Van Anrooij reaparece el 23 de enero

Shirin van Anrooij ha vuelto a ser operada / © Telenet-Baloise Lions

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Shirin van Anrooij hará su reaparición en el cross la próxima semana. La ciclista del Baloise Trek Lions se ha recuperado por completo de la lesión en el brazo que sufrió a finales de noviembre en Tábor, primera prueba de la Copa del Mundo CX. Actualmente se encuentra en el trainnig camp con el equipo de ruta Trek-Segafredo en Dénia, Alicante, que cerrará la semana que viene tras lo cual se preparará para el Trofeo X2O en Hamme (23 de enero) y la última ronda de la Copa del Mundo en Overijse (24 de enero). «Mi objetivo es seguir participando en la Copa del Mundo. Eso será con ambiciones diferentes a las que tenía al comienzo del invierno, sería bueno si pudiera volver a un buen nivel». El año pasado ganó el Campeonato Mundial Juvenil Femenino en Suiza.

Van Anrooij, de 18 años, tuvo que pasar por el quirófano dos veces después de su caída debido a su lesión en el brazo, causada por un freno de disco. La segunda operación fue necesaria debido a una infección. A mediados de diciembre pudo reanudar su entrenamiento en los rodillos.

8 DICIEMBRE

El equipo Telenet-Baloise Lions ha informado de que Shirin van Anrooij ha tenido que ser operada de nuevo a causa de la lesión que se produjo en el brazo durante la disputa de la primera manga de la Copa del Mundo de ciclocross celebrada en Tábor (República Checa).

La corredora, de 18 años, deberá permanecer dos días ingresada después de haber tenido que pasar de nuevo por el quirófano a consecuencia de síntomas de infección descubiertos en el transcurso de una inspección de su evolución realizada en el hospital de Herentals, el mismo donde fue intervenida por primera vez.

Tal y como ha informado su equipo, los médicos limpiaron la herida y volvieron a suturar la misma que, como ella misma explicó (ver más abajo), necesitó 25 puntos en la primera ocasión.

4 DICIEMBRE

La neerlandesa Shirin van Anrooij (Telenet-Baloise Lions) ya ha recibido el alta hospitalaria y se recupera en casa de la lesión sufrida durante la disputa de la primera cita de la Copa del Mundo de ciclocross en Tábor y que se ha saldado con 25 puntos de sutura en su brazo a consecuencia de una herida que, según ella misma explicó, fue producida por un disco de freno en aquella montonera inicial.

Ya desde su domicilio la ciclista neerlandesa ha realizado sus primeras declaraciones en el medio local Provinciale Zeeuwse Courant explicando que “me han tenido que poner 25 puntos de sutura”. Además, respecto al momento de aquella caída, muy gráfica, Van Anrooij recuerda que “podía ver directamente el interior de mi brazo. Eso fue algo realmente aterrador”.

La corredora ha especificado que la herida “está justo debajo del codo y me rodea casi todo el brazo a lo ancho, no a lo largo. Por el momento, sigo teniendo entomecida la zona de la muñeca y no es seguro si eso pasará. Además, también sufro una fractura en el dedo anular. Por fortuna, no tengo afectados tendones o nervios”.

Van Anrooij no tiene el mejor recuerdo sobre la atención recibida por parte de las asistencias sanitarias destacadas en el circuito de Tábor. “Me llevaron rápidamente al centro médico del circuito, pero realmente no sabían qué hacer conmigo allí”, dice Van Anrooij. “Me cortaron un poco más el maillot para poder ver mejor la herida y en ese momento entré todavía más en pánico. Daba mucho miedo y pasó mucho tiempo antes de que me dieran algún tipo de alivio del dolor y también me pincharon mal el otro brazo, de modo que también empezó a sangrar”.

1 DICIEMBRE

Último parte médico del estado de salud de Shirin van Anrooij. Este lunes por la mañana pasó un completo chequeo por el equipo del doctor Toon Claes en el hospital AZ Herentals, Países Bajos. La herida del antebrazo se operó correctamente en la República Checa -más abajo extendido-, pero para prevenir la infección, la corredora recibirá más tratamiento durante su ingreso. El centro hospitalario AZ Herentals seguirá de cerca la situación en los próximos días. Su hombro está un poco magullado, pero por lo demás Shirin evoluciona favorablemente.

30 noviembre

La polémica sobre los frenos de discos -como los platos, radios o manillares, ya partes homolagadas de las bicicletas- regresa de nuevo al mundo del ciclismo después de que la joven neerlandesa de 18 años Shirin van Anrooijarcoíris júnior 2020– se lesionara gravemente tras una caída masiva en la prueba inaugural de la Copa del Mundo de ciclocross en la localidad checa de Tabor.

Según fuentes de su equipo Telenet Baloise Lions dirigido por el excampeón del mundo, Sven Nys, la corredora «tiene un trozo de un freno de disco en el antebrazo», por lo que fue necesaria unaintervención quirúrgica.

Sven Nys, uno de los profesionales más experimentados no pudo ocultar su impresión después de ver a su pupila. «Está consciente, pero nunca había visto una herida como esta. Lo peor es que el mismo Shirin vio la herida en su brazo. Es una herida abierta, Shirin no siente nada en la mano. Ha perdido mucha sangre y su cadera tampoco se veía bien. Es algo que no quieres experimentar como director de un equipo. Es realmente malo. La carrera es ahora sólo un espectáculo secundario».

La protagonista fue intervenida con la buena noticia de que no tiene nada dañado excepto la fractura de un dedo de una de sus manos como confirmó. «Ayer me operaron para reparar la profunda herida de mi brazo. Afortunadamente, ningún músculo o tendón fue severamente dañado. Lo único que me he roto es el dedo anular Tengo que quedarme en el hospital unos días más, pero espero poder volver a casa pronto. Gracias por todos los mensajes. No sé cuánto tiempo me llevará recuperarme, pero volveré».

Shirin van Anrooij -que competirá con el Trek de ruta hasta 2022- fue subcampeona del mundo júnior contrarreloj en Yorkshire 2019 tras la rusa Aigul Gareeva.

[POLAR BLACK FRIDAY]

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*