Tour Francia 2020: Empacho de montaña

Tour de Francia 2020 / © ASO

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Thierry Gouvenou, uno de los responsables de trazar año a año el recorrido del Tour de Francia, reconocía antes de desvelar de forma oficial su propuesta para la Grande Boucle de 2020 que “se podría decir que el Tour de 2019 y el de 2020 forman una pareja”. El hombre que durante los últimos meses ha ido dando forma al trazado presentado hoy en París considera que ambas ediciones “son casi idénticas en cuanto a su dificultad”. (Reacciones de todos los protagonistas en París)

Pese a ello, Gouvenou no se deja llevar por la corriente general tras este primer vistazo rápido al recorrido y no cree que “los mejores sprinters no vayan a venir al Tour. Es verdad que hay pocas etapas llanas, pero hay muchas etapas en las que su presencia puede hacer que el pelotón se mantenga controlado”.

Sin duda, una de las principales noticias que ha dejado la presentación de la Grande Boucle es la confirmación de que no habrá en 2020 una contrarreloj individual (o por equipos) llana en los 21 días de competición, relegando la pelea contra el crono a la cronoescalada de la Planche des Belles Filles, sin duda, una gran noticia para el defensor del título, Egan Bernal, y no tanto para otros aspirantes como Chris Froome que, en cualquier caso, ya ha demostrado que sabe defenderse y atacar tanto en subida como en bajada.

Efectivamente, como ya se conocía, la carrera arrancará desde Niza con dos etapas en línea con salida y llegada a esa ciudad. Ya en la segunda, y de nuevo es algo que ya se sabía, llegará la media montaña. ¿Habrá ya diferencias en la general? Tal y como explicaba el director general del Tour, Christian Prudhomme, eso es algo que sólo el talento de los corredores puede responder ya que serán ellos, una vez estudien el recorrido planteado hoy, los que decidan cómo y cuándo comenzar a apuntalar sus opciones. En cualquier caso, los 4.000 metros de desnivel acumulado en ese segundo asalto parecen una buena ocasión para tratar de hacer algo.

Aunque habrá que analizar con más tiempo y sosiego los pormenores de la carrera, sí hay algunos detalles que saltan a la vista en este primer encuentro con el nuevo mapa de 2020: por un lado, la ausencia de algunas de las cimas míticas de la carrera y, sobre todo, la ausencia de una llegada en alto en los Pirineos, que se antojan como muy poco decisivos en esta 107ª edición. Tampoco se visitará el norte francés, por lo que adoquines y otras trampas de aquella zona han quedado completamente descartadas.

Subidas y más subidas. Eso es lo que parece que caracterizará la carrera. Ya en la cuarta etapa llegará la primera gran llegada en alto con la meta de Orcières-Merlette, allá donde Luis Ocaña casi ganó el Tour de 1971 que luego se dejó en una curva del Col de Mendè. Pese a los muchos kilómetros de ascensión, que se coronarán en el 17ª etapa con los 2.300 metros del Col de la Loze, el Tour contará con únicamente cuatro finales en alto, un número relativamente corto si tenemos en cuenta los perfiles de los 21 días de competición.

Por supuesto, una de esas llegadas en alto será la de la etapa reina de esta edición: la cronoescalada a la Planche des Belles Filles (no se subirá hasta la parte no asfaltada de 2019), inédita en este formato y que, situada a sólo un día del final en París, deberá decidir la composición final de una carrera que corre el riesgo –aunque, de nuevo, todo dependerá de los propios corredores– de ir muy bloqueada hasta ese punto decisivo.

Para evitarlo, ASO ha colocado 13 puertos en los Alpes, 7 en el Macizo Central, 5 en los Pirineos, 3 en el Jura y uno en los Vosgos. Será, por lo tanto, el Tour más montañoso de los últimos años ya que el pelotón de 2017 tuvo que subir un total de 23 puertos, el de 2018 se enfrentó a 26 ascensiones y el de 2019, aunque tenía previsto subir un total de 30 puertos, se tuvo que conformar con tres menos debido a las modificaciones introducidas en las últimas etapas debido al mal tiempo.

