500 días para el inicio de la pista en Tokio 2020

TrackPiste / Ciclo21

Aunque fue hace unos días cuando los medios informativos se hicieron eco de que solamente quedaban 500 días para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, es justo hoy cuando debemos aplicar esa simbólica cifra al comienzo de las competiciones olímpicas de pista, que se extenderán del 3 al 9 de agosto del próximo año.

En esta ocasión habrá velocidad individual y por equipos, keirin, persecución por equipos, ómnium y madison, para hombres y mujeres. Es decir, doce competiciones en comparación con las cinco –todas ellas para hombres- que hubo en los anteriores Juegos Olímpicos de Tokio, en 1964: velocidad, tándem, kilómetro, persecución individual y por equipos.

Las competiciones no tendrán lugar en el mismo Tokio, sino en Izu, en la prefectura de Shizouka, 126 kilómetros al sur de la capital nipona –unas dos horas por carretera-, donde también se disputarán las carreras de BTT y no muy lejos del final de las pruebas de carretera, y donde también se ubicará una villa olímpica satélite. Hay que recordar que, en Tokio’64, las competiciones de pista se disputaron en el velódromo descubierto de Hachioji, también alejado del centro de Tokio –a unos 45 kilómetros- y con un accidentado desarrollo, ya que numerosas de las pruebas tuvieron que ser aplazadas a causa de la lluvia propia del mes de octubre. Dicho velódromo fue desmantelado tras las competiciones.

Dado que no existe ningún recinto permanente en la actualidad en Tokio y que las instalaciones de Izu son el epicentro del ciclismo nipón, y en la línea de la Agenda 2020 del CIO de no hipotecar a las ciudades sede con instalaciones insostenibles, se decidió con muy buen criterio llevar las competiciones a esta ciudad, de unos 40.000 habitantes, también famosa por sus balnearios de aguas termales.

Foto: Wikipedia

Construida en 2011 por Gensler, bajo diseño del archifamoso Ralph Schumann, se trata de una pista de 250 metros en madera de pino siberiano, de 7,5 metros de ancho e inclinación máxima de los peraltes de 45º, en un recinto para 1.800 espectadores, aunque el aforo aumentará a 4.500 con gradas supletorias.

Una instalación que ya conoce Sebastián Mora –uno de los escasos españoles con opciones reales de competir allí-, aunque no haya rodado aún sobre la pista. “Es un buen velódromo, por lo que he visto, pero me impresionó más el recinto, ya que es como un parque de atracciones de ciclismo”. Y es que allí se concentran en centro Nacional de Pista de Japón y la Escuela Japonesa de keirin, con su residencia, y varias pistas al aire libre con la construcción típica de esta modalidad oriental.

“También tienen un circuito de BTT, de BMX y otro de carretera, donde acaba la etapa del Tour de Japón”, añade Oscar Pujol, quien ha corrido allí, aunque no en el velódromo. “Solo lo he visto desde las gradas, pero es espectacular, un gran escenario para los Juegos”.

No habrá que esperar 500 días para conocerlo en ‘actividad’: los días 11 y 12 de abril del próximo año se celebrará esa prueba test a la que obliga el COI y la UCI, con el nombre de Ready Steady Tokyo, aunque aún desconocemos los detalles de la misma… y si acudirá algún español.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*