Vuelta Flandes: Canceladas por el coronavirus

Nicolás Van Looy / Ciclo21

Ediciones masculina y femenina canceladas por el coronavirus el 17 de marzo.

La empresa organizadora de las dos versiones de la Vuelta a Flandes, Flanders Classics, ha presentado el recorrido de la 104ª edición masculina prevista para el domingo 5 de abril con salida en Amberes y meta en Oudenaarde sobre un recorrido de 267 kilómetros sin apenas cambios con respecto a la edición del año pasado donde debutó Alejandro Valverde y ganó Alberto Bettiol.

La zona de Sint-Niklaas, Hamme, Berlare, Herzele y Zottegem precederá a los primeros tramos adoqinados de Lippenhovestraat y Paddestraat. A 150 kilómetros del final, llegará el primero de los tres pasos por el Viejo (Oude) Kwaremont, uno más que el Paterberg. El pequeño cambio es que la tercera subida será Eikenberg y no la Ladeuze, mientras que ya era conocido el ascenso al Muro de Geraardsbergen vía Tenbosse.

En los 50 kilómetros finles los mejores se toparán con el Koppenberg más los adoquines de Mariaborrestraat, Steenbeekdries y Taaienberg. «Desde el Kruisberg / Hotond en Ronse, el pelotón acometerá las subidas finales y decisivas de los viejos jueces Oude Kwaremont y Paterberg. Luego quedarán 13 kilómetros hasta el Minderbroedersstraat en Oudenaarde, donde ya podremos recibir al ganador de De Ronde por novena vez» asegura la organización.

159 kilómetros para las féminas

Por su parte, la carrera femenina saldrá de Oudenaarde desde donde cubrirán nada menos que 159 kilómetros con 10 subidas y 4 tramos adoquinados. «Al igual que los hombres, los primeros adoquines están esperando en Zottegem y conducirán a través de Tenbosse al Muur van Geraardsbergen. El Taaienberg, que se agregó el año pasado, se conservará en 2020 y es la puerta de entrada a un final idéntica al de los hombres. A través del Kruisberg / Hotond, las mujeres se dirigen al pasaje en los puntos clave de Oude Kwaremont y Paterberg. Después de eso, son 13 km para buscar a la sucesora de Marta Bastianelli«.

3 diciembre 2019

Ya es oficial. O, mejor dicho, doblemente oficial. El Pleno del ayuntamiento de Geraardsbergen decidió ayer no seguir pagando el canon de 50.000 euros a Flanders Classics para que la empresa organizadora de, entre otras, la Vuelta a Flandes mantenga el Muro en su recorrido. Según el alcalde de la localidad, Guido De Padt, el desembolso de esta cantidad “es éticamente indefendible” para asegurar la presencia de esta subida a 100 kilómetros de la línea de meta.

Pese a ello, Tomas Van den Spiegel, máximo responsable de la organización, ya ha confirmado que el Muro estará todavía presente en De Ronde de 2020 ya que, como ha asegurado tras conocerse la decisión del consistorio, “el recorrido de la próxima edición ya está cerrado”.

Pese a que Geraardsbergen no seguirá pagando por incluir el Muro en la Vuelta a Flandes, tanto el Ayuntamiento como Flanders Classics no han cerrado completamente la puerta a que, a partir de 2021, la famosa colina siga estando presente en la carrera.

Legendaria e icónica, los responsables municipales consideran que la subida tiene el suficiente valor patrimonial para la carrera como para no tener que pagar para ser parte del recorrido, sobre todo, teniendo en cuenta su poca importancia debido a la distancia a la que se encuentra de meta.

En este sentido, De Padt asegura que “seguiremos ofreciendo toda la ayuda logística y dando todas las facilidades posibles. Esperamos que la organización lo entienda y el icónico Muro siga en el recorrido”. Un extremo que Van den Spiegel no descarta, comentando que “queremos mantener un diálogo constructivo con el municipio de cara al futuro”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*