*