Tour: Landa vuelve a ser víctima del infortunio

Landa contrariado en meta. (Getty)

Redacción / Ciclo21

Cara amarga la vivida en la décima etapa del Tour de Francia para el alavés Mikel Landa. Como en ediciones pasadas del Giro de Italia o el propio Tour, el corredor del Movistar se fue al suelo cuando el campeón nacional francés, Warren Barguil, se fue contra él tras afilar su rueda delantera con la trasera de su compatriota Julian Alaphilippe, se desequilibró, soltó el pie derecho de la cala y, para recuperar la posición, empujó a Landa con el hombro y le tiró.

Así narraba el suceso el protagonista: “Fue un ‘shock’. En un momento estaba en mi bicicleta, y al siguiente estaba en el suelo, rodeado de espectadores. Afortunadamente, no tengo lesiones. Pude continuar en una pieza y mis compañeros de equipo realmente me ayudaron mucho en una situación difícil. Es ‘solo’ una pérdida de tiempo, y la meta por la que vinimos aquí es más lejos“.

Landa fue a parar en una señalización del margen izquierdo del sentido de la carrera pero sin daños aparentes pudo continuar la marcha. Con él el costarricense Andrey Amador, el catalán Marc Soler, el portugués Nélson Oliveira y el navarro Imanol Erviti emprendieron la marcha pero la pérdida era ya insalvable y trataban de aminorar lo máximo posible la diferencia en Albi. Finalmente cedió 2’09” con Geraint Thomas y Egan Bernal, del favorito Ineos, al igual que con Steven Kruijswijk, Enric Mas, Adam Yates y su compañero de equipo Nairo Quintana.

Barguil, a través de la redes sociales, quiso hacer público su disculpa después de la etapa: “Lo siento por Mikel y deseo que se reponga, no fue voluntario”.

Por otro lado Romain Bardet quiso aclarar, también compartido en su cuenta personal de Twitter, que en cualquier caso animaba a Landa a continuar y a su vez confirmar que no había sido directa su actuación en el accidente.

Por otro lado, y en declaraciones al diario El País, los mandamases del equipo navarro quisieron restar en meta relevancia a la intencionalidad del galo después de pedir la revisión del vídeo a los jueces de carrera y valorar las opciones de su corredor y compañeros para el resto de la carrera. Para el director deportivo José Luis Arrieta fue claro: “Hemos visto las imágenes con los comisarios y se aprecia que ha sido un accidente. Nadie tuvo la culpa, solo la fatalidad”.

“Todos se caen algún día de Tour, pero las caídas de Mikel siempre acarrean consecuencias”, declaraba el director general del Movistar Eusebio Unzue, que ya vivió circunstancias similares el Tour pasado cuando, después de haber superado sus corredores todos los tramos peligrosos de pavés camino de Roubaix, Landa se cayó, y se olvidó de la carrera, y en el Giro pasado, cuando el día del ataque de Richard Carapaz en Frascati, también se cayó Landa y perdió tiempo. “Y, mira, el otro día se cayó Thomas, y él no perdió ni un segundo”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*