Los 36 españoles en la Vuelta a España

Alejandro Valverde, dorsal número 1. © Movistar

Roberto Tejedor / Ciclo21

La Vuelta a España 2019 volverá a contar con presencia mayoritaria de corredores nacionales, en concreto 35, lejos de los 61 que se dieron cita hace una década pero con un leve crecimiento si nos ceñimos al último lustro donde no se superaba la cifra de la treintena.

Vuelta que parte con la baja significativa del que fuera el mejor clasificado en la edición de 2018, Enric Mas. El corredor mallorquín, ya confirmado para las filas de Movistar a partir de 2020, ha preferido obviar de su calendario la ronda española tras su primera experiencia en un Tour de Francia demasiado exigente y en el que tuvo un papel preponderante hasta la llegada al Tourmalet (14ª etapa), siendo hasta entonces el mejor joven de la carrera por delante del posterior ganador en París el colombiano Egan Bernal. A partir de entonces su rendimiento menguó tomando el rol del que debería haber adquirido su compañero para él a priori, Julian Alaphillipe, quien era líder en aquellos momentos y que luchó por mantener el sueño amarillo hasta los Campos Elíseos junto a su compañero español formando una pareja inseparable. Finalmente los Alpes fueron jueces y pusieron la carrera y a cada corredor en su justo lugar.

Mas finalizó en segunda posición en Madrid hace un año consiguiendo además la victoria de etapa en la vigésima jornada en el Collado de la Gallina (Andorra). Si hubiera corrido con los preceptos de este año también hubiera sumado el maillot al mejor joven de la carrera, clasificación instaurada a partir de este mismo 2019. La Vuelta parte sin su mejor baluarte español para optar a la victoria final, o al menos aspirar a la misma, por lo que pasamos a desarrollar al resto de corredores que buscan brillar en la gran vuelta de casa sin opciones objetivas para la general.

Enric Mas, victoria en La Vuelta y segundo en la general © Quick-Step Floors

Siempre cabe destacar en primer término la figura inagotable del vigente campeón del mundo Alejandro Valverde y el bloque Movistar. Si bien no es su mejor año en cuanto a victorias personales (127 en su carrera), cuatro en concreto con los parciales del UAE Tour y Occitania -más la general- y el nacional en Murcia, aglutina hasta 17 podios en lo que va de año. En cuanto a su labor en grupo, destaca su papel para hacerse con el primer objetivo para la escuadra telefónica hasta lo que va de fecha: hacerse por 6ª vez con la clasificación por equipos en la ronda gala, de la que fue pieza clave finalizando en novena posición junto al 6º puesto de Mikel Landa y el 8º de Nairo Quintana, tres corredores de la estructura de Eusebio Unzué en el Top10, sin la ansiada victoria que pudo encontrar en Val Thorens tras un inspirado Vincenzo Nibali.

Tal regularidad le aupa a copar la lista de mejores corredores del pelotón profesional español en nuestro Top Ciclo21, donde busca su quinto entorchado consecutivo demostrando que a sus 39 años -el más veterano- que sigue siendo un elemento fundamental de fiabilidad en cuanto a rendimiento/resultado. Su rol para la Vuelta tendrá trazos semejantes al visto en el pasado Tour, y en el que hubiera tenido en el Giro de no haber sido de la caída sufrida en las Ardenas que hipotecó su preparación, bien con libertad para buscar sus opciones de victorias en la primera semana sin excluir la posibilidad de vestirse de líder, bien para permanecer en el Top 10 de la carrera y acumular el mayor número de mejores posiciones para abastecer al equipo de jugosos puntos para ser de nuevo el mejor conjunto. No entra dentro del elenco de posibles de ganadores pero nunca es descartable. Sin embargo con la baja anunciada a última hora del ecuatoriano Richard Carapaz sí gozará del apoyo necesario en caso de que las circunstancias le sean favorables llegado el momento compartiendo liderazgo con el colombiano Nairo Quintana, quien buscará reverdecer el título logrado de 2016. Tanto Carapaz como Quintana tiene los pies fuera del equipo para 2020 y se antoja que será la propia carrera quien dictamine al líder y en esas dudas el murciano puede mostrarse mucho más cómodo.

En cuanto al resto de los Movistar despunta el catalán Marc Soler, quien también compitió por última vez en el Tour. Será su segunda presencia en la gran ronda española y buscará dar otro paso más en su desarrollo un tanto estancado en este 2019 donde su mejor actuación se remonta a la Volta a Catalunya en el final en alto de La Molina, en la 4ª etapa siendo tercero a 16” del ganador final Miguel Ángel López (Astana). Desde entonces su participación se ha visto supeditada al trabajo para un líder sin encontrar un punto de lucidez salvo diversos escarceos en Francia que no pudo rematar. Junto a ellos estarán prestando sus servicios de apoyo el también catalán Antonio Pedrero; quien ha realizado un acercamiento notable tras su buena actuación en el terreno escarpado de la Vuelta a Burgos en el Picón Blanco fue 3º y en las Lagunas de Neila 7º; el polivalente aragonés Jorge Arcas, el vetarano murciano José Joaquín Rojas -con alguna opción personal como buscó en el Giro-y el experimentado capitán de ruta navarro Imanol Erviti.

