El rocambolesco abandono de Rohan Dennis

Dennis abandonó el Tour sin avisar. (Bettini)

Redacción / Ciclo21

La noticia llegó a Radio Tour a primera hora de la tarde, a la hora de la siesta, cuando la carrera estaba empezando: Rohan Dennis abandona. Sin más detalles, ni la sombra de una pista, ni por una buena razón, su propio equipo no sabía por qué el australiano, cuya presencia en el Tour se justificaba solo por sus posibilidades de victoria en el crono de Pau, acababa de renunciar. La declaración emitida por Bahrein-Merida inmediatamente después, que anunció la apertura de una investigación sobre el corredor, no ayudó a aclarar la situación. Era como si el campeón del mundo contra el crono se hubiera volatilizado repentinamente. 

“Simplemente nos dijo que no quería hablar con nosotros” 

Apunto de darse inicio a la etapa, al pie del estadio del Toulouse, varios testigos dijeron que vieron a Dennis alzando su voz a uno de los directores de su equipo, sin ninguna razón específica que se pueda adelantar para justificar su estado. Después de intentar deslizarse en la escapada del día, un intento fallido por el arranque ultrarrápido (promedio de más de 50 km/h en la primera hora de la carrera), el corredor estaría a la altura del auto de su director deportivo, Gorazd Stangelj, con quien habría tenido un intercambio de serias palabras.

Poco después de esta escena, a nivel del primer avituallamiento, Dennis se bajo de su bicicleta ante los ojos atónitos de su director. Este último, incapaz de darse la vuelta después de pasarlo, contactó rápidamente con el bus del equipo al que supuestamente se dirigía Dennis, la respuesta del director fue inequívoca. “Simplemente nos dijo que no quería hablar con nosotros”, dijo Strangelj por la noche, bajo una nube de cámaras. “Estamos avergonzados. Tratamos de hablar con él, aunque solo fuera para averiguar qué estaba pasando, pero él ya había hecho su elección”.

“Es una persona especial, como todos los campeones …”

El corredor, que se unió a Bagneres-de-Bigorre a media tarde, se fue en primer lugar al hotel donde se hospedaba Bahrein-Merida la noche anterior, escoltado por su agente y el jefe de prensa, en el que se negó a dar ninguna explicación. ¿Mal estado físico? “No, su condición no es mala, es lo suficientemente buena como para continuar en el Tour”, respondía por la noche su directo ¿Un desacuerdo con sus líderes? “Por lo que sé, no hubo ningún problema esta mañana. Es una persona especial, al igual que todos los campeones…”. También se dice que no está contento con las bicis específicas de crono del equipo, decepcionado por el papel que ha tenido desde su llegada el invierno pasado (solo una victoria en 2019, el prólogo del Tour de Suiza). “Digamos que está al 100% cuando quiere algo“, finalizaba Stangelj. “Pero no es fácil complacer a todos todo el tiempo”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*