Van der Poel: “El CX ya no me interesa tanto como antes”

Van der Poel quiere cambiar de objetivos

Nicolás Van Looy / Ciclo21

En el ciclismo, como en cualquier otro deporte multidisciplinar, hay una especialidad que eclipsa a todas las demás y esa, sin duda, es la ruta. Como sucede, por ejemplo, en el tenis, nada tiene que ver (tanto en reconocimiento como en rendimiento económico) ganar un gran torneo de dobles o hacerlo en la modalidad individual. En el ciclismo, por poner una comparación fácilmente asimilable, no se puede comprar un arcoíris en la prueba de fondo en carretera con ningún otro de los que pone en juego anualmente la UCI.

Eso lo ha entendido, al parecer, Mathieu van der Poel (Alpecin-Fenix), el gran dominador del ciclocross en los últimos años, que tras una espectacular temporada rutera, especialidad en la que ya acumula 31 triunfos (cinco de los cuales han llegado este año), en la que destaca sobremanera la consecución de la Vuelta a Flandes (1.WT), su primer Monumento, ha reconocido que “ya no me interesa el ciclocross de la misma manera que antes”.

Esta sentencia, que será entendida por los más puristas del barro como una traición a la disciplina y a sus propias palabras en un pasado no tan lejano, cuando aseguraba que la carretera o el BTT nunca serían para él impedimento para seguir considerando el ciclocross como su verdadero hogar (algo que, en honor a la verdad, ha ido matizando cada vez más con el paso del tiempo), tiene toda la lógica del mundo toda vez que su equipo, Alpecin-Fenix, se ha ganado el derecho a disputar en 2021 todas las pruebas World Tour que desee y, por lo tanto, el neerlandés mira ya hacia su debut en las grandes vueltas.

En una entrevista en el canal neerlandés, Ziggo Sports, Van der Poel ha reconocido que “este año me he tomado un descanso total durante dos semanas. No me he subido a la bicicleta para nada en ese tiempo”. En realidad, ese descanso también vino de forma obligada a causa de la lesión que sufrió durante la disputa de los 3 Días Brujas-De Panne. “De hecho, ese descanso fue fácil ya que todavía estaba convaleciente de aquella lesión”, reconocía el propio corredor.

¿Qué hace un corredor hiperactivo de 25 años (cumplirá 26 el día 19 de enero) durante un periodo de convalecencia? “He jugado mucho con la videoconsola y he visto varias series junto a mi novia. En realidad, no podíamos salir mucho dada la situación sanitaria y que toda la hostelería sigue cerrada”. Eso sí, hubo tiempo para una escapada. “El viaje a Dubai fue una decisión de último minuto. Estoy muy contento de haber ido. Tuvimos muy buen tiempo y eso me ha animado”, reconoce.

Pese a la, al menos en comparación con otros años, larga inactividad, Van der Poel asegura que “sólo he engordado dos kilos. Eso me ayudará ya que para empezar con mi temporada de ciclocross no tengo que hacer un gran trabajo de recuperación. De lo contrario, tendría demasiada desventaja”.

En cualquier caso, tal y como ya se ha indicado, será un invierno muy diferente para el actual campeón del mundo, que considera que “en el ciclocross ya he alcanzado todos los objetivos que me había propuesto. Ya no me interesa tanto la temporada de ciclocross como antes ya que mis mayores objetivos se encuentran ahora en la ruta y el BTT”.


Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*