Por estructura y prestigio les siguen los hombres de Astana. En concreto los tres corredores vascos del equipo celeste con Omar Fraile, Gorka e Ion Izagirre y el muleño Luis León Sánchez. Su labor principal será estar cerca del líder colombiano Miguel Ángel López que posee opciones reales de hacerse con su primera grande por fin. Cumplido el primer mandamiento gozarán de libertad, si de algo pueden presumir esta temporada los pupilos de Alexander Vinokourov es de luchar en todos los frentes con garantías consiguiendo parciales en la distintas pruebas de una semana o GVs que han disputado -salvo un torcido Tour desde el inicio-. Por encima del resto destaca Ion Izagirre. El guipuzcoano opta a liderar al equipo, como él mismo reconoció en la presentación de equipos si se da la oportunidad, se hizo con la victoria en las generales de su primera Vuelta al País Vasco, devolviendo el honor 16 años después para un corredor vasco (Iban Mayo 2003), en la Volta a la Comunitat Valenciana y con el parcial final del paseo de los ingleses en la ventilada y prestigiosa Paris-Niza. Por otro lado, otra de las bazas es el murciano LL Sánchez en cuanto a libertad para cazar etapas. Cuenta con dos victorias de etapa en lo que va de año, en la de casa en la V. Murcia y la más brillante con su sello personal en una cabalgada en solitario en la 2ª etapa de la Vuelta a Suiza con final en Lagnau im Emmental que indican el buen momento por el que atraviesa en 2019.

Luisle conquistó su 43ª victoria como pro en Suiza y como siempre recordando a su hermano fallecido. (Getty)

Para Fraile será su cuarta presencia consecutiva en la Vuelta en la que aún no ha podido levantar los brazos de forma individual y lejos quedan ya los premios al mejor escalador de la carrera en dos ocasiones vistiendo los colores del Caja Rural’15 y Dimension Data’16. Gorka Izagirre por su lado tendrá que ser una de las piezas fundamentales para su líder cuando la carrera tome rumbo, en la segunda y tercera semana, en los selectivos puertos asturianos, la sierra madrileña y la cordillera del Sistema Central que pondrá nombre al nuevo ganador. De los cuatro solo I. Izagirre ha competido en agosto en la Vuelta a Polonia como puesta a punto, el resto desde la Clásica San Sebastián o el Tour.

Seguimos con uno de los tres líderes que encabezan la lista de victorias en 2019 del pelotón pro nacional con 5 (los otros dos no estarán presentes), Jesús Herrada y la escuadra Cofidis con su hermano José Herrada y el recuperado Luis Ángel Maté. Para el menor de los hermanos conquenses está siendo una temporada de dulce que podría redondearse con una soñada victoria en la Vuelta en su segundo año tras el debut en 2018. Especialmente tras los resultados vistos durante el año que dan muestra de su ya alcanzada plenitud que ha dado fruto en la estructura francesa profesional continental, ganando mayor protagonismo como líder único y respondiendo a las expectativas como demostró en junio tanto en Luxemburgo, siendo el primer corredor español en inscribir su nombre en la carrera centroeuropea, en el novedoso Desafío del Mont Ventoux o el tercer puesto del nacional español siendo animador del mismo en el Santuario de la Fuensanta. El punto de mira estará fijado sin duda en una victoria parcial teniendo la ayuda fundamental en su hermano y el marbellí, repuesto de un aparatoso accidente en la Vuelta a Polonia en la que no sufrió daños mayores de son ser por el casco (hasta 50 puntos de sutura “decoran” su cabeza) y que fuera durante al menos dos semanas el jefe de los escaladores el año pasado dando lustre a la firma de préstamos bancarios, uno de los mayores patrocinadores de la Vuelta.

Herrada «inaugura» el Ventoux © Cofidis

Por otro lado está el bloque formado por los “polacos” del CCC Víctor de la Parte y Fran Ventoso. El vitoriano debuta a sus 33 años y será la baza principal para la general aspirando a un top 10. Por otro lado el cántabro de 37 años Ventoso, sexta participación en la Vuelta a España con un papel dedicado a conducir a sus compañeros y alejarles de zonas de riesgo. Como en Verona, en el epílogo del Giro, quizá busque dar la sorpresa. Su última victoria en la ronda española data de 2006 en Almendralejo, por delante de Thor Hushvod, Stuart O`Grady, Erik Zabbel o Robbie McEwen.

