Tour Francia: 20 nombres propios de la fase 1

Roglic en medio del grupo © ASO

Pablo Zaballa / Ciclo 21

Del líder Primoz Roglič a Pavel Sivakov, tras las primeras nueve etapas del Tour de Francia 2020, desde la mediterránea Niza a la pirenaica Laruns, analizamos a 20 de los 176 protagonistas que se colocaron el dorsal allá por el circunstancial 29 de agosto.

1º. Primoz Roglic (Jumbo-Visma). Con la victoria de etapa en Orcières-Merlette y el maillot amarillo sobre sus hombros, el exsaltador de esquí esloveno es, de momento, el más fuerte y confirma su candidatura al triunfo final en París. Más dudas despierta su actitud en carrera: ¿se está guardando para la tercera semana o es que no va tan sobrado para intentar sacar más tiempo sobre sus rivales?

2º. Egan Bernal (INEOS Grenadiers). El campeón sabe sufrir. De menos a más, el último día de los Pirineos se agarró a Roglic y Pogacar y ya es segundo en la general. El año pasado llegó a la jornada de descanso peor colocado y sin las mejores sensaciones, pero en los Alpes acabó rematando a todos sus rivales.

3º. Guillaume Martin (Cofidis). A rey muerto, rey puesto. El filósofo y dramaturgo es el nuevo ídolo francés tras la enésima decepción de Pinot. Podio en el reciente Dauphiné, mantiene un perfil bajo y ha sido uno de los más regulares cuesta arriba. Su límite es todavía desconocido y la presión no va con él.

4º. Romain Bardet (Ag2r La Mondiale). Llegó al Tour diciendo que iba a por etapas, que ya no se veía luchando por la general, pero tras el primer bloque de montaña está a solo dos segundos del podio y a medio minuto del amarillo. Si le sobra un gramo de fuerza, lo suele emplear al ataque.

5º. Nairo Quintana (Arkéa-Samsic). Muy atento a Roglic en el Peyresourde, perdió su rueda en el Marie-Blanque, un puerto que no se adaptaba a sus características de fondista y diésel, pero sigue muy cerca del podio y del amarillo. Siempre de menos a más en las carreras de tres semanas y con la experiencia de tres podios en el Tour, aguarda su momento.

Nairo Quintana © Arkéa

6º. Rigoberto Urán (EF Pro Cycling). Una de las sorpresas de la primera semana, parecía el menos fuerte de los tres colombianos en su equipo, pero Higuita y Dani Martínez ya no están en la pelea por la general. Cerró varios huecos demostrando que tiene piernas, pero no se esperan de él grandes movimientos.

7º. Tadej Pogacar (UAE-Emirates). El ganador moral del paso por los Pirineos, en el Peyresorude enjugó la mitad del tiempo que perdió un día antes en los abanicos y en el Marie-Blanque hizo la selección de los más fuertes. Valiente y atacante, se encuentra a solo 44 segundos del amarillo, ¿por qué no soñar?

8º. Adam Yates (Mitchelton-Scott). Líder por sorpresa tras la sanción sobre Alaphilippe, aceptó el amarillo con resignación y comentó que la general no iba con él. Tanto es así que en el Marie-Blanque se desentendió de la persecución y dejó hacer a los Astana y Movistar.

9º. Miguel Ángel López (Astana). Superman todavía no se ha puesto la capa. Le costó seguir a los mejores en el Peyresourde y un día después se enganchó al grupo de Yates y los Movistar gracias al trabajo de Ion Izagirre. Si quiere aspirar al podio debería ir a más en la segunda y tercera semana de carrera.

10º. Mikel Landa (Bahrain-McLaren). En un Tour sin contrarreloj hasta el penúltimo día, el vasco se las apañó para perder 1:21 el día de los abanicos. En el Peyresourde intentó salir a por Pogacar, pero no pudo, y en el Marie-Blanque sí estuvo con los mejores. Es la gran baza española para la general.

Landa y Roglič © Bahrain

11º. Richie Porte (Trek-Segafredo). También damnificado en los cortes camino de Lavaur, es otro ciclista al que en el Tour siempre le pasa algo. Como Landa, respondió en el Marie-Blanque, pero con el apretón de Pogacar y Roglic por las bonificaciones perdió comba y entró con el segundo grupo de favoritos.

12º. Enric Mas (Movistar). En sus declaraciones previas al Tour sorprendió con sus aspiraciones de top 10 o top 15. Tras una semana de carrera ha demostrado que se conoce bien y que, en estos momentos, no está para mucho más.

14º. Tom Dumoulin (Jumbo-Visma). Se ha convertido en el último gregario de Roglic y ya pierde más de tres minutos con su compañero y jefe de filas. Podría ser una baza interesante para moverse desde lejos, pero no parece lo más indicado para un equipo que lidera la carrera.

15º. Richard Carapaz (Ineos Grenadiers). Llegó de rebote al Tour y todavía no está súper. Su trabajo para Bernal en el Peyresourde evitó un problema grave para los granaderos. Como Dumoulin, se ha dejado tiempo suficiente y podría jugar un papel dinamitador como segunda baza.

17º. Alejandro Valverde (Movistar). A los 40 años no se le puede pedir nada más en la lucha por la general, pero al murciano le cuesta desconectar. No está lo suficientemente lejos para filtrarse en fugas y buscar etapas. Su valor como apoyo y consejero de Mas puede tener importancia con el paso de los días.

Mas y Valverde © Movistar

24º. Thibaut Pinot (Groupama-FDJ). De doce grandes vueltas solo ha terminado seis, números que explican sus problemas físicos y/o mentales. Un año más, la gran esperanza francesa naufragó en la lucha por la general y el primer día de los Pirineos se dejó casi 25 minutos con los favoritos. A otra cosa.

38º. Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step). Por unos momentos, su ataque en Niza que le valió el amarillo nos recordó que el año pasado fue quinto en la general. Una sanción le apartó del liderato y la montaña le ha puesto en su sitio. No hay duda de que estará en las fugas ganadoras del Tour.

43º. Wout Van Aert (Jumbo-Visma). Chico para todo del equipo neerlandés, ganó dos etapas en sendos sprints inusuales y seleccionó el grupo de favoritos en subidas que no parecen hechas para él. Ciclocrós, pavés, contrarreloj, grandes clásicas, alta montaña… no hay nada que se le resista.

60º. Marc Hirschi (Sunweb). Todoterreno de muchos quilates, fue el único que salió a por el ataque de Alaphilippe en Niza y se quedó con la miel en los labios. También acarició la victoria en los Pirineos con una impresionante cabalgada en solitario.

166º. Pavel Sivakov (INEOS Grenadiers). Inesperado último clasificado en la general, el ruso partía como una de las potentes bazas de su equipo, pero dos caídas el primer día en Niza le dejaron KO. Resiste a la espera de una mejoría que le devuelva las buenas sensaciones.

Pavel Sivakov © Ineos


Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*