EL RECORRIDO EN 3D

EL PERFIL GENERAL DEL TOUR

Perfil 1ª semana / © ASO

Perfil 2ª semana / © ASO

Perfil 3ª semana / © ASO

EL RECORRIDO COMPLETO (CON PERFILES Y ALTIMETRÍAS DISPONIBLES)

1ª: Niza – Niza | 156 kms | 27/6/19

1ª etapa / © ASO

2ª: Niza – Niza | 187 kms | 28/6/19

2ª etapa / © ASO

Col de Turini / © ASO

La Colmiane / © ASO

Col d’Eze / © ASO

3ª: Niza – Sisteron | 198 kms | 29/6/19

4ª: Sisteron – Orcières-Merlette | 157 kms | 30/6/19

Orciere-Merlette / © ASO

5ª: Gap – Privas | 183 kms | 1/7/19

6ª: Le Teil – Mont Aigoual | 191 kms | 2/7/19

Mont Aigoual / © ASO

7ª: Millau – Lavaur | 168 kms | 3/7/19

8ª: Cazères-sur-Garonne – Loudenvielle | 140 kms | 4/7/19

Perfil 8ª etapa / © ASO

Port de Bales y Peyresourde / © ASO

9ª: Pau – Laruns | 154 kms | 5/7/19

Perfil 9ª etapa / © ASO

Marie Blanque / © ASO

Hourcere y Soudet / © ASO

Primera jornada de descanso | 6/7/19

10ª: Île d’Oléron Le Château-d’Oléron – Île de Ré Saint-Martin-de-Ré | 170 kms | 7/7/19

11ª: Châtelaillon-Plage – Pitiers | 167 kms | 8/7/19

12ª: Chauvigny – Sarran Corrèze | 218 kms | 9/7/19

13ª: Châtel-Guyon – Puy Mary Cantal | 191 kms | 10/7/19

Perfil 13ª etapa / © ASO

Neronne y Puy Mary / © ASO

14ª: Clermont-Ferrand – Lyon | 197 kms | 11/7/19

15ª: Lyon – Grand Colombier | 175 kms | 12/7/19

Col de la Biche / © ASO

Selle de Fromentel, Col de la Biche y Grand Colombier / © ASO

Grand Colombier / © ASO

Segunda jornada de Descanso | 13/7/19

16ª: La Tour-du-Pin – Villard-des-Lans | 164 kms | 14/7/19

Perfil 16ª etapa / © ASO

17ª: Grenoble – Méribel Col de la Loze | 168 kms | 15/7/19

La Loze / © ASO

La Madeleine / © ASO

18ª: Méribel – La Roche-sur-Foron | 168 kms | 16/7/19

Perfil 18ª etapa / © ASO

Plateau des Glieres / © ASO

Cormet de Roselend / © ASO

19ª: Bourg-en-Bresse – Champagnole | 160 kms | 17/7/19

20ª: Lure – La Planche des Belles Filles | 36 kms | 18/7/19

Perfil 20ª etapa / © ASO

La Planche des Belles Filles / © ASO

21ª: Mantes-la-Jolie – París-Campos Elíseos | 122 kms | 19/7/19

LOS MEJORES MOMENTOS DEL TOUR 2019

PRESENTACIÓN TOUR FRANCIA 2020

TODAS LAS NOTICIAS PREVIAS A LA PRESENTACIÓN OFICIAL

El Palacio de Congresos de París acogerá este martes, 15 de octubre la presentación de una nueva edición del Tour de Francia, la 107ª, que se anticipa como la interesantísima guerra fratricida, entre la vieja y la nueva guardia. Un enfrentamiento que, en el caso del Ineos británico, será también una contienda civil, con –presumiblemente– Chris Froome optando a su soñado quinto entorchado, Egan Bernal portando el dorsal número uno y ansioso por iniciar su propia era y un Geraint Thomas funcionando, como suele, como elemento libre capaz de cualquier cosa. Frente a ellos, Primoz Roglič, Steven Kruijswik o Tom Dumoulin (a la espera de conocer sus calendarios concretos) capitaneando un Jumbo-Visma que avanza con paso firme en la pelea por poner en duda el dominio de Ineos. Todo ello, claro, sin olvidar a los de siempre y a los nuevos valores como Tadej Pogačar, gran y grata sorpresa de la Vuelta a España que, con las precauciones lógicas para un chaval de 21 años, podría hacer su primera aparición en la Grande Boucle.

Con más de ocho meses por delante antes de que el día 27 de junio se ponga en marcha la carrera en Niza es absurdo tratar de vislumbrar las opciones de cada cual, pero, como es habitual en estos casos, los rumores y filtraciones de los últimos días hacen ya volar la imaginación de todos pensando en qué deparará la ruta y a quién beneficia o perjudica el dibujo que ha preparado ASO.

Si damos por buenas las informaciones que han ido publicando en las últimas semanas varios medios regionales franceses, el 107º Tour de Francia atacará primero los Pirineos dejando los Alpes para la semana final de la carrera. Precisamente, será en el penúltimo día cuando, si todo se confirma, se viva la que puede ser la jornada crucial de esta Grande Boucle con una cronoescalada a la Planche des Belles Filles.

