Thomas, sin fracturas, no se pierde el Tour

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Cuando el mundillo ciclista en general y el Ineos en particular no se ha recuperado todavía de la (mala) noticia de la caída de Chris Froome en el Dauphiné que le ha costado, como mínimo, su presencia en el Tour y lo que resta de 2019 [ver información más abajo], el conjunto de Sir Dave Brailsford ha recibido otro duro mazazo esta tarde con la caída, en el Tour de Suiza, de Geraint Thomas, que ha sido inmediatamente evacuado a un hospital cercano para valorar el alcance de sus lesiones. Tras haber sufrido abrasiones en el hombro y un corte por encima del ojo derecho después del accidente, el corredor de 33 años no ha sufrido más daños y podrá estar en la salida de Bruselas del próximo Tour de Francia.

En declaraciones a la web del equipo -pasadas las 22 horas- el actual campeón del Tour de Francia explicó cómo ocurrió el incidente,. “Hubo un bordillo en la carretera que salió de la nada. Un corredor del Astana [Zeits] se estrelló con él y no tuve a dónde ir. Aterricé sobre mi hombro y mi cara y había bastante sangre. Siempre hay que tener cuidado con una lesión en la cabeza. Estaba dispuesto a continuar, pero los médicos tomaron la decisión correcta de sacarme de la carrera”.

La participación de Thomas en el Tour de Francia probablemente no se verá afectada por el accidente de hoy y ya está deseando estar en la línea de salida en Bruselas el 6 de julio. “Realmente es frustrante y un pequeño contratiempo para mi Tour de Francia y sus preparativos. Pero todavía hay mucho tiempo antes de que comencemos en Bruselas dentro de unas semanas. Nos recalibraremos y estoy seguro de que mi entrenador Tim (Kerrison) tendrá un plan en marcha para asegurar que esté listo para el 6 de julio”.

Thomas antes de caerse © Ineos

El doctor del equipo Ineos, Derick Macleod, dijo que “Geraint sufrió una fuerte caída. El área principal de impacto fue su cabeza. Tuvo una conmoción cerebral inicial, pero debido a la naturaleza y la gravedad del impacto, era inseguro que continuara en la carrera. Fue llevado al hospital y, afortunadamente, todas las radiografías y las exploraciones han sido claras. Ahora está de vuelta en el hotel y con buen ánimo Se le ha dado el visto bueno, lo que es genial, pero continuaremos vigilándolo durante los próximos días. Conociendo a Geraint, no le llevará mucho volver a su bicicleta, pero debemos asegurarnos de que no tenga síntomas en los próximos días antes de que lo haga. Sin embargo, somos optimistas de que se recuperará por completo en los próximos días y, si todo está bien, regresará a su bicicleta muy pronto”.

El percance se produjo cuando restaban unos 30 kilómetros para llegar a la línea de meta de la cuarta etapa de la ronda helvética, donde el británico, acompañado del colombiano Bernal, tenía previsto afinar su estado de forma de cara a la Grande Boucle que comenzará en Bruselas el día 6 de julio.

Aunque las primeras informaciones hablaban de una posible fractura de clavícula, que evidentemente le dejaría, como ya sucediera con Froome hace menos de una semana, fuera del Tour de Francia, uno de los directores deportivos de Ineos, Gabriele Rasch, explicaba que “no soy médico, pero en mi opinión, no parece que haya que temer que tenga nada roto. Habrá que esperar a las pruebas que se le practiquen en el hospital, pero podía mover el brazo”.

13 junio (22:00 hrs)

Froome será el líder de Ineos en el Tour / © Ineos

El británico Chris Froome (Ineos), que ayer sufrió una importante caída durante el reconocimiento de la CRI del Critérium du Dauphiné, prueba que debía servirle para afinar su punto de forma de cara al Tour de Francia, ha pasado la noche en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) después de haber sido sometido a una operación para tratar su fractura de fémur, la más grave y preocupante de las distintas lesiones producidas a consecuencia de esa caída.

Conforme han ido pasando las horas, se han ido conociendo más detalles del accidente de Froome que, tal y como ya informábamos ayer (ver más abajo) se produjo cuando el cuatro veces ganador del Tour de Francia rodaba a alta velocidad y soltó el manillar para limpiarse la nariz, instante en el que una racha de viento le hizo perder el control de su cabra y estrellarse contra un muro.

También se ha sabido ahora que, además de la ya confirmada fractura de fémur, Froome sufre también una fractura en una de sus caderas y en el codo derecho así como en varias costillas. Todo ello hace que cada vez cobre más fuerza, aunque esto no se sabrá de forma oficial hasta que el cuadro médico que le está tratando pueda tener una visión más amplia de sus lesiones, el temor de que esta caída supondrá el final de la temporada 2019 de Chris Froome.

