Un policía y un exciclista, los tristes protagonistas en Flandes

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Dos atropellos. Dos corredores que acabaron la Vuelta a Flandes antes de tiempo. Dos coches de asistencia neutra se convirtieron en los tristes protagonistas extradeportivos de la carrera. Dos días después, con la indignación de muchos todavía fresca y la polémica sobre la seguridad de los corredores de nuevo en el candelero tras lo ocurrido ayer en la disputa de sprint final de la primera etapa de la Vuelta al País Vasco. Los conductores de ambos coches han sido ya identificados y se trata de un policía y de un excorredor.

Un agente de policía fue el responsable de la imagen más destacada de las dos. La del escapado neozelandés Jesse Sergent saliendo disparado después de ser arrollado por el coche de asistencia neutra que rodaba junto a ese grupo de siete hombres y que acabaría provocando el abandono del corredor. La identidad del agente no ha sido hecha pública, aunque sí se sabe que tras sufrir el percance entró en estado de shock y no es capaz de recordar absolutamente nada del accidente y de las causas que lo pudieron provocar.

El otro incidente se produjo cuando otro coche de asistencia neutra embistió por detrás al coche del equipo FDJ.fr que se había detenido para realizar una asistencia mecánica a Sébastien Chavannel. En este caso, el conductor del vehículo era Paul Van Hyfte, un excorredor belga cuya carrera profesional se prolongó desde 1994 hasta 2004, en los que defendió los colores del Vlaanderen 2002, Lotto, CSC y Vlaanderen-T Interim.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*