Van Calster: “Orts es, técnicamente, el mejor del pelotón”

Felipe Orts se ha hecho un hueco en el ciclocross belga / © Alain VDP

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Felipe Orts (Teika) es, no hay duda alguna, el mejor crosser español de todos los tiempos. La complicadísima situación sanitaria de esta temporada 2020-2021 ha llevado al corredor de La Vila Joiosa (Alicante) a afrontar la temporada internacional más intensa de su carrera deportiva y lo cierto es que los resultados, tanto en términos meramente resultadistas como, sobre todo, de progresión no dejan lugar a dudas.


Una mejoría que le ha llevado a hacerse un buen hueco en las retransmisiones televisivas y los medios escritos belgas, siempre tan reacios a dar cobertura a corredores no BeNed más allá de constatar la existencia de esa especie de ciclistas exóticos que se atreven a aventurarse en sus circuitos. Pero Felipe Orts ya se ha ganado el derecho a una cobertura mucho más seria gracias a sus buenas prestaciones.

Hoy mismo, de hecho, el corredor de Teika protagoniza una larga entrevista en Het Nieuwsblad donde, como ahora contaremos, se refieren a él como el Sven Nys español. Ahí es nada. Una entrevista en la que Orts reconoce que “para terminar realmente de cerrar el hueco con la cima tengo que correr mucho en Bélgica. Sólo entonces podré progresar mucho más rápido”.

Orts, aunque su explosión haya llegado ahora con, entre otros resultados, el quinto puesto de Gullegem, el sexto de Essen o los séptimos del Europeo, Ruddervoorde y Merkplas, no es flor de un día. Es un ciclista que desde pequeño tuvo claro que lo suyo era el ciclocross y, en un país donde esa disciplina es minoritaria, decidió tomar el camino valiente y difícil de la especialización. Su primer gran logro mediático, más allá de los medios especializados, fue su plata mundialista en Bieles.

Todo ello, obligándole a desplazamientos larguísimos entre La Vila Joiosa y Bélgica. Muchas veces, en avión, pero también en caravana. Este fin de semana, por ejemplo “estaré en la carretera más de veinte horas, lo cual es muy agotador. Por eso suelo tomar el avión. Afortunadamente, hay muchos vuelos a Charleroi. Mi material se queda almacenado en la zona y, afortunadamente, los precios de Ryanair no son tan malos”.

Durante el periodo navideño Orts se quedó en Bélgica para disputar el siempre cargado calendario de esas fechas. Una inoportuna amigdalitis le lastró unos días, pero no evitó que se dejara ver junto a los mejores en sus circuitos. Ahora, afronta una nueva larga estancia belga para preparar a fondo el mundial de Ostende, una estadía que podría alargarse algo más.

Cuando está en Bélgica se queda en Betekom, gracias a Benny Van Calster, preparador de Sven Nys durante muchos años y ahora de su hijo Thibau. “Felipe solía quedarse a menudo en el B&B de Britt, la hermana de Sven”, dice Van Calster. “Pero ya no existe. Cuando me enteré de que mi vecino tenía sitio en su casa, dispuse que Felipe fuera junto con dos mecánicos. También estoy tratando de ayudarlo un poco con sus pruebas PCR, por ejemplo. También le visito algunas veces al día. Ahora se encuentra cerca de Balenberg, en el epicentro del ciclocross. Eso debería darle alas. Ya ha dado un gran paso adelante esta temporada y todavía hay mucho margen de progresión. Técnicamente ya es el mejor del pelotón, nadie salta los tablones mejor que Felipe. Yo lo llamo el Sven Nys de España”.

Como siempre dice el propio Orts, sus circuitos favoritos son los más técnicos, algo que coincide con las apreciaciones de Van Calster. “Las carreras técnicas son mis preferidas. Disfruto mucho del culebreo de esos circuitos. Además, son comparables a los de España. Subir me va mucho menos. Tengo que mejorar en el ámbito de la potencia”, asegura el de Teika en el rotativo belga.

Ese es uno de los motivos que le ha llevado a fichar esta temporada por el Burgos-BH y, así, afrontar un calendario de carretera más amplio y de calidad, pero siempre con el ciclocross como prioridad. “Podré correr algunas semiclásicas, también en Bélgica y Francia. Ayudaré al equipo, pero eso beneficiará a mi motor. Incluso se habló de la Vuelta, pero creo que es demasiado pronto. El ciclocross sigue siendo lo más importante”.

Orts explica, a la hora de justificar su calendario español, que “es importante para el patrocinador y para el ciclocross español que muestre allí mi maillot de campeón. El ciclocross, obviamente, no es el deporte número uno allí, pero ha habido un aumento en el número de participantes”.

Además, el alicantino añade que “se están haciendo intentos frenéticos para organizar una Copa del Mundo, como sucedió anteriormente en Igorre. Sólo así podremos llamar la atención sobre la especialidad”.

El corredor alicantino reconoce que su deseo ahora es poder dar el salto a un equipo belga. “Eso lo haría mucho más fácil, también en términos de preparación y material. Quizás también pueda quedarme más en Bélgica, aunque ciertamente no es una obligación. Entreno bien en España. También me encuentro a menudo con ciclistas de ruta que están allí en un período de entrenamiento, como Sean De Bie. Se ha convertido en un amigo «.

Sin duda, lo más complicado para cualquier deportista, también para Orts, son los largos periodos de ausencia. ¿Quizás una novia belga pueda ayudar?, le preguntan al español en Het Nieuwsblad. Orts sonríe: “Sí, podría ser, pero ya es complicado encontrar una en España, así que aquí es aún más complicado. También hablo sólo español y un poco de inglés. Pero quién sabe, todavía podría ser medio belga”. (risas)

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*