Van der Poel: El padre de una de las menores da su versión

Van der Poel, con la selección neerlandesa © KNWU

Redacción / Ciclo 21

28 septiembre

El caso Mathieu van der Poel sigue dando que hablar. Esta vez ha sido el padre de una de las menores el encargado de dar su versión de los hechos y de contar la reacción del ciclista neerlandés durante la disputa que tuvo la noche previa al Mundial de Wollongong. «Le gritaba a la menor de mis hijas, que tiene 12 años, diciendo: ¿Era usted quien estaba llamando a la puerta? Y ella estaba asustada. Ambos están muy conmocionados. Tenía todo el derecho a estar enojado, pero no a hacer lo que hizo. Son niñas frágiles, y él es bastante masivo. Huyó del país tan bien como lo hizo», dijo a Cycling News.

27 septiembre

Una cuenta de YouTube ha publicado un breve vídeo del indecente ocurrido el pasado domingo en Wollongong antes de la disputa del Campeonato del Mundo. En él se ve cómo una de las adolescentes, alojadas en una habitación cercana a la del corredor neerlandés, llama a la puerta del ciclista y sale corriendo. Van der Poel, en ropa interior, reacciona entrando en la estancia de tres jóvenes para recriminárselo.

Según informa el medio AD, de los Países Bajos, existen otros dos vídeos más largos en los que se ve la discusión del ciclista con las jóvenes y los que podrían ser sus padres. Van der Poel habría recriminado que, durante varias horas, no le dejasen dormir antes de la importante cita, a lo que fue respondido con insultos por parte de las chicas que le acusaron de golpearle. El neerlandés lo negó y pidió ver los vídeos grabados para demostrarlo y amenazó con llamar a la policía, algo que las jóvenes ya habían hecho.

Horas más tarde de la publicación del vídeo, Mathieu van der Poel aterrizó en Bruselas y atendió a la prensa allí presente. El neerlandés habló por segunda vez sobre el incidente ocurrido la noche previa al Mundial de Wollongong. «No debería haber hecho eso y debí haberlo abordado de manera diferente. Desafortunadamente, así es como sucedió. Debería haber informado a la recepción o a alguien más de todos modos. Pero se estaba haciendo tarde y solo quería dormir. Pensé que podía resolverlo yo mismo, pero al final resultó completamente equivocado. Desafortunadamente ya no puedo cambiarlo», explicó a Het Nieuwsblad.

El ciclista de Alpecin quiso dar su versión de los hechos. «Sostuve a una niña del brazo. Ciertamente no con la intención de lastimar a nadie. Cualquiera que me conozca sabe que nunca he lastimado a nadie. Hay muchas historias sobre empujar, pero eso no es absolutamente cierto. Eso no es lo que sucedió. Hay dos versiones de una historia y cuando estás en Australia es muy difícil lidiar con ella», finalizó.

26 septiembre

La actualidad del mundo ciclista pasa estos días por todo lo sucedido en torno a la figura de Mathieu Van der Poel y su incidente en la madrugada anterior al Campeonato del Mundo. Aunque en un primer momento todo apuntaba a que el neerlandés debería pasar unas semanas en Australia, finalmente ha podido resolver la situación pagando dos multas; una de 1.000 dólares australianos y otra de 500 y este mismo lunes a las 10:00 horas partirá hacia su país. Su abogado ha explicado que apelará el fallo y espera que el ciclista sea absuelto. Van der Poel no ha querido comentar después de la demanda.

En declaraciones a Wielerlifts, Jan van Veen, técnico de la selección neerlandesa presente en el Mundial de Australia, ha valorado lo ocurrido aquella noche previa a la prueba élite masculina: «Mathieu reaccionó sin imaginar que las consecuencias serían tan grandes. Si lo hubiera sabido, habría contactado con seguridad, nos habría llamado y le habríamos encontrado otra habitación. Mathieu intentó resolver el problema por su cuenta y, en retrospectiva, no fue útil, estamos todos de acuerdo. ¿Hay que culpar a alguien? Es difícil decirlo, sólo hay perdedores en esta situación. Son cosas que obviamente hubiéramos preferido no presenciar. Pero puedo imaginar cómo se sintió, trataba de dormir y algo se lo impidió. Poco a poco vas aguantando hasta que sales al pasillo y te acercas a estas personas de forma algo agresiva».

25 septiembre

La participación de Mathieu van der Poel en el Mundial de fondo en Wollongong estuvo manchada por un desafortunado episodio que terminó con el ciclista neerlandés pasando la noche en el calabozo. Un incidente que no le permitió descansar y que pagó en carrera. Van der Poel que era uno de los favoritos a vestir el arcoíris, se bajó de la bicicleta en el kilómetro 35.

Tal como reveló el medio Sporza en primera instancia, Van der Poel se encontraba en la habitación del hotel descansando, cuando dos adolescentes tocaron de manera continuada a su puerta. El corredor de Alpecin salió de su cuarto y presuntamente atacó verbalmente a dos jóvenes de 13 y 14 años. Posteriormente -según indica el mismo medio- uno de ellos cayó al suelo y otro terminó chocando con una pared que le hizo un rasguño en el codo. Desde el hotel avisaron a la policía, que se presentó allí con la idea de arrestarle. El neerlandés salió bajo fianza con la condición de presentarse este martes 27 de septiembre ante un tribunal y regresó a su habitación pasadas las 4 de la mañana. El propio comunicado de la policía de Nueva Gales del Sur decía lo siguiente: “Aproximadamente a las 10:40 PM del sábado 24 de septiembre de 2022, un hombre alojado en el The Grand Parade, Brighton-Le-Sands, estuvo involucrado en un altercado verbal con dos adolescentes, de 13 y 14 años. Fue llevado a la estación de policía de Kogarah y acusado de dos cargos de agresión común. Se le concedió una fianza condicional para comparecer ante el Tribunal Local de Sutherland el martes 27 de septiembre de 2022”.

El panorama que se le presenta de ahora en adelante a Van der Poel no tiene una solución sencilla y mucho menos inmediata. Las autoridades le han retirado el pasaporte, lo que quiere decir que las próximas seis semanas deberá permanecer en Australia. Un proceso que podría alargarse hasta los seis meses y que podría tener consecuencias en el aspecto deportivo al no poder competir en otros países al no tener el documento oficial para viajar al extranjero. Van der Poel reconoció los hechos antes de comenzar el Mundial. «Es cierto, sí. Hubo una pequeña disputa. Me acostaba temprano y muchos niños en el pasillo de mi habitación se veían en la necesidad de tocar la puerta continuamente. Después de que lo hicieran varias veces, acabé con los ruidos. No les pedí amablemente que pararan. Luego llamaron a la policía y me arrestaron. Aquí son muy estrictos con estos temas. No volví a mi habitación hasta las cuatro», dijo a Sporza. Los próximos días se conocerán novedades sobre la situación judicial de Van der Poel.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*