El “australiano” Mikel Nieve (Mitchelton-Scott) o el “alemán” Dani Navarro (Katusha Alpecin), de 35 y 36 años respectivamente. Para Nieve también será su sexta presencia en la que todavía no ha podido levantar los brazos. Su mejor nivel lo mostró en la escapada de la 13ª del pasado Giro cuando fue superado por el ruso Ilnur Zakarin en un precioso duelo en cabeza para luchar de tú a tú por el triunfo en la cumbre de Ceresole Reale, en el Lago Serrú (34 kms al 4,8% d.m.). Navarro desembarcó en el mismo Giro con aspiraciones similares pero vio truncadas sus opciones después de la grave caída sufrida de camino a Frascati en la cuarta etapa. Desde entonces ha recuperado la forma satisfactoriamente, en la que será también su sexta convocatoria, acudiendo a definir su forma a Polonia: finalizando en 6ª posición en el exigente grupo fugado en la etapa con final en Bukowina Tatrzanska seleccionada por Matej Mohoric. Ambos acaban contrato este 2019 sin aún definir su futuro para la próxima temporada.

Alta de última de hora en Ineos ha sido David de la Cruz, en sustitución del francés Kenny Elissonde. El catalán de 30 años recibió como un mazazo la noticia inicial de su no convocatoria pero en ocasionas las circunstancias brindan una segunda oportunidad que debe aprovechar para luchar por no aceptar a la baja un contrato para 2020. También será su sexta vez y si para la edición de 2018 gozaba de cartel como líder en tan solo un año ha pasado a ser un corredor prescindible para el mandamás Dave Brailsford y de esa pérdida de confianza con total seguridad hará las maletas para el año que viene con dirección, presumiblemente, a Movistar. En estas circunstancias será uno más alrededor de Tao Geoghegan Hart, en principio el único centro de atención para la clasificación general de la estructura británica.

Por último cabe destacar las distintas estructuras españolas pro continentales donde encontraremos el mayor número de corredores españoles. Hasta 18 ciclistas de los 35 presentes se reparten entre el Caja Rural-RGA, Murias y Burgos BH.

Por octava temporada consecutiva, Caja Rural-Seguros RGA tomará parte en la Vuelta a España. Un fijo para Unipublic, organizadora de la ronda española, que sigue confiando en los navarros siendo una de las cuatro invitaciones seguras. Por un lado sobresalen Jon Aberasturi y Álex Aranburu, que han demostrado estar a un grandísimo nivel en la pasada Vuelta a Burgos. Aunque a los dos les van bien los finales empinados, Aberasturi tiene mayor velocidad al sprint, mientras que a Aranburu le van mejor los finales un punto más exigentes como viene señalando en un formidable año en el Torneo Euskaldun 2019. Jonathan Lastra y Gonzalo Serrano se encargarán de dar presencia al equipo en las fugas. Por su parte, Cristián Rodríguez y Sergio Pardilla cubren la baza de escaladores y encontrarán en el último tercio de la carrera su lugar.

Aranburu, con rabia en la ciudad romana de Clunia. (CR-RGA)

El Euskadi-Murias afronta la Vuelta a España con un joven y competitivo encabezado por un nombre propio, Óscar Rodríguez. La juventud -la media de edad no llega a los 26 años- y la calidad son las dos grandes cualidades de un bloque que aspira a volver a llamar la atención con Aritz Bagüés, Fernando Barceló, Mikel Bizkarra, Mikel Iturria, Héctor Sáez y Sergio Samitier.

Samitier y Barceló -el más joven de la carrera- debutan. Bagüés, Bizkarra, Iturria y Rodríguez -aspirante a mejor joven- repiten y donde el objetivo es volver a ganar una etapa al menos, después del hito del de Burlada (Navarra) el año pasado en La Camperona. La formación vasca llega en un dulce momento, después de la exhibición como equipo y del propio Óscar Rodríguez en la Vuelta a Burgos, segundo en la clasificación general. Son ocho las victorias del equipo en 2019 de momento: tres etapas en la Volta ao Alentejo (Enrique Sanz), una en la Vuelta a Castilla y León (Sanz), dos en la Vuelta a Portugal, de Mikel Aristi y Héctor Sáez; otra en el GP Torres Vedras-Trofeo Agostinho (E. Sanz); y la reciente del propio Aristi en el Tour de Limousin (FRA/2.1).

Rodríguez, en La Camperona © ASO

Y para finalizar el conjunto Burgos BH con cinco nacionales: Diego Rubio, Jesús Ezquerra, Óscar Cabedo, Jorge Cubero y Ángel Madrazo. Segunda presencia para el equipo burgalés que intentará devolver la confianza mostrada por Unipublic con el principal objetivo de volver a estar en las escapadas de la carrera y dar batalla. Rubio y Ezquerra serán sus corredores de sobrada garantía. El rodador avulense ha preparado con mimo su tercera participación destacando en su temporada el cuarto puesto en el campeonato nacional y la victoria en la clasif. de la montaña de la Volta a la C. Valenciana. Ezquerra era líder la Vuelta a Aragón cuando tuvo una desafortunada caída que le apartó de la disputa, ya recuperado opta por filtrarse en fugas y dar presencia al equipo. Cabedo y Madrazo encontrarán su lugar donde mejor rendimiento sacan a sus prestaciones, la montaña, y Cubero en los finales con duros porcentajes. El conjunto «vinotinto» no cuenta con victorias españolas en todo el año, sin embargo, suma dos con la del portugués J. Fernandes en la 3ª etapa del Trofeo Agostinho y la de M. Gibson en la 13ª en el Qinghay Lake.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*