Vuelta País Vasco: Los bolardos de la indignación

Los bolardos del accidente © twitter

Los bolardos del accidente © twitter

Fernando Ferrari / Ciclo 21

Los profesionales  Sergio Pardilla (Caja Rural-Seguros RGA), Peter Stetina (BMC), Adam Yates (Orica) y Nicolas Edet (Cofidis) no tendrían que haber pasado la noche ingresados en los hospitales bilbaínos de Basurto y Cruces tras no poder concluir la primera etapa de la Vuelta al País Vasco. Pero sí lo hicieron. Fueron los peor parados de una caída en plena recta de meta, en la Gran Vía de la capital vizcaína, por culpa de unos bolardos mal señalizados, contra los que impactaron y que han causado una honda indignación en el pelotón y el mundo ciclista en general porque la organización de la ronda vasca -perteneciente al UCI World Tour- lo podría haber evitado adoptando mejores medidas de seguridad.

Un cono situado en su parte superior a modo de sombrero fue el único elemento visible que los corredores tuvieron en su camino. Unos los pasaron sin problemas, pero otros, a casi 60 kilómetros por hora en pleno lanzamiento del sprint, literalmente, se los tragaron. José Herrada (Movistar), el reaparecido italiano del Lampre, Diego Ulissi, o el colombiano del BMC, Darwin Atapuma, también se fueron al suelo, pero hoy podrán seguir sin problemas. Los cuatro mentados no podrán continuar en carrera.

La CPA, la asociación internacional de corredores que preside el excorredor Gianni Bugno, organizó cinco minutos de protesta en la salida de la 2ª etapa por el incidente de ayer. Posteriormente emitieron un comunicado oficial, a través de su delegado del CPA en la prueba y presidente del sindicato de corredores españoles, José Luis De Santos. “El CPA, siempre a la búsqueda de la seguridad de los corredores, quiere con esta acción inicial llamar a la reflexión sobre este asunto por parte de organizadores, UCI, medios y público en general”.

Estos bolardos, a la salida de la curva final, se colocan para proteger los contenedores en la zona de aparcamiento, por lo que de esta forma los vehículos no los golpean y mueven. En principio no se pueden desmontar, pero la solución pasaba por haber puesto un voluntario con una bandera o vallar la curva de manera correcta para impedir el impacto que posteriormente se produjo y que pudo haber tenido aún consecuencias más graves. Un error organizativo inexplicable para un evento de la magnitud y la historia de una carrera que siempre se distingue por su buen hacer. Ayer sólo desearon ánimos a los corredores implicados sin emitir ningún comunicado oficial sobre lo ocurrido y/o explicando por qué estaban sin apenas protección los bolardos.

Pardilla, atendido © Paulino Oribe / As

Pardilla, atendido © Paulino Oribe / As

El parte médico emitido por la carrera es desolador. Pardilla sufrió “un traumatismo craneoencefálico (TCE), hemoptisis (expectorar sangre) y una fractura en la muñeca izquierda”. Stetina, “una fractura de la rótula izquierda y la meseta tibial, además de “varias fracturas costales”. Yates y Edet fueron trasladados “al hospital de Basurto para realización de estudios complementarios” tras detectárseles “una fractura en el dedo mayor de la mano derecha”, en el caso de Yates, y “una fractura en el extremo distal de la clavícula izquierda y una fractura costal”, en el de Edet. A partir de ahora, tanto los corredores como los equipos implicados se reservan el derecho de denunciar a la organización de la prueba y reclamar las pertinentes indemnizaciones por los daños físicos causados a los deportistas.

Yvon Ledanois, director del BMC, fue claro en manifestaciones a cyclingpro.net. “Hay chavales en el hospital esta noche. ¿A qué esperan los organizadores? ¿A que haya muertos? ¿Tiene que pasar esto para que haya una verdadera reglamentación única en todas las carreras para preservar la salud de los corredores? Parece que pusieron en la recta final vallas que escondían los bolardos, no visibles y que han provocado esta caída. En zona de descenso, ¡los chicos iban a 80 por hora!

Y evidentemente el accidente no fue ajeno a las redes sociales con múltiples opiniones denunciando el suceso y criticando duramente a la organización como aquí exponemos unos ejemplos.

Fotos Aitor Fernández

bolardo6 bolardo5 bolardo 4 bolardo 3

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*