12 JUNIO (19:30 hrs)

Sólo unas horas después de que Sir Dave Brailsford le confirmara como jefe de filas del equipo Ineos para el Tour de Francia (ver más abajo), Chris Froome ha sufrido una caída en el Dauphiné sufriendo una fractura de fémur y, por lo tanto, dejándole fuera de toda opción de estar en el Grand Départ de Bruselas dentro de 23 días.

Todo sucedió durante el reconocimiento de la CRI de la prueba que muchos de los favoritos del Tour habían elegido como gran test de cara a la cita de julio. En ese entrenamiento, Froome perdió el control de su cabra e impactó con un muro fracturándose el fémur, una lesión que no sólo pone punto y final a su sueño de conseguir este año su quinto Tour, sino que podría suponer el final de su temporada ya que se trata, a falta de que las pruebas médicas confirmen los pasos a seguir a partir de ahora, de una lesión con un periodo de recuperación muy largo.

Sir Dave Brailsford ha confirmado a la agencia Belga que Froome no estará en el Tour. El máximo responsable de Ineos aseguraba en esas declaraciones que “ha sido una caída terrible producida en una bajada a alta velocidad impactando finalmente contra un muro”.

Brailsford añadía que “la ambulancia ha llegado rápido y los médicos pudieron tratarle allí mismo antes de ir al hospital. Es un accidente muy grave. Para ser claros: no estará en el arranque del Tour y pasará mucho tiempo antes de que pueda volver a correr“.

Poels: “Rodábamos a unos 65 kms/h”

Testigo directo de la caída del cuatro veces ganador del Tour de Francia fue su compañero Wout Poels, que rodaba pocos metros por detrás. El neerlandés aseguró a De Telegraaf que “estas cosas pueden pasar, sobre todo cuando ruedas con una bicicleta de contrarreloj con ruedas de perfil alto, en las que no estás tan cómodo”.

El corredor de Ineos cuenta también que “estábamos bajando y, de repente, una racha de viento dio en sus ruedas y se fue muy fuerte contra el suelo. En ese momento, rodábamos a 65 o 66 kms/h. Cuando vas tan rápido, sabes que las consecuencias serán graves”.

Aunque no han trascendido imágenes de la caída, algunas informaciones apuntan a que el corredor podría haber soltado el manillar para limpiarse la nariz y, en ese momento, haber perdido el control de la bicicleta.

11 JUNIO

Desde que ambos terminaran un muy anónimo Tour of Britain el pasado mes de septiembre, Chris Froome y Geraint Thomas no han vuelto a coincidir en competición. Ni tan siquiera en el importante –al menos, a nivel publicitario– Tour de Yorkshire, en el que Ineos tomó el relevo de Sky en los maillots del equipo, el último vencedor del Tour de Francia estuvo presente junto al cuatro veces ganador de la Grande Boucle.

Con menos de un mes por delante para que Bruselas viva, a mayor gloria de Eddy Merckx, el Grand Départ, los dos puntales del equipo-Tour por excelencia siguen con sus caminos paralelos hacia la gran cita de julio, lo que ha seguido alimentando, claro está, el debate sobre quién será el jefe de filas del conjunto británico en Francia: el portador del dorsal número uno o el hombre que está a las puertas de entrar en el club de los pentacampeones.

En realidad, el debate es, desde su nacimiento, bastante estéril. El triunfo de Thomas en 2018, aunque merecidísimo, tuvo un condicionante claro: el desgaste de Froome en el Giro de Italia, la carrera a la que acudió para completar su Triple Corona. Por ello, no es de extrañar que Sir Dave Brailsford, mánager general del equipo inglés, no haya tenido reparos en despejar cualquier incógnita: Ineos irá al Tour con la clara intención de coronar a Froome por quinta vez en los Campos Elíseos.

Brailsford se ha mostrado rotundo al afirmar que “vamos a hacer todo lo posible para apoyar a Chris en su intento de ganar un quinto Tour, para consolidar su lugar en la historia y unirse al exclusivo club de los cinco ganadores”.

Brailsford sabe que se encuentra ante una oportunidad única no sólo para el propio corredor, sino también para él y su equipo. “El deporte está lleno de historia y leyendas. Tenemos que intnatar hacer grandes cosas”. En cualquier caso, sabedor de lo importante que es ante una prueba de la dureza de la Grande Boucle tener un grupo cohesionado, concedió que “tenemos otros corredores que administrar, como Thomas o Bernal”.

El máximo responsable de Ineos admitía también que, para el colombiano, estas últimas semanas han sido un periodo complicado ya que “se cayó poco antes del Giro rompiéndose la clavícula, así que ha sido difícil para él”. En relación a su joven promesa, Brailsford explicó que Bernal “volvió a Colombia, pero ya está de regreso en Andorra y correrá el Tour de Suiza”, aunque no lo señala como un aspirante al triunfo.

“Está en el inicio de su carrera deportiva. Con Froome y Thomas llevamos mucho tiempo trabajando y son corredores con experiencia. Cuando llegue el momento de que Egan dé un paso al frente, no creo que haya problemas entre los corredores”, aseguraba el hombre que lleva el timón de Ineos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*