Antes de llegar a la cordillera fronteriza entre Francia y España, el Tour podría colocar una llegada de alta montaña en la primera semana de carrera con una rápida visita al macizo central antes de entrar en España para situar una meta en el Port del Comte (Lleida) y la salida de la siguiente jornada en la Seu d’Urgel.

También visitará el Tour, conforme adelantan toda esa maraña de rumores, Italia durante su paso por los Alpes, donde, como ya se ha comentado, toda la atención estará puesta en esa posible cronoescalada final a la Planche des Belles Filles.

En cualquier caso, la oficialidad del que será el recorrido de la carrera más importante del calendario ciclista internacional se conocerá este martes a partir de las 11:30 horas en un acto que, como siempre, podrá seguirse en directo.

18 MARZO 2019

Cuando la mayoría de los grandes favoritos al triunfo en la próxima edición de la Grande Boucle todavía ven la salida desde Bruselas como un evento muy lejano en sus calendarios, la organización del Tour de Francia ha presentado esta mañana las dos primeras etapas del Grand Départ de la edición de 2020 que, como ya se sabía, partirá desde la ciudad costera de Niza donde ayer terminó la prueba por etapas que une la capital francesa y esta ciudad.

Se trata de dos etapas en línea, las que el Tour no ha querido dejar pasar la oportunidad de jugar con las montañas que rodean Niza, propiniendo unos trazados en los que, si bien no se harán estragos en la general, sí podrán establecer las primeras diferencias y, sobre todo, servirán para ver el estado real de las piernas de todos los aspirantes al podio de París.

Niza será el punto de salida y llegada de las dos etapas. La primera de ellas, de 170 kilómetros, contará con tres pasos por el alto de Aspremont que, en la última ocasión que se ascienda, irá seguido de Levens, desde cuya cima restarán 40 kilómetros de descenso que darán la oportunidad a los equipos con velocistas a reorganizarse en caso de que algún valiente haya hecho una apuesta decidida desde lejos para enfundarse el primer maillot amarillo.

La segunda etapa, de 190 kilómetros, sí será mucho más parecida a la habitual jornada final de la París-Niza e incluirá el Col d’Èze a poco más de 30 kilómetros de la línea de meta y justo antes de la ascensión al Col des Quatre Chemins, desde cuya cima únicamente restarán nueve kilómetros para el final. Será una jornada realmente emocionante y con opciones para todo tipo de tácticas ya que, nada más darse la salida, el pelotón deberá afrontar la subida al Col de la Colmiane y, acto seguido, al Col de Turini.

En cualquier caso, por atractivos que sean estos trazados, es importante recordar que sólo se trata de las dos primeras etapas de una carrera que se decidirá, como siempre, en 21 jornadas y que, salvo enorme sorpresa, vivirá sus días más importantes en los Alpes y los Pirineos.

LAS ETAPAS

1ª. Niza – Niza | 170 kms

1ª etapa / © ASO

2ª. Niza – Niza | 190 kms

2ª etapa / © ASO

ASO, empresa organizadora del Tour de Francia, ha anunciado hoy que la Grande Boucle de 2020 partirá desde Niza, una confirmación que se ha hecho pública esta misma mañana, apenas unas horas después del espectacular final de la París-Niza que ayer se anotó el español Marc Soler (Movistar).

Pese a que Niza y el ciclismo forman un binomio con una gran relación, el Tour de Francia, la carrera más importante de Francia y del mundo, no ha vuelto a sus calles desde que en 2013 Orica-GreenEdge se impusiera en la contrarreloj por equipos que sirvió como cuarta etapa de aquella edición del centenario.

El alcalde de Niza, Christian Estrosi, aseguraba en el acto de presentación de este Grand Départ que seguirá a los de La Vendée este 2018 y Bruselas en 2019, que “es un inmenso orgullo dar la bienvenida al Grand Départ del Tour de Francia 2020 a Niza por segunda vez después de 1981. Le Tour es el tercer evento deportivo internacional más importante y consecuentemente asegura considerables beneficios económicos para toda nuestra área. Siete años después de dar la bienvenida a la 100ª edición en 2013 que atrajo a casi 100.000 espectadores, este es un paso más que fortalece mi deseo de hacer de Niza una ciudad esencial para albergar grandes eventos deportivos”.

Por su parte, el director general del Tour de Francia, Christian Prudhomme explicaba que “las ediciones más recientes de la París-Niza, incluida la que acaba de terminar ayer, nos han demostrado que la variedad de paisajes de esta región es propicia para el suspense, el ataque y un espectáculo. Esto es exactamente lo que queremos para el Tour de Francia 2020: un tono dinámico”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*